Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

La pubertad es una de esas épocas en la vida donde pasamos por una especie de extreme makeover. Todo cambia: tu cuerpo, tus sentimientos, emociones, lo que te gusta y lo que no, tus comportamientos, cómo te vistes, entre otros. Y aunque TODXS pasamos por la pubertad, no siempre es fácil y mucho menos para las personas jóvenes transgénero

Aunque nos hayan explicado una que otra cosa sobre la pubertad en la casa o en la escuela (te va a salir vello púbico, tus genitales cambiarán, te saldrán pechos, te va a cambiar la voz, quizá tengas acné, quizá andes “sensible”), es difícil imaginar y saber cómo se van a sentir todos esos cambios…extremos. 

Creo que la pregunta reina de la pubertad es, ¿soy normal? En todas sus variaciones: ¿Esto es normal? ¿Mis amigos son normales? ¿Si ellx tiene yo por qué no? ¿Por qué no me ha salido nada? ¿Por qué me salió ya? ¿Tengo algo mal? ¿Es muy grande? ¿Muy pequeño/a? 

A esto sumemos las nuevas emociones y sentimientos gracias a los cambios hormonales, y además lo que nos puede producir sentirnos tan extrañxs en nuestro propio cuerpo. Mejor dicho, todo un cocktail de “bicho raro”.

Para alguien trans, esta etapa puede ser aún más confusa y difícil pues se vuelve cada vez más evidente que tu cuerpo o como te ves no corresponde con la manera en que te sientes por dentro. También puede aparecer la disforia de género y/o muchas emociones y experiencias difíciles. 

Puedes sentir frustración, confusión, incomodidad, ansiedad, tristeza, extrañeza, disgusto, desagrado, vergüenza, en fin… you name it. Todo esto es normal, aunque para uno no se sienta nada normal ni bien experimentarlo. Y aunque cada persona vive la pubertad de manera diferente, todas las personas en general y todas las personas trans y no binarias pasan por ella, entonces, no estás solx.

En nuestra cultura, se ha tendido a entender la pubertad como ese momento donde te conviertes en hombre o mujer (de aquí el popular “felicitaciones, ya eres una mujer” cuando te baja el periodo por primera vez). Pero la realidad es mucho más diversa, pues hay muchos otros géneros, y cuerpos

Todo esto para decir que tus sentimientos o la forma en que te sientas respecto a tu género durante la pubertad es normal y está bien, sin importar cuál sea, y sin importar también si te sientes confundidx. No tienes que tener todas las respuestas y está bien que te tomes todo el tiempo que necesites. Lo importante es que te sientas apoyadx durante el proceso. Por eso, puede ser muy útil hablar con una persona adulta de confianza, conectarte con personas como tú, o con unx profesional de salud que tenga experiencia en estos temas.

Aunque hoy hay más información que antes acerca de la pubertad y la diversidad de géneros, la realidad es que hay una gran falta de educación, servicios y recursos para las personas trans (sus familias, escuelas y sociedad) cuando atraviesan por la pubertad, y en general.  

Lxs jóvenes trans (y de género no binario) enfrentan no solo discriminación, violencia, abusos, amenazas, bullying, rechazo, sino que tienen un altísimo riesgo de depresión y suicidio: una encuesta de The Trevor Project de 2019 (disponible en inglés) encontró que más de la mitad de jóvenes transgénero y de género no binario en los Estados Unidos habían considerado seriamente el suicidio. Pero al mismo tiempo, encontró que el 87% considera importante poder conectarse con organizaciones especializadas en atender a jóvenes trans en crisis. 

Si tú o alguien que conoces necesita ayuda o apoyo, te recomiendo los siguientes recursos en línea:

Etiquetas: feliz-cumpleaños-sexo-sin-verguenza, Como-es-la-pubertad-si-soy-trans, Dia-Internacional-de-la-visibilidad-trans, Pubertad-para-personas-trans

Planned Parenthood se preocupa por la privacidad de tus datos. Nosotros y nuestros socios externos usamos cookies, así como otras herramientas para recolectar, almacenar, monitorear y analizar información sobre tu interacción con nuestro sitio web para mejorar el rendimiento, analizar cómo usas nuestros sitios web y ayudar en nuestros esfuerzos de marketing. Puedes rechazar el uso de estas cookies y otras herramientas en cualquier momento visitando Configuración de cookies. Al hacer clic en 'Permitir todas las cookies', aceptas que recopilemos y usemos esos datos, y también aceptas nuestras Condiciones de uso. Si deseas más información, consulta nuestro Aviso de privacidad.

Configuración de cookies

Planned Parenthood se preocupa por la privacidad de tus datos. Nosotros y nuestros socios externos usamos cookies, así como píxeles y otras tecnologías de rastreo para recopilar, almacenar, supervisar y procesar cierta información sobre ti cuando accedes y usas nuestros servicios, lees nuestros correos electrónicos o tienes cualquier otro tipo de interacción con nosotros. La información recopilada puede estar relacionada contigo, con tus preferencias o con tu dispositivo. Usamos esa información para hacer que el sitio web funcione, analizar el rendimiento y el tráfico en nuestro sitio web, para ofrecer una experiencia web más personalizada y ayudar en nuestros esfuerzos de marketing. También compartimos información con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis. Puedes cambiar la configuración predeterminada según tus preferencias. No puedes rechazar nuestras cookies necesarias, ya que se usan para garantizar que nuestro sitio web funcione correctamente (por ejemplo, para mostrar el banner de cookies y recordar tu configuración). Si deseas más información, consulta nuestro Aviso de privacidad.

Marketing

Aceptar

Usamos publicidad en línea para promover nuestra misión y ayudar a las personas a encontrar nuestros servicios. Los píxeles de marketing nos ayudan a medir el éxito de nuestras campañas.

Desempeño

Aceptar

Usamos datos cualitativos para conocer tu experiencia de usuario y mejorar nuestros productos y servicios.