Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

Tener conversaciones sobre sexualidad con adolescentes no es asunto sencillo, ¡menos si se trata de tu hijx! Aunque muchos papás, mamás y cuidadorxs desearían que sus hijxs nunca tuvieran sexo, lo más probable es que eventualmente vaya a suceder. Hablarle a tu adolescentes sobre anticonceptivos, prevención de ITS y embarazo es SÚPER importante, pero no es lo único que importa. El placer hace parte fundamental de una vida sexual plena. 

Te voy a invitar a que viajemos al pasado: recuerda cuando empezaste a explorar sexualmente. ¿Te masturbabas? ¿Sabías qué tipo de cosas te excitaban y te hacían sentir bien? ¿Sabías cómo guiar a tu pareja sexual para lograr un orgasmo?  Aunque muchas de estas cosas las aprendes con la práctica, hay unos puntos de partida que puedes compartir con tu adolescente para ayudarle a tener sexo más placentero. 

Anímale a hablar de lo que siente

El placer sexual hace parte de una larga lista de gustos que tiene cada ser humano. Por eso animar a tu hijx a que hable de lo que le gusta y no le gusta, de cómo se siente, qué le pone de buena onda, qué situaciones disfruta, le enseñará el valor de expresar sus preferencias. 

Permite que te vea disfrutar

Tranqui, no estoy hablando del sexo, pero si de que expreses las cosas que te gustan: comida, texturas, películas, libros y todas las cosas que disfrutas. Muéstrale a tu hijx que el placer es maravilloso y parte de la vida cotidiana. 

Normaliza el contacto físico

Muchas parejas esconden sus muestras de afecto de sus hijxs porque les da pena o no les parece apropiado. En realidad permitir que tu adolescente vea las muestras de afecto entre ustedes es una forma de decirle que disfrutar es una parte sana y normal de las relaciones de pareja. 

Honestidad, ante todo

Lxs adolescentes están en una etapa muy importante de descubrimiento de quiénes son y valorarán que tú también seas vulnerable. Seguramente en este punto has tenido una o varias conversaciones sobre sexualidad con tu hijx, así que puedes empezar por decirle algo como: “Sé que hemos hablado de sexo antes, pero me di cuenta que nunca hemos platicado sobre el placer…” Con honestidad dile que no tienes todas las respuestas, pero estás ahí para que puedan hablar y aprender juntxs. 

Más allá de los bebés

Explícale a tu adolescente que el sexo no es sólo para reproducirse y que el placer es primordial. Háblale de la importancia de que tanto tu hijx como la otra persona disfruten del encuentro. Es muy importante que hablen sobre consentimiento, cualquier persona puede decir “no” o “sí” frente a algo sexual, cambiar de opinión en cualquier momento, y en cualquier caso se debe respetar. 

El “yo con yo” 

Una de las maneras en las que las personas empiezan su exploración sexual es masturbándose. Puedes decirle que hacerlo es algo muy natural, de lo cual no tiene que sentir vergüenza y que además es mucho más seguro que tener sexo con otra persona, ya que no hay riesgo de contraer una infección de transmisión sexual o enfrentar un embarazo no planeado. 

Escúchale

Acá es importante que pongas atención a las cosas que tus adolescente te diga respecto al sexo y el placer, pero también a las que no te diga. Lo menos que quieres es forzarle a hablar si es evidente que le incomoda. 

Responde sus preguntas

Trata lo mejor posible de responder sus preguntas sin juzgarle. Sino sabes la respuesta díselo, pueden buscar la respuesta en algún blog, leyendo un libro o viendo algún video sobre el tema. Lo importante es que tu hijx sepa que estás ahí para cuando te necesite. 

Regálale placer

Como cualquier otro tema relacionado con el sexo, hablar de placer sexual es algo que seguramente harás con tu hijx varias veces, en la medida en que vaya creciendo, sus gustos vayan cambiando, tenga una pareja, etc. Entre más conozcas su opinión y dudas sobre el tema más sabrás qué tipo de cosas puedes regalarle: si le gusta leer puedes darle un libro de literatura erótica, por ejemplo. Si sientes que hay ese nivel de confianza puedes preguntarle si le interesaría tener un vibrador e incluso pueden comprarlo juntxs discretamente desde casa. 

Lo importante es recordar que tu adolescente va a experimentar con o sin tu guía y seguramente preferirás poder apoyarle y aconsejarle. 

Etiquetas: Educacion-Sexual, Mes-de-Hablemos, Salud-sexual, Sexo-y-Placer, Sexo_Sin-verguenza, let's talk month