Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

Los proveedores de servicios de aborto de Florida presentan un aviso de apelación ante la Corte Suprema de Florida

TALLAHASSEE, FL — Los proveedores de atención médica de Florida solicitaron hoy una revisión en la Corte Suprema de Florida, en su caso que impugna la prohibición estatal del aborto después de las 15 semanas de embarazo (conocida como la ley H.B. 5). La medida se produce después de que las cortes inferiores cerraran repetidamente vías legales significativas para bloquear la ley H.B. 5.

Los demandantes argumentan que la ley, que criminaliza la atención médica esencial y amenaza con encarcelar a los médicos por brindar atención a sus pacientes, viola la constitución estatal. Los demandantes planean presentar un escrito formal dentro de los próximos 10 días, solicitando a la Corte Suprema de Florida que acepte la jurisdicción sobre el caso y considere su solicitud de bloquear la ley H.B. 5, que ha estado en vigor desde el 1 de julio. 

La corte de primera instancia, que escuchó la evidencia de múltiples testigos, emitió una orden judicial contra la ley a principios de julio, después de concluir que la prohibición probablemente viola la Constitución estatal y causará un daño irreparable a las personas en Florida. Sin embargo, esa orden fue automáticamente suspendida según la ley de Florida, cuando el estado apeló el caso ante la Corte de Apelaciones del Primer Distrito, revirtiendo un derecho en el que las personas de Florida han confiado durante décadas y que la Corte Suprema de Florida ha afirmado repetidamente. La decisión más reciente de la Corte de Apelaciones del Primer Distrito sostuvo que los demandantes, un grupo de proveedores de servicios de aborto de Florida, no podían basarse en el daño que la prohibición está causando a sus pacientes como razón para bloquear la ley, esencialmente cerrando el desafío legal a la ley de los proveedores. Esta decisión contradice directamente cómo la Corte Suprema de Florida ha evaluado los desafíos a las leyes de aborto en el pasado. 

A pesar de la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de eliminar el derecho constitucional federal al aborto, la H.B. 5 sigue siendo flagrantemente inconstitucional, según la Constitución estatal. Dos tercios del electorado de Florida apoyan el derecho al aborto, y los electores siempre han emitido su voto para garantizar que la Constitución estatal brinde protección independiente para el derecho al aborto. En 1980, los votantes de Florida enmendaron la Constitución estatal para brindar amplias protecciones a los derechos de privacidad individuales, incluyendo el aborto. Y en 2012, los votantes rechazaron abrumadoramente la Enmienda 6, que habría eliminado esas protecciones. 

Declaración de Alexis McGill Johnson, presidenta y directora ejecutiva de Planned Parenthood Federation of America:

“Cada día que está en vigor esta prohibición del aborto es otro día en que los pacientes se ven obligados a tener embarazos en contra de su voluntad o a salir de su estado de origen para acceder a la atención médica esencial. La negativa de las cortes inferiores a tomar medidas está poniendo vidas reales en riesgo, especialmente para las personas negras y latinas, las personas con bajos ingresos y las personas en áreas rurales, que ya enfrentan enormes barreras para acceder a la atención. Ya basta. Esperamos que la Corte Suprema de Florida actúe rápidamente para restaurar el derecho de los pacientes a acceder a servicios de aborto, como lo garantiza claramente la constitución estatal. Independientemente de tu raza, código postal o ingresos, Planned Parenthood nunca dejará de luchar por la capacidad de cada persona para tomar sus propias decisiones sobre su cuerpo y su futuro, sin interferencias políticas”.

Declaración de Stephanie Fraim, presidenta y directora ejecutiva, Planned Parenthood of Southwest and Central Florida:

“Los proveedores se ven afectados personal y éticamente por esta prohibición; presentamos esta demanda ante las cortes de Florida debido al daño que esta prohibición está causando a nuestros pacientes. Planned Parenthood y nuestros médicos están en primera línea todos los días, vemos el daño que esto está causando porque cuidamos, todos los días, de pacientes que necesitan esta atención. Continuaremos luchando contra esta peligrosa prohibición del aborto hasta que la corte reconozca que es una intrusión inconstitucional en las decisiones médicas de nuestros pacientes y proveedores. Planned Parenthood of Southwest and Central Florida continuará apoyando a todos los proveedores de servicios de aborto y a los pacientes que acuden a ellos para recibir atención de alta calidad y sin prejuicios”. 

La nota de prensa completa se puede leer aquí (en inglés).

La información general sobre el caso se puede leer aquí (en inglés).

###

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de una atención médica asequible de alta calidad para mujeres, hombres y jóvenes, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado y compasión, con respeto y sin juzgarlos. A través de centros de salud, programas en escuelas y comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de información de salud que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables.