Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

El lubricante es un líquido o gel que puedes usar durante el sexo para disminuir la fricción y aumentar el placer. Cuando se trata de sexo y jugueteo sexual, el lubricante hace que las cosas sean más smooth, y hasta ayuda a que el sexo sea más seguro al prevenir la irritación y los pequeños desgarres que pueden ponerte en más riesgo de contraer una infección de transmisión sexual (ITS).

¿Cuándo debería usar lubricante?

Cualquier momento es un good time para usar lubricante. Aunque la vagina usualmente produce su propia lubricación, a veces necesita un poco de ayuda, and there’s no shame in that!  Entonces, los lubricantes son un excelente acompañante para el sexo vaginal. Cuando se trata de sexo anal, los lubricantes son clave para asegurar la comodidad y la seguridad. Y aunque no es necesario usar lubricante para tener sexo oral, sí existen lubricantes para este propósito y hay quienes dicen que aumenta el placer. También puedes usar lubricantes cuando te masturbas (o masturbas a una pareja) y cuando usas juguetes sexuales (ya sea solx o acompañadx). 

 ¿Qué tipos de lubricantes existen? 

  • Lubricantes a base de agua: Una opción común. Los puedes encontrar en muchas farmacias y tiendas. Vienen de todos los colores y sabores, pero recomendamos no usar lubricantes que contengan sabores, fragancias o ingredientes que dan un efecto de calor, ya que estos pueden causar irritación o infecciones. Los lubricantes de agua son fáciles de limpiar, pero se secan rápidamente, así que quizás tengas que reaplicarlos unas cuantas veces mientras estás teniendo sexo. No son ideales para tener sexo en el agua (en la ducha, la alberca, etc.) porque se lavan muy fácilmente, pero sí son seguros para usar con condones y juguetes sexuales de látex. Si tú o tu pareja usan el anillo anticonceptivo vaginal, este es el único tipo de lubricante que deberías usar, ya que los otros tipos de lubricante pueden dañar el anillo y ponerte en riesgo de embarazo. 
  • Lubricantes a base de silicona: Un poco más espesos y resbaladizos que los lubricantes de agua. Duran más tiempo pero son un poco más difíciles de limpiar.  Son seguros para usar con condones, pero no deberías usarlos con juguetes sexuales de látex, ya que los dañan. 
  • Lubricantes a base de aceite: Incluyen lubricantes que puedes comprar en las farmacias y tiendas, igual que aceites de origen vegetal (como el aceite de coco). Los lubricantes a base de aceite NO se deben usar con condones de látex (está bien usarlos con condones de nitrilo o poliuretano) porque el aceite daña este tipo de condones y te deja en riesgo de embarazo o de contraer una ITS. 

¿Existen lubricantes caseros? 

We get it. A veces no tienes un lubricante a la mano cuando las cosas se ponen hot. Si este es el caso, ¿por qué no usar algo que ya tengas en casa? Si piensas hacer esto, hazlo con mucho cuidado. Por un lado, sí existen algunas substancias que pueden servir como lubricante - incluyendo aceites como el de coco, de oliva y el aceite de vitamina E. Sin embargo, estos pueden causar irritación o alergia en algunas personas, y no se pueden usar con condones de látex. 

Por otro lado, existen substancias que definitivamente NO recomendamos usar como lubricante - estas incluyen mantequilla, lociones (especialmente si contienen fragancias), miel o cualquier tipo de jarabe dulce, pasta dental y saliva. Todas estas pueden causar irritación, infecciones, alergia, dolor e incomodidad. 

¿Cómo puedo escoger el mejor lubricante para mi? 

Si existen tantas variedades y tipos de lubricantes, ¿cómo puedo saber cuál comprar? Estos tips te ayudarán a elegir el mejor lubricante para ti, y para la ocasión: 

  • Piensa cómo lo vas a usar. Pregúntate ¿Qué tipo de sexo vas a tener? ¿Será un quickie o una maratón? ¿Vas a usar condón? ¿Necesitas algo ya?
  • Lee los ingredientes. Si tienes alergia a algún ingrediente específico, querrás evitar los lubricantes que lo contienen. En general, recomendamos evitar lubricantes que tienen azúcares porque pueden causar irritación o infección.
  • Pruébalos antes de usarlos. Ponte un poco de lubricante en un área del cuerpo menos sensible (como la parte interior de tu brazo o muslo) antes de usarlo en tus genitales o ano, para asegurarte de que no causará una alergia. 

Prueba diferentes tipos y marcas. Así podrás encontrar el que te guste más.

Etiquetas: Sexo-Sin-Verguenza, Como-Elegir-el-Mejor-Lubricante, Hablemos-de-Lubricantes, LubeTalk

Explora más