Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

La fertilización in vitro (FIV) contribuye a la fecundación, al desarrollo del embrión y a la implantación para que puedas lograr un embarazo.

¿Cómo funciona la fertilización in vitro?

A veces, esta tecnología se conoce por sus siglas: “FIV”. Es uno de los tipos más conocidos de tecnología de reproducción asistida (TRA). La fertilización in vitro funciona mediante una combinación de medicamentos y procedimientos quirúrgicos para facilitar que el esperma fecunde el óvulo y ayudar a que el óvulo fecundado se implante en el útero.

Primero, tomas medicamentos que hacen que varios óvulos maduren y estén preparados para la fecundación. Después el médico extrae los óvulos de tu cuerpo y los mezcla con el esperma en un laboratorio para ayudar a que el esperma fecunde los óvulos. Luego, te coloca 1 o más óvulos fecundados (embriones) directamente dentro del útero. El embarazo se produce si cualquiera de los embriones se implanta en el revestimiento del útero.

La fertilización in vitro tiene varios pasos, y lleva varios meses completar todo el proceso. A veces funciona en el primer intento, pero en muchos casos se necesita más de 1 ciclo de fertilización in vitro para lograr un embarazo. La fertilización in vitro definitivamente mejora tus posibilidades de embarazarte si tienes problemas de fertilidad, pero no hay garantía; el cuerpo de cada persona es diferente, y la fertilización in vitro no funciona en todos los casos.

¿Cuál es el proceso de la fertilización in vitro?

El primer paso de la fertilización in vitro es tomar medicamentos para la fertilidad durante varios meses para ayudar a que tus ovarios produzcan varios óvulos maduros y preparados para la fecundación. Esto se denomina inducción de la ovulación. Es posible que te hagan ultrasonidos o análisis de sangre regulares para medir el nivel de hormonas y hacer un seguimiento de la producción de óvulos.

Una vez que los ovarios hayan producido suficientes óvulos maduros, el médico los extrae de tu cuerpo (esto se llama “retiro de óvulos”). El retiro de óvulos es un procedimiento quirúrgico menor que se realiza en el consultorio del médico o en una clínica de fertilidad.

Te darán medicamentos para que tengas una experiencia cómoda y relajada durante el procedimiento. El médico usa ultrasonido para ver dentro de tu cuerpo y, a través de la vagina, coloca un tubo hueco delgado dentro del ovario y de los folículos donde se encuentran los óvulos. La aguja está conectada a un dispositivo de succión que retira suavemente los óvulos de cada folículo.

En un laboratorio, los óvulos se mezclan con los espermatozoides de tu pareja o de un donante; esto se llama “inseminación”. Los óvulos y el esperma se guardan juntos en un contenedor especial, y se produce la fecundación. Los espermatozoides que tienen menos movilidad (no nadan bien) pueden ser inyectados directamente en los óvulos para favorecer la fecundación. Los empleados del laboratorio vigilan el progreso de las células en los óvulos fecundados a medida que se dividen y se convierten en embriones.

Entre 3 y 5 días después de la recuperación de los óvulos, se colocan en el útero 1 o más embriones (esto se denomina transferencia de embriones). El médico desliza un tubo delgado y flexible a través del cuello uterino dentro del útero e inserta el embrión directamente en el útero a través del tubo.

Si cualquiera de los embriones se implanta en el revestimiento del útero, se produce el embarazo. La transferencia de embriones se hace en el consultorio del médico o en una clínica de fertilidad y, generalmente, no es doloroso.

Haz los arreglos necesarios para descansar el resto del día después de la transferencia de embriones. Puedes volver a tus actividades normales al día siguiente. Es posible que también tomes píldoras o te apliques inyecciones diarias de la hormona progesterona durante las primeras 8 a 10 semanas posteriores a la transferencia de embriones. Las hormonas facilitan que el embrión sobreviva en el útero.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la fertilización in vitro?

Como todos los medicamentos y procedimientos médicos, la fertilización in vitro tiene algunos riesgos y efectos secundarios posibles. Esto incluye lo siguiente:

  • Hinchazón
  • Dolores abdominales
  • Sensibilidad en los senos
  • Cambios del estado de ánimo
  • Dolor de cabeza
  • Hematomas a causa de las inyecciones
  • Reacción alérgica a los medicamentos
  • Sangrado
  • Infección

Puedes hablar con tu médico sobre todas las preguntas o preocupaciones que tienes acerca de los riesgos de la fertilización in vitro y los efectos secundarios.

La fertilización in vitro también puede ser difícil de sobrellevar emocionalmente, tanto para la persona que recibe el tratamiento como para su pareja o familiares. Muchas personas que transitan el tratamiento de fertilización in vitro luchan contra la depresión y la ansiedad durante el proceso.

Hablar con personas que han tenido problemas de fertilidad y han pasado por la fertilización in vitro puede ser de gran ayuda si sientes desánimo o agobio. Las comunidades en línea o en persona también son buenos lugares para conocer gente que comprenda lo que estás pasando y te pueda ofrecer consejos y apoyo. Los consejeros y terapeutas también pueden ser fuentes de consuelo.

Puedes obtener más información sobre grupos de apoyo y sobre cómo enfrentar el estrés de los tratamientos de fertilidad en RESOLVE: The National Infertility Association (Asociación Nacional para los Problemas de Infertilidad). Tu médico, el especialista en fertilidad o el Centro de salud de Planned Parenthood local también pueden ofrecer otros recursos y consejos relacionados con la búsqueda de terapeutas o grupos de apoyo en tu área.

¿Cuánto cuesta la fertilización in vitro?

La fertilización in vitro suele ser muy costosa. Algunos estados tienen leyes que dicen que las compañías de seguro de salud deben cubrir parte o todo el costo de los tratamientos de infertilidad si cumples con ciertos requisitos. Sin embargo, muchos planes de seguros de salud no ofrecen ninguna cobertura para tratamientos de fertilidad.

Puedes obtener más información acerca de la cobertura de seguro médico de la fertilización in vitro y otros tratamientos de fertilidad en: The National Infertility Association (Asociación Nacional para los problemas de Infertilidad).

El costo de 1 ciclo de fertilización in vitro incluye medicamentos, procedimientos, anestesia, ultrasonidos, análisis de sangre, trabajo de laboratorio y almacenamiento de embriones. El costo exacto de un ciclo de fertilización in vitro varía, pero puede llegar a ser $15,000 o más.