Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

¿Qué es un orgasmo?

Un orgasmo es lo que pasa normalmente cuando llegas a la parte más intensa de la excitación sexual. Normalmente se siente muy bien. Cuando tienes un orgasmo (llegas o te vienes), la tensión sexual sube hasta que llega a su punto más alto y ahí es cuando se libera la presión de tu cuerpo y genitales

¿Qué pasa cuando tienes un orgasmo?

El cuerpo de cada persona es diferente, pero hay algunas señales físicas que suceden cuando llegas a un orgasmo. La señal más notoria es cuando tienes una sensación muy intensa de placer en tus genitales y en todo tu cuerpo. Los músculos en tu vagina o pene, y también los de tu ano, se contraen (aprietan) más o menos 1 vez por segundo, y de unas 5 a 8 veces. Tu ritmo cardiaco (latido del corazón) y tu respiración también se aceleran. 

Durante un orgasmo, tu pene normalmente arroja un chorro pequeño de semen (1 a 2 cucharadas) de semen (mecos), a esto se le llama eyaculación. Es posible tener un orgasmo sin eyacular o eyacular sin tener un orgasmo, pero normalmente los dos pasan al mismo tiempo. 

Es normal que tu vagina se ponga muy húmeda antes y durante tu orgasmo. También es posible que antes o durante el orgasmo salga un fluido diferente de tu vulva (a veces se le llama eyaculación femenina o “squirting” en inglés). Este fluido no es orina. La eyaculación por la vulva es menos común que la eyaculación por el pene, a algunas personas les pasa y a otras no, y las dos son totalmente normales. 

Inmediatamente después de un orgasmo, tu clítoris o tu glande (la cabeza de tu pene) pueden estar muy sensibles o puede ser incómodo tocarlos. También puedes tener rubor sexual que es cuando tu pecho, cuello y cara se ponen rojos por un tiempo corto. El orgasmo hace que se liberen endorfinas (las hormonas que te hacen sentir bien), y por eso puede que después de tener uno te sientas con sueño, relajadx  y feliz. Por eso algunas personas tienen orgasmos para aliviar el dolor, el estrés o para ayudarles a dormir. 

Cada persona siente los orgasmos de manera distinta, y también cada vez que tienes uno se siente diferente. Algunos son muy intensos, otros muy suaves, y otros ni muy suaves ni muy intensos. Los orgamos varían por muchas razones, inlcuyendo que tan cómodx te sientas, que tanta excitación sientas y qué tanta tensión sexual acumulaste antes de llegar al orgasmo.  

¿Cómo puedo llegar al orgasmo?

La mayoría de los orgasmos suceden durante la masturbación o el sexo (como el sexo oral, anal o sexo vaginal), cuando tu o una pareja estimula (toca o frota) tus genitales. Las personas que tienen vulva usualmente tienen orgasmos cuando estimulan su clítoris, vagina y/o ano. Las personas que tienen pene, usualmente tienen orgasmos cuando estimulan su pene, sus testículos y/o ano. Algunas personas pueden llegar a orgasmos estimulando sus pezones, o incluso solamente teniendo pensamientos sexuales. 

Muchas cosas pueden afectar tu capacidad de tener orgasmos, como tus hormonas, emociones, experiencias, creencias, estilo de vida, relaciones, tu salud física o mental, tomar ciertos medicamentos y consumir alcohol o drogas. 

Algunas personas pueden tener orgasmos rápido y fácil, pero otras necesitan más tiempo y esfuerzo. Es posible que puedas llegar al orgasmo en algunas ocasiones pero no en otras, dependiendo de con quién estás y qué estás haciendo. Todos los cuerpos son diferentes y no existe una manera “correcta” de llegar a un orgasmo.   

Algunas personas necesitan estimulación en ciertas partes de su cuerpo de una manera particular o con ciertos objetos (como vibradores) para llegar a un orgasmo. Muchas personas que tienen vulva, tienen orgasmos si estimulan su clítoris, pero no con penetración en su vagina. Otras simplemente no pueden llegar a un orgasmo estimulando su vagina. Todas estas diferencias son normales. Aprender cómo llegar a un orgasmo puede tomar tiempo y práctica. Experimentar con lo que se siente bien puede ayudarte a conocer tu cuerpo y a saber qué te gusta. 

Trata de no presionarte a ti, ni a tu pareja, para tener orgasmos. No todo el mundo puede llegar a orgamos durante el sexo o cuando están con otras personas. A veces las circunstancias simplemente no ayudan (por ejemplo, sientes nervios, cansancio o distracción). Algunas personas no pueden tener orgasmos nunca. Si tú y/o tu pareja no pueden llegar, no quiere decir que no se gusten o que son malos en el sexo.  El sexo y la masturbación pueden ser algo íntimo y divertido, y se pueden disfrutar con o sin orgasmos. Si tienes dificultades para tener orgasmos y esto te preocupa, puede que tengas disfunción orgásmica. Es bastante común y hay tratamientos para esto.