Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

WASHINGTON — Hoy, Planned Parenthood Federation of America, Physicians for Reproductive Health y los defensores de la salud reproductiva en el Congreso realizaron una conferencia de prensa sobre la importancia de proteger el acceso a los métodos anticonceptivos y bloquear la perjudicial ley mordaza del Título X, creada por la administración de Trump, como parte de los proyectos de ley de gastos de fin de año. El Título X, es el programa bipartidista, popular y efectivo que ha brindado métodos anticonceptivos a bajo costo y atención de la salud reproductiva esencial durante casi 50 años a las personas de bajos ingresos. Sin embargo, a principios de este año, la ley mordaza de la administración de Trump forzó la salida de Planned Parenthood y otros proveedores de atención médica del programa,  poniendo en riesgo al acceso a la atención médica de millones de personas. La mayoría de los pacientes que dependen del programa Título X son personas de color que incluyen a hispanos o latinos. Dado que las personas de color han enfrentado innumerables obstáculos para acceder a la atención médica, en muchos estados, los centros de salud del Título X son de los pocos lugares donde estas comunidades —especialmente las de bajos ingresos o provenientes de zonas rurales— pueden acceder a servicios de atención de la salud reproductiva a bajo costo.

Los miembros del Congreso que se sumaron a los pacientes y proveedores en la conferencia de prensa fueron la Senadora de EE. UU. Patty Murray (D-WA), el Senador de EE. UU. Sherrod Brown (D-OH), la Senadora de EE. UU. Mazie Hirono (D-HI), la Representante de EE. UU. Rosa DeLauro (D-CT), la Representante de EE. UU. Barbara Lee (D-CA) y la Representante de EE. UU. Judy Chu (D-CA). 

Declaraciones de la Sen. Patty Murray, miembro de Más Alto Rango en el Comité de Senatorial de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones (D-WA):

“Las mujeres y los hombres en todo el país han sido claros: creen que es inaceptable que alguien pierda el acceso a proveedores en los que confían, atención a bajo costo que necesitan o información médica sobre su salud, solo porque un político pensó que sus opiniones ideológicas eran más importantes. Los líderes republicanos del Senado no han hecho nada mientras el presidente Trump desmantela el históricamente bipartidista programa Título X y amenaza con cortar el acceso a la atención médica para millones de mujeres y familias. Pero los demócratas no se están dando por vencidos y no vamos a permitir que eso suceda.

Declaraciones de la Representante de los Estados Unidos, Rosa DeLauro, presidenta del Subcomité de Asignaciones de Trabajo, Salud y Servicios Humanos y Educación:

“Debemos estar cogidos de las manos para defender la atención médica de las mujeres y derrotar la ley mordaza doméstica. La cruel norma de la administración Trump-Pence y, en mi opinión, ilegal, que ha obligado a Planned Parenthood a salir del Título X, el único programa de nuestro país dedicado a métodos anticonceptivos y planificación familiar. La ley mordaza doméstica es una estratagema política peligrosa. Como presidenta del Subcomité de Asignaciones de la Cámara de Representantes que financia el programa Título X, pueden estar seguro de que vamos a luchar para bloquear esta regla que amenaza la salud de millones de personas".

Declaraciones de Jacqueline Ayers, vicepresidenta de Relaciones Gubernamentales y Políticas Públicas de Planned Parenthood Federation of America:

“La antiética ley mordaza del Título X creada por la administración de Trump dificulta el acceso a los métodos anticonceptivos y a la atención de la salud reproductiva para las personas que ya enfrentan obstáculos a la hora de recibir atención médica. Los estadounidense no quiere esto y ahora es el Congreso el que debe actuar. Agradecemos el compromiso de los defensores de la salud reproductiva en el Congreso que han respaldado a los pacientes, proveedores y familias en esta lucha. Ellos continúan trabajando para revertir esta peligrosa ley mordaza y así proteger los métodos anticonceptivos para todos los estadounidenses”. 

Declaraciones de Dr. Serina Floyd, OB-GYN en Washington, D.C. y miembro de Physicians for Reproductive Health:

“Estamos aquí hoy para asegurarnos de que el Congreso entienda cuánto está en juego. La ley mordaza de la administración Trump es un ataque a una de las relaciones más importantes en la vida de algunas personas: la relación entre un paciente y su proveedor de atención médica. Estos cambios en las reglas son un ataque a la capacidad del paciente para tener control total sobre sus propias decisiones médicas. Las personas están perdiendo el acceso a métodos anticonceptivos, se les está ocultando información sobre cómo acceder a la atención del aborto, y esta regla hará que sea casi imposible acceder a una prueba de ITS o detección de cáncer para muchas personas. Estos cambios en las reglas afectan a aquellos que ya enfrentan los mayores desafíos para acceder a la atención médica crucial: personas con bajos ingresos, personas de color, inmigrantes y la comunidad LGBTQ ".

El Congreso tiene en este momento, la facultad de revertir la ley mordaza,  una facultad que la gente de todo el país desea que use. En junio, la Cámara de Representantes aprobó un paquete de gastos que incluía un lenguaje fuerte que impedía que la ley mordaza del Título X creada por la administración de Trump, se implemente. En la actualidad, el Senado y el Congreso en su totalidad deben hacer lo mismo y restablecer el acceso a los métodos anticonceptivos, las pruebas de detección de las ITS y demás servicios esenciales para las personas de bajos ingresos. 

Antes de que los centros de salud de Planned Parenthood fueran forzados a salirse del Título X por la Administración de Trump, estos formaban parte de este  programa de planificación familiar desde su creación, y atendían al 40% de todos los pacientes del Título X cada año. En total, la ley mordaza de la administración de Trump ha forzado la salida de los centros de salud de Planned Parenthood y concesionarios directos en 15 estados. En la actualidad, hay seis estados sin servicios financiados por el Título X (Hawaii, Oregon, Maine, Utah, Vermont y Washington). En consecuencia, más de la mitad de los pacientes que dependen de los fondos del Título X se han quedado sin los proveedores que los atendían. 

En muchas comunidades, Planned Parenthood es el único proveedor de atención de la salud reproductiva a precios módicos o el único proveedor que ofrece atención especializada como servicios de provisión de DIU o la inyección anticonceptiva. A causa de la ley mordaza, las personas que no pueden encontrar o no pueden pagar a otro proveedor de atención de la salud reproductiva no tendrán dónde recurrir o directamente se quedarán sin métodos anticonceptivos. Incluso en las zonas donde existen otros proveedores, éstos se encuentran saturados y ya no pueden atender a más pacientes. 

La comunidad médica, los expertos en salud pública y el público en general se oponen a esta ley. La ley mordaza es rechazada por la Asociación Médica Estadounidense y las principales asociaciones médicas, como el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, el Colegio Estadounidense de Médicos además de 110 organizaciones de salud pública y expertos en salud pública como el ex cirujano general de los Estados Unidos, el Dr. Vivek H. Murthy, y muchos otros. Un grupo de 19 organizaciones médicas diferentes, alcaldes, legisladores estatales, más de 200 miembros del Congresogobernadores Demócratas y varios otros gobernadores también han rechazado esta legislación.

###

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de una atención médica asequible de alta calidad para mujeres, hombres y jóvenes, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado y compasión, con respeto y sin juzgarlos. A través de centros de salud, programas en escuelas y comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de información de salud que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables.