Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

Alguien nos preguntó: ¿Es normal tener falta de deseo sexual? Y, ¿por qué se acaba?

Libido, apetito sexual, ganas, arrechera, estar caliente, horniness… El deseo sexual es eso que sentimos cuando tenemos ganas de sexo o de algo sexual. Son esas "ganas" que para cada persona se manifiestan según lo que le guste.

Es normal y natural que tu deseo cambie. Puede que por momentos, por épocas y en general durante tu vida tu deseo sexual suba, baje y/o se quede igual. Entonces, sí, es súper normal tener falta de deseo sexual.

Ahora, es un tema del que usualmente no se habla abiertamente porque desafortunadamente todavía hay mucho estigma y tabúes alrededor del deseo y el placer sexual. Y es que nadie escapa al estigma sobre el deseo sexual. Las mujeres usualmente son juzgadas o por tener “muy poco” o “mucho apetito”, mientras que los hombres son juzgados por tener “muy poco”, pero no por tener “mucho”.

Entonces, ¿cuánto deseo es lo normal? Cuando se trata del deseo sexual depende de cada persona. Esto es así porque el "apetito sexual" es un mecanismo complejo que depende de cómo funciona la mente y el cuerpo de cada persona. Por eso, solo se trata de qué es lo normal para ti, y por lo mismo, es muy difícil comparar o medir tu deseo según el de otras personas. 

Muchas cosas pueden afectar tu deseo sexual. A la hora de indagar qué puede estar pasando, hay que mirar el “todo”, pues está muy relacionado tanto con tu cuerpo como con tu mente, salud, emociones, relaciones, entorno, en fin…con todo lo que te esté sucediendo en el momento.

Sin embargo, en general, hay varias cosas que pueden afectar tu apetito sexual:

  • Cambios hormonales. 
  • Embarazo, parto y/o lactancia (amamantar).
  • Estar pasando por la perimenopausia, menopausia o andropausia.
  • Estar tomando medicamentos que afecten el deseo sexual.
  • Alcohol y drogas.
  • Enfermedades.
  • Estrés.
  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Problemas de autoestima.
  • Haber vivido experiencias traumáticas como abuso y/o violencia.
  • Estar pasando por cambios grandes en tu vida como la pérdida de un ser querido, de tu trabajo, una ruptura, mudanza, nacimiento, entre otros.
  • Cansancio.
  • Problemas en tu relación.
  • Tener dolor durante el sexo.
  • Problemas en el sexo como dificultad para llegar al orgasmo o para sentir excitación sexual, como el trastorno del deseo sexual hipoactivo (TDSH).

Lo natural es que tu deseo sexual cambie y no sea exactamente “igual que antes”. Como es un mecanismo tan individual, ayudar muchísimo aprender a conocerte, saber qué te excita y te “enciende” para así reconocer más fácilmente cuando hay cambios y cuándo es momento de, si necesitas, buscar ayuda. 

Por ejemplo, aunque se suele pensar que cosas como “la edad” matan el deseo sexual, esto NO siempre es así. Aunque puede que por épocas se apague, esté más encendido o necesite una ayudita, muchas personas sienten deseo sexual y tienen vidas sexualmente activas en sus 70s, 80s y más allá. 

Si sientes que tienes falta (o nada) de apetito sexual y esto no es normal para ti (y te preocupa), quizá sea útil buscar apoyo. Muchísimas personas pasan por esto en algún momento de su vida, así que no te estreses más de la cuenta. Hay especialistas y tratamientos para ayudarte según tu caso. Si deseas leer más, aquí te compartimos algunos tips para aumentar tu deseo sexual, y en estas páginas hablamos más sobre la excitación, el deseo, los orgasmos y el placer sexual

¡Gracias por tu pregunta!

Etiquetas: blog-sexo-sin-verguenza, Apetito-sexual, Deseo-sexual, Deseo-sexual-bajo, Es-normal-tener-menos-deseo-sexual?, Tengo-falta-de-deseo-sexual

Explora más