Go to Content Go to Navigation Go to Navigation Go to Site Search Homepage

La ley WHPA prevendría la prohibición de abortar y otras restricciones innecesarias, desde el punto de vista médico, que se están promulgando en Texas y en el territorio nacional

WASHINGTON — Hoy, en una acción histórica, la Cámara de Representantes de Estados Unidos promulgó la Ley de protección de la salud de la mujer (WHPA, por sus siglas en inglés). Esta legislación tan importante, presentada por las representantes Judy Chu (D-CA-27), Ayanna Pressley (D-MA-7), Lois Frankel (D-FL-21), y Veronica Escobar (D-TX-16), protege el derecho al aborto en todo el territorio de Estados Unidos y protege contra prohibiciones de abortar y a otras restricciones contra el aborto, innecesarias desde el punto de vista médico, que los políticos estatales promueven y promulgan en Texas y en todo el país.  

La ley WHPA establece un derecho legal a proporcionar y recibir servicios de aborto. El voto de hoy llega menos de un mes después de que entrara en vigor la ley radical de Texas que prohíbe el aborto tras seis semanas de gestación, la cual ha hecho que el aborto en el estado sea prácticamente inaccesible. 

Declaración de Alexis McGill Johnson, presidenta y directora ejecutiva de Planned Parenthood Federation of America:

Dada la magnitud sin precedentes de los ataques al derecho constitucional de abortar en Texas y en todo el país, es imperativo que el Gobierno federal intervenga. Hoy, la Cámara de Representantes de Estados Unidos ha hecho su parte. La histórica aprobación de la ley WHPA, por parte de la Cámara, es un paso importante para proteger el derecho de acceso al aborto en los Estados Unidos y detener la ola de restricciones perjudiciales y profundamente impopulares contra el aborto en todo el país. Agradecemos tanto al grupo de partidarios de la salud reproductiva en la Cámara por defender el aborto legal y seguro, como a la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, por llevar este asunto a esta instancia. Ahora le corresponde al Senado hacer lo propio y aprobar de inmediato esta ley de importancia fundamental.

La prohibición anticonstitucional del derecho a abortar tras seis semanas de gestación en Texas es solo el último ejemplo de las políticas restrictivas promulgadas a nivel estatal. Desde 2011, las personas a cargo de la formulación de políticas públicas han promulgado cerca de 600 leyes restrictivas a través de las legislaturas estatales que dificultan y, a veces, imposibilitan el acceso al aborto. Según el Instituto Guttmacher, solo en 2021 se han presentado cerca de 600 restricciones al aborto en 47 estados, de las cuales 90 han sido promulgadas. Estos ataques perjudican principalmente a las mismas personas que siempre se han enfrentado a las barreras sistémicas en el cuidado de la salud: las comunidades negra, latina e indígena, la comunidad LGBTQ+, las personas jóvenes, quienes viven en comunidades rurales, las personas con discapacidad y las personas con bajos ingresos.

Las restricciones al aborto son también sumamente impopulares:  El 79% de las personas en Estados Unidos respalda el derecho a un aborto legal y seguro, protegido por la sentencia Roe v. Wade. La gran mayoría de las personas estadounidenses cree que el aborto debería ser legal. Aproximadamente una de cada cuatro mujeres tendrá un aborto en el transcurso de su vida.

La ley WHPA se presentó por primera vez en el Congreso en 2013 y se volvió a presentar cada año desde entonces, pero nunca había recibido ningún voto en ninguna de las Cámaras. Sin embargo, el grupo de congresistas que defienden la salud reproductiva en la Cámara, como son las representantes Judy Chu, Lois Frankel, Ayanna Pressley y Verónica Escobar, y en el Senado, como son los senadores Richard Blumenthal (D-CT) y Tammy Baldwin (D-WI), siguió trabajando incansablemente para sacar adelante este proyecto de ley. Activistas, personas organizadoras y aliadas de los derechos y la salud reproductiva también han estado en primera línea y han contribuido a que se produzca el momento histórico que vivimos hoy.

Pese a que la aprobación de la ley WHPA no garantizará, de la noche a la mañana, un acceso equitativo al aborto y a otros cuidados de salud esenciales para todas las personas, sí constituye un paso importante hacia la obtención de la libertad reproductiva.   

###  

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de una atención médica asequible de alta calidad para mujeres, hombres y jóvenes, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado y compasión, con respeto y sin juzgarlos. A través de centros de salud, programas en escuelas y comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de información de salud que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables.