Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

No sé bien en qué momento ser “tóxica” o “tóxico” se volvió lo más funny, pero to be honest, me preocupa. Mientras las redes sociales se siguen llenando de memes sobre relaciones disfuncionales, la realidad es que las relaciones tóxicas pueden afectar muchísimo tu amor propio

Let’s start from the beginning, tóxico significa “venenoso o dañino para el cuerpo”, en el caso de las personas, quienes son tóxicas afectan negativamente a quienes las rodean. El daño puede ser emocional, mental, físico o varios al tiempo y definitivamente afectan profundamente tu amor propio. 

Estas son algunas de las formas en que tu toxic relationship puede afectar tu amor propio:

  • Tus relaciones (sanas o tóxicas) afectan directamente la forma como te miras a ti mismx. Por ejemplo, pasar tiempo con alguien que te hace sentir bien, apoya tus sueños, te acepta como eres y celebra la persona única que eres, mejora tu autoestima (AKA amor propio). Mientras que una relación en la sientes que no te valoran, quieren, aceptan o aprecian, con el tiempo puede hacerte dudar de tu propio valor. 

  • Las relaciones tóxicas consumen tu energía. Cuando estás en una relación tóxica, mucho de tu tiempo y esfuerzo lo dedicas a tratar de que la otra persona esté feliz. Tu mente se mantiene pendiente de sus cambios de humor y sus necesidades, mientras tratas de evitar cualquier cosa que pueda enfadarle o molestarle. That’s exhausting! 

  • Son negatividad pura. Para las personas tóxicas siempre habrá algo mal: tú, la situación, su familia, sus amistades, el clima, su trabajo, su escuela y de alguna manera tú te sentirás que debes hacer lo que puedas para mejorar cosas que finalmente están fuera de control. Negativity afecta tu amor propio, la forma como te sientes y hasta cómo ves el mundo. 

  • Las relaciones tóxicas dañan tus otras relaciones. Después de pasar tiempo en una relación tóxica tu amor propio puede estar tan afectado que creas incluso que no mereces algo mejor. En muchos casos, puede que te acostumbres tanto a sentirte mal, que aún cuando salgas de esa mala relación, busques otras que te hagan sentir igual. 

  • Aunque las relaciones no son nunca perfectas, cuando son saludables lo sabrás porque la mayoría del tiempo te sentirás valoradx, queridx, aceptadx. Cómo te sientas física y mentalmente en tu relación es una buena manera de saber si estás en una relación tóxica que pueda estar afectando tu amor propio. 

 

Etiquetas: Amor-Propio, Quererme-bien, Quererte-bien, Relaciones-sanas, Relaciones-Toxicas, Sexo-Sin-Verguenza