Go to Content Go to Navigation Go to Navigation Go to Site Search Homepage

WASHINGTON - Hoy, los Rep. Clark (D-MA-5), Meeks (D-NY-5), Lee (D-CA-13), Meng (D-NY-6), Frankel (D-FL-21), Torres (D-CA-35), y Jacobs (D-CA-53) y los Sen. Menéndez (D-NJ), Shaheen (D-NH), Blumenthal (D-CT), y Booker (D-NJ) presentaron en la Cámara de Representantes y el Senado, la ley Los derechos reproductivos son derechos humanos. Esta legislación fundamental exige que el Departamento de Estado de los Estados Unidos incluya los derechos reproductivos en sus informes anuales sobre derechos humanos. 

Durante los últimos cuatro años, el Departamento de Estado fue utilizado como un arma cuyo fin era limitar el acceso a los cuidados de la salud sexual y reproductiva en el extranjero, y borrar los derechos reproductivos de sus informes sobre derechos humanos en distintos países fue parte de este peligroso esfuerzo. Afortunadamente, bajo la administración Biden-Harris, el Secretario de Estado Blinken dijo recientemente que el Departamento de Estado empezará de nuevo a supervisar el acceso global a los cuidados y los derechos sexuales y reproductivos. Aunque se trata de un importante avance, la ley Los derechos reproductivos son derechos humanos sigue siendo fundamental para garantizar que los informes sobre derechos humanos incluyan información precisa y completa sobre el acceso a la salud reproductiva y la coerción, independientemente de quién dirija el departamento en el futuro.

Declaración de Caitlin Horrigan, directora de defensa global de Planned Parenthood Federation of America: 

Los derechos sexuales y reproductivos son derechos humanos, y punto. Todo el mundo merece tener acceso a cuidados de la salud completos, independientemente de quién sea o dónde viva. No podemos permitir que el Departamento de Estado censure sus informes e ignore los derechos reproductivos. Planned Parenthood se compromete a promover y ampliar los derechos sexuales y reproductivos en los Estados Unidos y en todo el mundo. Aplaudimos a la Rep. Clark y al Sen. Menéndez, así como a otros defensores de la salud en el Congreso, por reafirmar que los derechos reproductivos son derechos humanos y garantizar que esto se refleje en los informes anuales del Departamento de Estado. El Congreso debe aprobar rápidamente la ley: Los derechos reproductivos son derechos humanos.

Además de garantizar que la salud y los derechos sexuales y reproductivos sean monitoreados adecuadamente en el extranjero, el Congreso debe trabajar para garantizar que todas las personas puedan acceder a los cuidados necesarios. La Ley Global HER pondría fin de forma permanente a la ley mordaza global y protegería el acceso a los cuidados de la salud sexual y reproductiva en todo el mundo. 

 

###

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de cuidado de la salud asequible de alta calidad para todas las personas, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado, compasión, respeto y sin juzgarlos, esforzándose por crear un acceso equitativo a los cuidados de la salud. A través de centros de salud, programas en escuelas y comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de educación e información que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables. Planned Parenthood Federation of America (PPFA) es una organización benéfica 501(c)(3) que apoya a las filiales de Planned Parenthood constituidas de forma independiente, que gestionan centros de salud en todo Estados Unidos.

Durante 50 años, Planned Parenthood Federation of America ha apoyado el acceso a la salud sexual y reproductiva y ha defendido los derechos reproductivos en todo el mundo a través de nuestro brazo internacional, Planned Parenthood Global. En asociación con más de 100 organizaciones en 12 países seleccionados de África y América Latina, promovemos la salud y los derechos de los jóvenes, las mujeres y las familias, con énfasis en las personas en situación de mayor vulnerabilidad y marginación . El año pasado, nuestros socios llegaron a más de un millón de personas con información y servicios de salud sexual y reproductiva proporcionados por nuestros socios. Nuestro modelo de sostenibilidad único nos distingue, ya que empoderamos a los socios para que sigan adelante cuando nosotros ya no  estemos. Ayudamos a las organizaciones de base a desarrollar programas sólidos de salud reproductiva, identificar otras fuentes de financiamiento, desarrollar sus habilidades de comunicación y defensoría, y crear planes estratégicos.