Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

Todas las personas saben bien que con la edad nuestros cuerpos empiezan a cambiar. Nos empiezan a salir canas, arrugas y demás. Esto es algo que damos por hecho y lo vemos bastante normal. Pero otras cosas como la incontinencia, el sexo que ya no se siente igual o que causa dolor, y el cambio en el aspecto de la vulva nos puede tomar por sorpresa. Y es de esperarse, porque mientras que la gente habla abiertamente sobre pintarse el pelo para cubrir las canas o inyectarse bótox para disimular las arrugas, casi nadie comparte lo que con la edad le sucede de la cintura para abajo. 

Pero como dicen, “mal de muchos consuelo de tontos”. Si bien envejecer es inevitable, no tenemos por qué resignarnos a sufrir por los cambios de nuestros cuerpos. Siempre hay algo que podemos hacer para mejorar nuestra salud y bienestar. Sigue leyendo que te contamos sobre cambios que pueden suceder en tu vulva y vagina y te damos algunas sugerencias para que “agarres al toro por los cuernos”. 

Cambia el aspecto

La vulva cambia con la edad, pero también por lesiones o por partos vaginales. Por ejemplo, cuando llega la menopausia con sus cambios hormonales, el vello púbico se hace más escaso y ¡empiezan a salir canas allá abajo! Pero también los labios vaginales se pueden estirar y ponerse flácidos. A algunas personas esto les genera inseguridad pues no les gusta cómo se ve su vulva. A otras personas esto les puede causar incomodidad y hasta dolor físico pues cuando los labios vaginales están flácidos y más largos, es fácil jalarlos durante el sexo o que empiecen a rozar contra la ropa interior.

Cambia el funcionamiento

Con la menopausia baja muchísimo la cantidad de estrógeno que el cuerpo produce. El estrógeno ayuda a mantener la elasticidad y humedad de las paredes vaginales, entre otras cosas. Cuando hay poco estrógeno, la piel de la vagina se hace delgada y reseca. Esto puede provocar molestias por la resequedad, además de dolor e irritación durante el sexo con penetración. 

Por otra parte, con los partos vaginales y la baja de estrógeno de la que estamos hablando, los músculos de la vagina se debilitan y se estiran. Pero ojo, con la edad a todas las personas con vagina se les debilitan estos músculos, en mayor o menor medida, aunque nunca hayan tenido un parto vaginal. 

Cuando los músculos de la vagina están débiles y estirados, el canal vaginal se hace más grande y puede que el sexo no se sienta igual. Además de este cambio en la función sexual, una vagina con debilidad muscular también puede provocar el prolapso de órganos, como la vejiga, el útero y el recto. Cuando hay un prolapso, los órganos ya no se sostienen en su lugar y se empiezan a colgar o presionar contra las paredes vaginales. Esto puede causar incontinencia y dolor. 

Pero siempre hay algo que se puede hacer

Hay cosas que pueden ayudar a mejorar no solo el aspecto sino también la función de tu vulva y vagina. Una opción es hacer ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos del piso pélvico y así mejorar la función sexual y el prolapso de órganos. También, hay terapias hormonales que ayudan con la resequedad, elasticidad y tono muscular de tu vagina. Sin embargo, lo mejor es con consultar con unx doctorx, como los que hay en el centro de salud de Planned Parenthood más cercano a ti, para ver qué es lo más recomendable en tu caso. 

También existen cirugías y procedimientos que pueden ayudar en algunos casos y para cuestiones estéticas, o de apariencia:

  • Labioplastia: cirugía para mejorar el aspecto de los labios vaginales cuando están grandes y flácidos. 
  • Perineoplastia: cirugía para reparar el perineo cuando se afloja después de tener partos vaginales. 
  • Vaginoplastia: cirugía para reforzar los músculos de la vagina, quitar tejido sobrante y hacer el canal vaginal más estrecho. 

Estas cirugías no se recomiendan para todas las personas, por lo que es importante consultar con tu doctorx para ver si estas alternativas son adecuadas para ti. 

En todo caso, lo importante es tener la información necesaria para entender lo que está sucediendo, las diferentes opciones de tratamiento que existen y los riesgos y consecuencias de cada uno de ellos. 

Etiquetas: Salud-sexual, menopausia, perimenopausia, Cambios-en-la-Vagina, Cambios-hormonales

Explora más

Planned Parenthood se preocupa por la privacidad de tus datos. Nosotros y nuestros socios externos usamos cookies, así como otras herramientas para recolectar, almacenar, monitorear y analizar información sobre tu interacción con nuestro sitio web para mejorar el rendimiento, analizar cómo usas nuestros sitios web y ayudar en nuestros esfuerzos de marketing. Puedes rechazar el uso de estas cookies y otras herramientas en cualquier momento visitando Configuración de cookies. Al hacer clic en 'Permitir todas las cookies', aceptas que recopilemos y usemos esos datos, y también aceptas nuestras Condiciones de uso. Si deseas más información, consulta nuestro Aviso de privacidad.

Configuración de cookies

Planned Parenthood se preocupa por la privacidad de tus datos. Nosotros y nuestros socios externos usamos cookies, así como píxeles y otras tecnologías de rastreo para recopilar, almacenar, supervisar y procesar cierta información sobre ti cuando accedes y usas nuestros servicios, lees nuestros correos electrónicos o tienes cualquier otro tipo de interacción con nosotros. La información recopilada puede estar relacionada contigo, con tus preferencias o con tu dispositivo. Usamos esa información para hacer que el sitio web funcione, analizar el rendimiento y el tráfico en nuestro sitio web, para ofrecer una experiencia web más personalizada y ayudar en nuestros esfuerzos de marketing. También compartimos información con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis. Puedes cambiar la configuración predeterminada según tus preferencias. No puedes rechazar nuestras cookies necesarias, ya que se usan para garantizar que nuestro sitio web funcione correctamente (por ejemplo, para mostrar el banner de cookies y recordar tu configuración). Si deseas más información, consulta nuestro Aviso de privacidad.

Marketing

Aceptar

Usamos publicidad en línea para promover nuestra misión y ayudar a las personas a encontrar nuestros servicios. Los píxeles de marketing nos ayudan a medir el éxito de nuestras campañas.

Desempeño

Aceptar

Usamos datos cualitativos para conocer tu experiencia de usuario y mejorar nuestros productos y servicios.