Go to Content Go to Navigation Go to Navigation Go to Site Search Homepage

WASHINGTON — Hoy, las organizaciones National Asian Pacific American Women’s Forum, Planned Parenthood Federation of America y National Immigration Law Center, junto con otras 16 organizaciones de la defensa de los derechos de los inmigrantes y de cuidado de la salud, han pedido al Congreso que apruebe la Ley HEAL para las familias inmigrantes. Esta legislación crítica, presentada esta mañana por las representantes Pramila Jayapal (D-WA-7) y Nanette Barragán (D-CA-44), y el senador Cory Booker (D-NJ), restablece y amplía la cobertura de cuidados de salud de las personas inmigrantes en Estados Unidos, a las que se les ha negado el acceso a los programas federales de salud a pesar de pagar impuestos federales.

En concreto, el proyecto de ley restablece la inscripción a Medicaid con todas las prestaciones y al Programa de Seguro Médico para Niños (CHIP por sus siglas en inglés) a todos las personas inmigrantes autorizadas por el gobierno federal que, de otro modo, tendrían derecho a ello, eliminando el periodo de espera de 5 años. El proyecto de ley también elimina la injustificable exclusión de las personas inmigrantes indocumentadas del acceso a la cobertura de seguros en los intercambios de seguros de salud de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA por sus siglas en inglés). También garantiza el acceso a una cobertura de salud pública y pagable para los beneficiarios de la ley Acción Diferida para los Llegados en la Infancia conocida como DACA.

Esta legislación llega en un momento en que el país sigue luchando contra el racismo sistémico en todas las instituciones, lo que incluye el cuidado de la salud. Las personas que no son ciudadanas de EE. UU. tienen menos probabilidades de tener seguro médico, que aquellas que sí tienen la ciudadanía, lo que dificulta su acceso al cuidado de la salud que necesitan. Siglos de políticas racistas, como la “Ley de Responsabilidad Personal y Reconciliación de las Oportunidades de Trabajo” de 1996, y las restricciones de “carga pública” establecidas para inmigrantes, han contribuido a muchas de las disparidades actuales en materia de salud.

Estas disparidades son más visibles que nunca en momentos en los que el COVID-19 devasta desproporcionadamente a las comunidades asiáticas, negras y latinas, sin embargo los funcionarios locales siguen atacando a las comunidades de inmigrantes al apoyar la restricción o la despriorización de su acceso a las vacunas. El mes pasado, la Dra. Rochelle Walensky, directora de los CDC, mencionó explícitamente al racismo como una grave amenaza para la salud pública, destacando las barreras estructurales a las que se enfrentan muchas personas  en materia de salud y bienestar.

Declaración de Sung Yeon Choimorrow, directora ejecutiva del National Asian Pacific American Women’s Forum:

“El racismo y la xenofobia son la base de las políticas que niegan a las personas inmigrantes asiáticas y de las islas del Pacífico, negras y latinas el acceso al cuidado de la salud. Las barreras discriminatorias a la cobertura hacen que las personas inmigrantes se vean a menudo obligadas a elegir entre un cuidado de calidad y gastos de bolsillo prohibitivos. La Ley HEAL para familias inmigrantes ayudaría a las personas inmigrantes a obtener el cuidado que necesitan al eliminar las restricciones discriminatorias que existen para acceder a un seguro médico. En medio de una pandemia mortal que ha afectado de manera desproporcionada a las comunidades inmigrantes y un aumento del acoso y la violencia contra las personas estadounidenses de origen asiático, es un paso fundamental hacia la justicia racial que todas las personas, y en especial las más vulnerables, tengamos acceso a los recursos que necesitamos para prosperar”.

Declaración de Alexis McGill Johnson, presidenta y CEO de Planned Parenthood Federation of America:

“En Planned Parenthood, creemos que las personas de todas las razas, niveles de ingresos y situación migratoria merecen tener acceso a un cuidado de salud de calidad y asequible, lo que incluye el cuidado de la salud sexual y reproductiva. Sin embargo, el hecho de ser una persona inmigrante sigue siendo un obstáculo para el acceso al cuidado esencial de la salud y la toma de decisiones reproductivas para demasiadas personas. Planned Parenthood se enorgullece de apoyar la Ley HEAL para familias inmigrantes como parte de nuestro compromiso de abogar por el acceso al cuidado de la salud para todas las personas. Apoyamos a nuestros pacientes, las comunidades de inmigrantes y nuestros aliados que llevan adelante esta lucha”.

