Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

Visitarás al centro de salud para recibir información sobre el proceso, un examen médico y el aborto. El aborto en sí toma entre 5 y 10 minutos, y te darán medicamentos que ayuden a calmar el dolor.

¿Qué debo hacer antes del aborto realizado en una clínica?

Antes del aborto, tendrás una consulta con tu enfermero, tu médico o con el terapeuta del centro de salud para ver si el aborto es la decisión adecuada para ti y hablar sobre qué opciones de aborto tienes. Te revisarán y te harán análisis de laboratorio, y puede que te hagan un ultrasonido para averiguar cuánto tiempo llevas de embarazo.

Tu médico o enfermero te dirán si es necesario que hagas algo más para prepararte para el aborto. Te daremos instrucciones escritas acerca de cómo cuidarte después del aborto y sobre cómo tomar los medicamentos que te indiquen. También te darán un número al que puedes llamar las 24 horas, todos los días, si tienes alguna pregunta o preocupación.

Es probable que tengas sangrado y dolores abdominales después del aborto. Por esta razón, haz los arreglos necesarios para tener más comodidad durante el tiempo de recuperación. Toma el resto del día para descansar. En caso de que lo necesites, ten listas toallas sanitarias y una almohadilla térmica para los dolores abdominales. Asegúrate de tener analgésicos, como ibuprofeno (Advil o Motrin), pero no tomes aspirinas porque pueden ocasionar un sangrado más abundante.

¿Cómo funciona el aborto?

El aborto por aspiración es el procedimiento para abortar más utilizado. 

Antes del aborto, te darán analgésicos para aliviar los dolores abdominales. Es posible que te seden durante el aborto. Con algunos tipos de sedación estarás consciente, pero con un gran nivel de relajación. Con otros, te dormirás por completo. También te darán antibióticos para evitar infecciones.

Un enfermero o médico te dará medicamentos que ayudan a abrir el cuello uterino antes del aborto. A veces, también ponen unos pequeños palillos dilatadores conocidos como laminaria en la abertura del cuello uterino, un día o algunas horas antes de realizar el procedimiento. La laminaria absorbe los líquidos del cuerpo y se expande, lo que estira lentamente la abertura del cuello uterino.

En la sala de procedimientos, habrá una persona del equipo que ayudará al médico o enfermero y te dará apoyo a ti durante el aborto.

Durante un procedimiento de aborto por aspiración, el médico o enfermero hará lo siguiente:

  • Examinar el útero.
  • Introducir un espéculo para ver dentro de la vagina.
  • Inyectar un medicamento anestésico en el cuello uterino o cerca de él.
  • Ensanchar la abertura del cuello uterino con una serie de varillas dilatadoras, si es que no las colocaste anteriormente.
  • Deslizar un tubo delgado dentro del útero a través del cuello uterino.
  • Utilizar un dispositivo o una máquina de aspiración manual que elimina cuidadosamente el tejido del embarazo del útero.
  • También pueden usar una pequeña herramienta quirúrgica llamada “legra” para sacar el tejido que haya quedado en el útero o para revisar el útero con el fin de asegurarse de que esté completamente vacío.

Una vez terminado el aborto, esperarás en el área de recuperación hasta que te sientas mejor y estés en condiciones de irte.

Este tipo de aborto toma entre 5 y 10 minutos, pero tu cita médica tomará más tiempo, ya que necesitas que te examinen, leer y firmar formularios, y permanecer en el área de recuperación durante hasta una hora.

¿Estás pensando en tomar anticonceptivos? Mientras estés ahí, puedes pedir que te coloquen un implante o te apliquen la inyección anticonceptiva, o que te den una receta médica para un anticonceptivo. Algunos médicos, clínicas de aborto y centros de salud de Planned Parenthood pueden colocarte un dispositivo intrauterino (DIU) justo después del aborto, en el mismo procedimiento.

¿Qué sucede durante un procedimiento de dilatación y evacuación?

El procedimiento de dilatación y evacuación se usa para los abortos que se realizan después de 16 semanas desde tu último período menstrual. Antes del procedimiento de dilatación y evacuación, el médico o enfermero te tienen que preparar el cuello uterino. Esto significa que es posible que te administren medicamentos que ayuden a abrir el cuello uterino. El médico también puede poner unos pequeños palillos dilatadores conocidos como laminaria en la abertura del cuello uterino, un día o algunas horas antes de realizar el procedimiento. La laminaria absorbe los líquidos del cuerpo y se expande, lo que estira lentamente la abertura del cuello uterino.

En el caso de abortos a finales del segundo semestre de embarazo, posiblemente necesites también una inyección en el abdomen antes de comenzar con el procedimiento.

Antes del aborto, te darán analgésicos para aliviar los dolores abdominales. Es posible que te seden durante el aborto. Con algunos tipos de sedación estarás consciente, pero con un gran nivel de relajación. Con otros, te dormirás por completo. También te darán antibióticos para evitar infecciones.

Una vez que estés en la sala de procedimientos, habrá un miembro del personal que ayudará al médico y te dará apoyo a ti durante el aborto.

Durante el aborto por dilatación y evacuación, el médico o enfermero hará lo siguiente:

  • Examinar el útero.
  • Introducir un espéculo para ver dentro de la vagina.
  • Inyectar un medicamento anestésico en el cuello uterino o cerca de él.
  • Ensanchar la abertura del cuello uterino con una serie de varillas dilatadoras.
  • Deslizar un tubo delgado dentro del útero a través del cuello uterino.
  • Usar una combinación de herramientas médicas y un dispositivo de aspiración para extraer el tejido del embarazo del útero.

Una vez que el procedimiento finalice, esperarás en el área de recuperación hasta que te sientas mejor y estés en condiciones de irte.

Un procedimiento de aborto por dilatación y evacuación toma entre 10 y 20 minutos. Pero tu cita médica tomará más tiempo, ya que necesitas que te examinen, leer y firmar formularios, que te preparen el cuello uterino y permanecer en el área de recuperación durante hasta una hora.

Si te interesa usar anticonceptivos, mientras estés ahí, puedes preguntar sobre el implante, el DIU, la inyección anticonceptiva, o pedir que te den una receta médica para otra tipo de anticonceptivo.

¿El aborto duele?

Cada persona vive una experiencia diferente en el aborto. Para algunos puede ser muy doloroso, mientras que para otros solo es un poco incómodo. Tu nivel de incomodidad depende de los medicamentos que te administren, el tiempo que tengas de embarazo y cuánto dolor sufras. En la mayoría de los casos, se siente como dolores menstruales fuertes.

Tus médicos o enfermeros te ayudarán a que el aborto sea lo menos doloroso posible. Te darán analgésicos y medicamentos anestésicos para que te duela menos. También existe la posibilidad de que te seden.

Es posible que tengas algunos dolores abdominales después del aborto. Es probable que quieras descansar un tiempo después del procedimiento, aunque la mayoría de las personas retoman sus actividades normales al día siguiente.