Ser padre o madre es un reto como ningún otro, sobre todo cuando se trata de ayudar a los jóvenes a crecer de manera sana y responsable y capaz de una relación intima que es cercana y respetuosa. Hablar con sus hijos sobre el sexo y la sexualidad no es un evento, sino un proceso de la vida. Haga la mejor que pueda como educador primario de la sexualidad de su hijo:

  • Porque sus hijos le aman y quieren que hable con ellos acerca de la sexualidad.
  • Porque sus hijos recibirán información de la sexualidad de muchos lugares. Es su trabajo interpretar, afirmar, y corregir la información.
  • Porque los jóvenes merecen los hechos y las respuestas honestas de los adultos que se preocupan por ellos.
  • Porque escuchar a los hechos presentada de una manera amorosa y sin prejuicios y ser capaz de tomar buenas decisiones hace que los jóvenes están más capaces de evitar la presión negativa, la manipulación y la explotación sexual de los compañeros.
  • Porque sus valores, actitudes y creencias individuales son importantes para sus hijos entender.
  • Porque la investigación apoya el hecho de que los adolescentes dicen que sería más fácil posponer la actividad sexual si fueran capaces de hablar más abiertamente sobre sexo con sus padres.
  • Porque cuando los padres hablan con sus hijos y los respetan, tienen relaciones más fuertes con sus hijos.

Advocates For Youth, 2005
www.advocatesforyouth.org