Go to Content Go to Navigation Go to Navigation Go to Site Search Homepage

El gobernador Abbott explota la pandemia COVID-19 para limitar el acceso al aborto

25 de marzo, 2020 – Hoy, un grupo de proveedores de abortos de Texas, representados por Planned Parenthood Federation of America, el Centro de Derechos Reproductivos y el Lawyering Project demandaron al gobernador Greg Abbott y otros funcionarios estatales para garantizar que las pacientes puedan acceder a servicios de aborto esenciales y urgentes durante la pandemia de COVID-19. Mientras los médicos y enfermeras en su estado trabajan las 24 horas para atender a los pacientes que padecen COVID-19, el gobernador Abbott metió la política de por medio en lo que deberían ser decisiones médicas. Como resultado, los proveedores, incluidos Planned Parenthood Gulf Coast (PPGC), Planned Parenthood Greater Texas (PPGT), Planned Parenthood South Texas (PPST), Whole Woman's Health, Whole Woman's Health Alliance, Southwestern Women's Surgery Center y Austin Women's Health Center, están cancelando cientos de citas debido a la confusión innecesaria.

Expertos como el Colegio Americanos de Obstetras y Ginecólogos y el American Board of Obstetrics and Gynecology están de acuerdo en que el aborto es un procedimiento esencial y urgente que no se puede retrasar. Estos grupos señalan que retrasar esta atención podría "afectar profundamente la vida, la salud y el bienestar de una persona". Los retrasos o las barreras adicionales para recibir atención pueden hacer que sea más difícil o incluso imposible para las pacientes acceder a un aborto legal y seguro. Para muchas personas de color, quienes ya enfrentan barreras sistémicas para recibir atención médica y son más vulnerables a COVID-19, agregar restricciones innecesarias al acceso al aborto presenta riesgos peligrosos.

Declaraciones de Marsha Jones, directora ejecutiva de Afiya Center en Dallas, Texas:

“El Centro Afiya sirve a mujeres afroamericanas que no tienen muchos recursos. Para muchas de ellas, nuestra organización es su última parada cuando necesitan acceder a un aborto y atención de salud reproductiva. Lo último por lo que las mujeres afroamericanas en Texas deben preocuparse es si pueden obtener la atención esencial que necesitan durante la pandemia de COVID-19. Las mujeres de la raza negra y otras mujeres de color ya enfrentan barreras para acceder a los servicios de salud. Este es un momento en el que todos deberíamos unirnos para luchar contra este virus, sin inculcar agendas políticas para ganar puntos a expensas de que las mujeres puedan acceder los servicios de salud necesarios".

Declaraciones de Alexis McGill-Johnson, presidenta interina y directora ejecutiva de Planned Parenthood Federation of America:

“La prioridad de los centros de salud de Planned Parenthood es garantizar que todas las personas puedan acceder al cuidado de salud esencial mientras conservan los recursos necesarios. La prioridad del gobernador Abbott debería ser la misma. El aborto, que es un servicio médico esencial y urgente, no puede esperar. Una pandemia global no da rienda suelta para atacar el aborto. El gobernador Abbott y los activistas en contra del aborto en todo el país están forzando una lucha legal y política en medio de una crisis de salud pública.

“No nos mantendremos al margen mientras el gobernador de Texas y estos grupos antiaborto ponen en riesgo la salud de nuestros pacientes y de la comunidad. Los líderes electos están gastando tiempo y recursos valiosos aprovechando una pandemia global para ganar puntos políticos en lugar de unirse para responder a esta crisis. Esto pondrá vidas en peligro. Esta es una distracción que los estadounidenses, incluyendo los pacientes que atendemos en comunidades de todo el país, no pueden permitirse”.

Declaraciones de Stephanie Toti, abogada principal y directora de proyecto de Lawyering Project:

“Es decepcionante que los políticos antiaborto se aprovechen de una crisis de salud global para avanzar en su agenda. Los residentes de Texas necesitan acceso inmediato a atención médica urgente, incluido el aborto, no al fanfarroneo político. The Lawyering Project se enorgullece de apoyar a las personas que necesitan atención de aborto urgente mientras luchan contra estos ataques”.

Declaraciones de Nancy Northup, presidenta y directora ejecutiva del Centro de Derechos Reproductivos:

“Es irrazonable que el Fiscal General de Texas esté explotando esta pandemia para poner fin al aborto en el estado. La atención del aborto es una atención médica esencial y urgente que tiene un profundo impacto en la salud y la vida de una persona, por lo cual está protegida como un derecho constitucional. Texas está abusando de los poderes de emergencia del estado y hoy presentamos una demanda para detenerlo".

Esta distracción política es solo uno de los muchos ejemplos del liderazgo fallido del gobernador Abbott. Texas no solo tiene algunas de las leyes de aborto más restrictivas de la nación, sino que debido a años de descuidar programas de seguridad social, sus residentes están luchando contra esta pandemia con menos hospitales, menos proveedores y cobertura de seguro médico inadecuada.

Los ataques incesantes del gobernador Abbott contra la atención médica básica no son nada nuevo. Texas tiene una de las tasas más altas de personas sin seguro de salud en todo el país. En los últimos años, el gobernador Abbott aprobó leyes que han reducido la atención médica en su estado. Ha bloqueado el acceso a exámenes de cáncer vitales a pacientes con bajos ingresos y ha prohibido que los seguros cubran abortos. 

Los proveedores de servicios de aborto demandantes están representados por abogados de Planned Parenthood Federation of America, el Centro de Derechos Reproductivos, el  Lawyering Project y las oficinas legales de Patrick J. O'Connell PLLC. Aquí puedes encontrar una copia de la demanda presentada hoy.

###

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de una atención médica asequible de alta calidad para mujeres, hombres y jóvenes, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado y compasión, con respeto y sin juzgarlos. A través de centros de salud, programas en escuelas y comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de información de salud que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables.