Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

“Creemos que las mujeres deberían ser capaces de tomar sus propias decisiones en lo que se refiere a sus embarazos y sus futuros”


Washington, DC — Cecile Richards, presidenta de Planned Parenthood Federation of America, testificó el día de hoy ante el Congreso, durante una audiencia llevada a cabo por el Comité de Supervisión y Reforma del Gobierno.

La audiencia se presenta después de un ataque poco pupular y sin precedentes contra el cuidado de salud reproductiva de las mujeres en el Congreso 114, que ha realizado 14 votos para restringir el acceso a las mujeres a cuidados de salud reproductiva en los últimos meses – y cuatro de ellos tan sólo en septiembre. A pesar de una obsesión fanática de los activistas anti aborto de atacar el cuidado de salud de las mujeres, los candidatos republicanos a la presidencia y miembros extremistas del Gobierno, 10 encuestas nacionales han demostrado que el público apoya ampliamente a Planned Parenthood, y se opone al bloqueo del proveedor de cuidado de salud sin fines de lucro para que tenga acceso a fondos federales.

Además, por separado se presentó al comité el día de ayer un testimonio escrito.

A continuación se encuentra el testimonio ofrecido por la Presidenta de Planned Parenthood Federation of America Cecile Richards, tal y como fue preparado para su presentación:

Gracias, Sr. Presidente.

Me siento orgullosa de estar aquí el día de hoy hablando por Planned Parenthood, uno de los principales proveedores de cuidado de salud reproductiva de alta calidad en los Estados Unidos.

Una de cada cinco mujeres en los Estados Unidos ha buscado cuidado de salud en un centro de salud de Planned Parenthood. Confían en nosotros, porque nuestros rigurosos estándares de salud han sido desarrollados con los expertos médicos de la nación durante nuestros 99 años de historia.

Ha habido una gran cantidad de desinformación circulando recientemente sobre Planned Parenthood, y quiero ser muy clara desde el principio. El financiamiento federal que recibe Planned Parenthood le permite a los doctores y clínicos que se encuentran en nuestros centros de salud proporcionar control de natalidad, pruebas de detección de cáncer, y pruebas de detección y tratamiento para infecciones de transmisión sexual.

Mientras que la política federal discrimina contra las mujeres de bajos recursos, ningún fondo federal paga por abortos en Planned Parenthood o en ningún otro lado, salvo bajo las circunstancias muy limitadas permitidas por la ley. Estas son cuando las mujeres han sido violadas, han sido víctimas de incesto, o cuando su vida se encuentra en peligro.

Planned Parenthood opera de la misma manera que todos los otros centros de salud y hospitales que proporcionan cuidado médico a pacientes de Medicaid. Medicaid nos reembolsa por los servicios de cuidado preventivo que proporcionamos. El Departamento de Salud y Servicios Humanos lleva a cabo auditorías rutinarias del programa de Medicaid para asegurarse de que estos fondos sean utilizados correctamente. Y lo mismo sucede con el Título X, el programa federal de planificación familiar, el cual fue promulgado ley por el Presidente Nixon.

Planned Parenthood ha estado en las noticias últimamente debido a los videos engañosamente editados publicados por un grupo dedicado a hacer que el aborto sea ilegal en este país. Este es simplemente el más reciente de una serie de ataques desacreditados – el 10mo durante los últimos 15 años.

La última campaña de desprestigio está basada en los esfuerzos de nuestros adversarios para engañar a nuestros doctores y clínicos y que quebranten la ley – y una vez más nuestros adversarios fracasaron.

Para dejar las cosas en claro, quiero ser muy clara en cuatro asuntos.

Primero, utilizar tejido fetal en investigaciones médicas para salvar vidas es legal, de acuerdo con la ley aprobada en 1993 por el Senado 93-4 y basada en recomendaciones de un panel de especialistas creado por la administración de Reagan.

Segundo, actualmente menos del uno por ciento de los centros de salud de Planned Parenthood se encuentran en realidad facilitando la donación de tejido para la investigación de tejido fetal.

Tercero, en esos centros de salud, la donación del tejido fetal es algo que muchos de nuestros pacientes quieren hacer, y frecuentemente lo solicitan.

Finalmente, las políticas de Planned Parenthood no sólo cumplen con la ley, sino que van más allá de los requisitos impuestos por la misma.

Las indignantes acusaciones levantadas en contra de Planned Parenthood, basadas en videos extremadamente alterados, son ofensivos y categóricamente falsos.

Sin embargo, me doy cuenta, que los hechos nunca se han interpuesto en el camino de estas campañas para bloquear a las mujeres del cuidado de salud que ellas necesitan y merecen.

Sr. Presidente, usted y yo estamos en desacuerdo sobre si las mujeres deberían de tener acceso a un aborto seguro y legal. En Planned Parenthood, creemos que las mujeres deberían de ser capaces de tomar sus propias decisiones acerca de sus embarazos y sus futuros. Y la mayoría de los Estados Unidos están de acuerdo. Confiamos en que las mujeres tomen estas decisiones en consulta con sus familias, sus doctores y su fe – y no por el Congreso.

Es inaceptable que en el siglo 21, las mujeres en los Estados Unidos sean acosadas sistemáticamente por acceder a un procedimiento médico legal. Los doctores que realizan los abortos, así como sus familias, a menudo enfrentan hostigamiento y amenazas de violencia. Después de la campaña de desprestigio más reciente, esto solamente ha empeorado.

Estos actos en contra de las mujeres y de los proveedores de cuidado de salud no reflejan los valores estadounidenses ni el estado de derecho. Y espero que este comité los condene.

Durante 99 años, Planned Parenthood ha trabajado para mejorar las vidas de mujeres y familias en los Estados Unidos. En gran parte como resultado de tener acceso al control de natalidad, las mujeres hoy en día representan casi la mitad de la fuerza laboral en los Estados Unidos, y más de la mitad de los estudiantes universitarios. Como resultado de una mejor educación sexual y un mayor acceso al control de natalidad, ahora llevamos 40 años con niveles bajos de embarazos en adolescentes en los Estados Unidos.

Pero a pesar de todos los avances que hemos logrado, todavía queda mucho trabajo por hacer. Para muchas mujeres estadounidenses, Planned Parenthood es el único proveedor de cuidado de salud que visitarán este año. Es imposible para nuestros pacientes entender por qué el Congreso nuevamente amenaza su capacidad para ir con el proveedor de cuidado de salud de su elección.

Hace dos semanas, me encontraba en Plano, Texas, con una de nuestras pacientes, Dayna Farris-Fisher.  Dayna no puede estar aquí hoy porque tiene un nuevo trabajo y está trabajando para mantener a su familia. Pero si estuviera aquí, Dayna les diría lo que me dijo a mí: Planned Parenthood le salvó la vida.

En el 2013, su esposo perdió su trabajo y, por consiguiente, su seguro médico. Al poco tiempo, Dayna se encontró un bulto en su seno. Las únicas dos clínicas que aceptaban pacientes sin seguro médico no podían atenderla sino hasta dentro de dos meses por lo menos. Así que Dayna vino a Planned Parenthood por un examen de seno. Nuestra médico por 21 años, Vivian, la llevó a través del proceso de revisiones subsecuentes y referencias, y le ayudó a asegurarse de que su tratamiento estuviera cubierto. Le llamó a Dayna en repetidas ocasiones para ver cómo estaba al comenzar su tratamiento. Y estoy feliz de poder decirles que Dayna ahora se encuentra libre de cáncer.

Sr. Presidente, desearía que el Congreso dedicara más tiempo a escuchar a mujeres como Dayna. Todas las mujeres merecen tener la misma oportunidad que los miembros del Congreso y sus familias de tener un cuidado de salud oportuno y de alta calidad. Quiero agradecerles esta oportunidad de testificar en nombre de Dayna y de los 2.7 millones de pacientes que dependen de Planned Parenthood para obtener un cuidado de salud indispensable y de alta calidad cada año.

Gracias.


###

Planned Parenthood is the nation's leading provider and advocate of high-quality, affordable health care for women, men, and young people, as well as the nation's largest provider of sex education. With approximately 700 health centers across the country, Planned Parenthood organizations serve all patients with care and compassion, with respect and without judgment. Through health centers, programs in schools and communities, and online resources, Planned Parenthood is a trusted source of reliable health information that allows people to make informed health decisions. We do all this because we care passionately about helping people lead healthier lives.

Source

Planned Parenthood Federation of America

Contact

Sample Content
Sample Content
Sample Content
Sample Content

Published

September 29, 2015