Go to Content Go to Navigation Go to Navigation Go to Site Search Homepage

La norma de carga pública es un ataque racista y cruel en contra de los inmigrantes
 

Washington, D.C. – Hoy, el Departamento de Seguridad Nacional de la administración Trump anunció la regla final de carga pública, una peligrosa norma diseñada para mantener a las familias separadas y para disuadir a los inmigrantes de acceder a cuidados de salud y otras necesidades básicas. Bajo esta nueva regla, a las personas se les puede negar visas, tarjetas de residencia y entrada a los EE. UU. simplemente porque han recibido algún tipo de beneficios públicos a los cuales están legalmente autorizados a acceder, incluidos la atención médica, asistencia nutricional y asistencia para vivienda. Se espera que la norma entre en vigencia el 15 octubre de 2019.


Declaraciones de Alexis McGill Johnson, presidenta interina, Planned Parenthood Federation of America:

Este es un ataque racista y cruel contra los inmigrantes que ocurre inmediatamente después de las redadas masivas que han separado a las familias, y la retórica racista y de odio del propio presidente. Estos implacables ataques a los inmigrantes por parte de la administración Trump han infundido una cultura de miedo en las comunidades de inmigrantes y evitan que muchos de ellos busquen la atención médica que necesitan.

La salud o la seguridad de las personas no deberían estar en riesgo debido a su estatus migratorio. Si esta regla dañina entra en vigencia, tendría un impacto devastador en millones de personas, incluidos nuestros pacientes. Planned Parenthood se compromete a apoyar a todos los inmigrantes. Creemos que vivir en un ambiente seguro y saludable junto a su familia es parte de vivir una vida sana y completa.

Esta administración está castigando a las personas simplemente por cuidar de su salud, por alimentar a sus familias o por poner un techo sobre sus cabezas. Es inhumano. Ninguna persona debe ser castigada por satisfacer sus necesidades básicas o por cuidar a sus familias.

### 

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de una atención médica asequible de alta calidad para mujeres, hombres y jóvenes, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado y compasión, con respeto y sin juzgarlos. A través de centros de salud, programas en escuelas y comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de información de salud que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables.