Go to Content Go to Navigation Go to Navigation Go to Site Search Homepage

WASHINGTON —  Hoy, la Corte de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York revocó una regla de la administración Trump que habría permitido que las creencias personales de los trabajadores de la salud dicten el cuidado de los pacientes. La regla se finalizó en mayo y entraría en vigor el 22 de noviembre. La regla de “rechazo de atención” de la administración hubiese puesto en peligro a pacientes al permitir que médicos y enfermeras, recepcionistas, técnicos sanitarios y personal del centro de llamadas, pongan su creencias personales por encima de la salud de las personas, incluso en casos de emergencia. A los pacientes se les podría haber negado el acceso a la información y a la atención médica por cualquier motivo, simplemente porque un trabajador de la salud no está de acuerdo con un servicio en particular. Esta regla habría impactado a más de 600,000 centros de salud, incluyendo a Planned Parenthood, y creado barreras para los proveedores que desean proporcionar la gama completa de servicios de salud reproductiva. Esta regla va en contra de la misión de Planned Parenthood y habría requerido que los centros de salud retengan a empleados o voluntarios que no desean brindar atención e información.

Declaraciones de Alexis McGill Johnson, presidenta interina  y CEO, Planned Parenthood Federation of America:

“Hoy, se le impidió a la administración Trump dar cobertura legal a la discriminación. La corte de distrito dejó en claro que la administración actuó fuera de autoridad e hizo afirmaciones falsas para tratar de justificar esta regla. Esta norma pone las necesidades de los pacientes de último y amenaza su acceso a servicios de salud que pueden salvar vidas. Todos merecen acceder a la atención médica que necesitan”.

"Nadie debería preocuparse porque se les negará la atención médica que necesitan simplemente debido a las creencias religiosas, morales o personales de su proveedor médico. En Planned Parenthood, siempre lucharemos por el acceso a la atención médica que nuestros pacientes necesitan, incluyendo el aborto seguro y legal, sin importar su apariencia, de dónde es o a quién ama”.

Declaraciones de Fatima Goss Graves, Presidenta y CEO, National Women's Law Center:

“Estamos contentos de que el tribunal haya visto la regla de rechazo de atención de Trump-Pence por lo que es: una ilegal, discriminatoria e inconcebible regla que busca atacar nuestra atención médica. Llevamos a la administración Trump a los tribunales porque las creencias personales nunca deberían dictar la atención que recibe un paciente. El National Women's Law Center nunca dejará de luchar contra los esfuerzos para afianzar el odio en la ley y continuará defendiendo a los pacientes en todo el país ".

Declaraciones de Anne Harkavy, Directora Ejecutiva, Democracy Forward:

"Esta es una gran victoria legal y estamos orgullosos que hemos trabajado con nuestros socios para detener los esfuerzos peligrosos e ilegales de la administración Trump-Pence para privilegiar ciertas creencias personales sobre el cuidado del paciente ”.

Planned Parenthood Federation of America, en nombre de sus afiliados miembros, y Planned Parenthood of Northern New England, demandaron a la administración de Trump en junio para bloquear la regla. Planned Parenthood estuvo representada por abogados de Planned Parenthood Federation of America, National Women's Law Center, Democracy Forward y Covington & Burling.

Esta regla de "rechazo de atención" es parte de la agenda más amplia de la administración Trump para imponer su ideología a todas las personas y bloquear el acceso de los pacientes a los servicios de salud sexual y reproductiva en Planned Parenthood. Los repetidos intentos de los políticos extremos agravarían los obstáculos que pueden obstaculizar el acceso a la atención médica esencial y vital para mujeres, personas LGBTQ y personas de color.

La administración también ha:

  • tratado de bloquear a los pacientes de los centros de salud de Planned Parenthood;
  • propuesto una diferente regla que también alentaría la discriminación en los programas financiados por el gobierno federal, como los programas de prevención y tratamiento del VIH, los programas de colocación en viviendas (foster care) y otros programas críticos de salud;
  • propuesto una regla para eliminar las protecciones para las personas transgénero y las personas que han tenido un aborto;
  • introdujo una regla que permitiría a los jefes decidir si el seguro cubre métodos anticonceptivos;
  • llenado los tribunales federales con jueces quienes están en contra del aborto, contra LGBTQ y contra métodos anticonceptivos
  • tratado de eliminar el Programa de Prevención de Embarazo en Adolescentes;
  • propuesto una regla para eliminar las protecciones para los sobrevivientes de agresión sexual.

###

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de una atención médica asequible de alta calidad para mujeres, hombres y jóvenes, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado y compasión, con respeto y sin juzgarlos. A través de centros de salud, programas en escuelas y comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de información de salud que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables.