Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

Alguien nos preguntó: A mi novio y a mi nos gusta el sexo duro y nos ponemos en distintas posiciones. Ya me ha pasado varias veces que cuando tengo sexo, se me salen gases por la vagina, ¡como si fuera un pedo! Siempre que pasa nos reímos pero igual yo me muero de vergüenza. ¿Qué puedo hacer para que no me pase más?

Los pedos o gases vaginales (AKA queefing) son súper normales y le pasa a muchas personas. Para tu tranquilidad, debes saber que NO son realmente gases, sino aire que entra en tu vagina y luego tiene que salir. Como te habrás dado cuenta los pedos vaginales, que son muy distintos a lo que sucede cuando algo que comiste te cae de la patada, no huelen feo. 

OK, so, ¿cómo ocurren los pedos vaginales? Cuando tienes sexo (incluido cuando te masturbas), los dedos, penes o juguetes sexuales pueden atrapar aire dentro de tu vagina cuando entran y salen. Cuando salen, el aire que estaba atrapado también empieza a salir, ¡y de ahí vienen los tales pedos vaginales! Esto también pasa a veces cuando estiras o haces ejercicio. 

Aunque existen algunas cosas que puedes hacer para tratar de evitarlos, no hay una fórmula 100% garantizada para que no tengas pedos vaginales nunca más. El sexo involucra cuerpos y los cuerpos hacen cosas weird a veces. Lo que sí es que hay posiciones como doggy style (AKA el perrito) que hacen que entre más aire a tu vagina y haya mayor probabilidad de que se escape un pedito vaginal. 

Recuerda que no tienes de qué avergonzarte. Por lo que cuentas, tú novio y tu van por buen camino, tomárselo con humor es the best you can do. Si no puedes cambiarlo, hablarlo, tomarlo con naturalidad y reírse, son las mejores opciones.

Tags: queefing, sexo, Sexo_Sin-verguenza, Gases-vaginales