Declaración de Marielena Hincapié, directora ejecutiva del National Immigration Law Center:

“La pandemia de COVID-19 ha destacado nuestra interdependencia y la importancia de garantizar que todas las personas de nuestras comunidades puedan acceder al cuidado que necesitan. Las personas inmigrantes y sus seres queridos se han enfrentado a un daño desproporcionado durante la pandemia, en parte porque muchos de ellos están excluidos del acceso al seguro médico que pagan con sus impuestos. Aplaudimos a la representante Jayapal y al senador Booker por presentar nuevamente la Ley HEAL, que nos hace avanzar hacia un mundo en el que el país de nacimiento de una persona ya no determina su capacidad para vivir una vida saludable, y en el que todos tenemos la libertad de prosperar". 

Declaración de Lupe M. Rodríguez, directora ejecutiva del National Latina Institute for Reproductive Justice (Latina Institute):

“Como in/migrante que llegó a este país de pequeña con mi familia en busca de cuidado médico especializado para mi hermano, sé lo que significa luchar por el acceso a la atención médica vital. Al ver el impacto desproporcionado que la pandemia de COVID-19 ha tenido en nuestras comunidades, no puede estar más claro que todas las familias necesitan acceso a la atención médica, incluyendo la gama completa de atención reproductiva. Las barreras estructurales y económicas que han impedido que las comunidades latinas/xs, negras, indígenas y asiáticas vivan con dignidad y justicia en este país solo se han visto exacerbadas por esta pandemia y han creado mayores desigualdades. Es hora de aprobar una legislación audaz como el proyecto de ley HEAL for Immigrant Families Act, que ampliaría la cobertura de atención médica para todas las in/migrantes, independientemente de nuestro estatus migratorio o cuánto tiempo llevamos viviendo en los Estados Unidos. El Instituto Nacional de Latinas por la Justicia Reproductiva (Latina Institute) aplaude a la Representante Pramila Jayapal, la Representante Nanette Diaz Barragán y el Senador Cory Booker por presentar este proyecto de ley innovador en la Cámara y el Senado hoy y dar un paso adelante en la lucha por el acceso a la atención médica para todos”.

Las siguientes son todas las organizaciones que firman esta declaración de apoyo a la legislación: 

National Asian Pacific American Women’s Forum 

Planned Parenthood Federation of America

National Immigration Law Center

URGE: Unite for Reproductive & Gender Equity

NAKASEC Virginia

National Family Planning & Reproductive Health Association

National Partnership for New Americans 

Physicians for Reproductive Health

In Our Own Voice: National Black Women's Reproductive Justice Agenda 

SisterLove

Bold Futures NM

National Partnership for Women & Families

National Council of Jewish Women

Shriver Center on Poverty Law

NARAL Pro-Choice America

American Muslim Health Professionals

Guttmacher Institute

National Health Law Program

National Latina Institute for Reproductive Justice

###

The National Asian Pacific American Women’s Forum (NAPAWF) is the only multi-issue, progressive, community organizing and policy advocacy organization for Asian American and Pacific Islander (AAPI) women and girls in the U.S. NAPAWF’s mission is to build collective power so that all AAPI women and girls can have full agency over our lives, our families, and our communities.

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de cuidado de la salud asequible de alta calidad para todas las personas, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado, compasión, respeto y sin juzgarlos, esforzándose por crear un acceso equitativo a los cuidados de la salud. A través de centros de salud, programas en escuelas y comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de educación e información que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables. Planned Parenthood Federation of America (PPFA) es una organización benéfica 501(c)(3) que apoya a las filiales de Planned Parenthood constituidas de forma independiente, que gestionan centros de salud en todo Estados Unidos.

Founded in 1979, the National Immigration Law Center is the leading advocacy organization in the United States exclusively dedicated to defending and advancing the rights and opportunities of low-income immigrants and their loved ones. NILC’s mission is grounded in the belief that everyone living in the U.S. — regardless of race, gender/gender identity, immigration, and economic status — should have equal access to justice, resources, and educational and economic opportunities that enable them to achieve their full human potential. NILC is committed to advancing its mission — which intersects race, immigration status, and class — through a racial, economic, and gender justice and equity orientation. NILC seeks to achieve just laws and policies that address systemic inequities, create narrative and culture change for an inclusive and equitable society, and build a healthier and more powerful movement.