Make Your Gift
Make Your Gift

Planned Parenthood

New York City

Aborto Químico

Un aborto químico es una forma segura y eficaz de interrumpir un embarazo durante sus primeras semanas, mediante el uso de medicamentos. Planned Parenthood of New York City proporciona mifepristona (Mifeprex™) y misoprostol para el aborto químico durante hasta 56 días (ocho semanas) a partir del primer día del ultimo período menstrual. La información a continuación explica lo que puede esperar al someterse a un aborto químico, así como también los beneficios y posibles problemas. Antes de someterse a un aborto químico, tendrá la posibilidad de conversar sobre todas sus opciones y recibir respuestas a todas sus preguntas. Para comunicarse con PPNYC, llame al (212) 965-7000 o al (800) 230-7526.

Seguridad y eficacia

Durante más de una década, millones de mujeres en todo el mundo han usado en forma segura la combinación de mifepristona y misoprostol para los abortos químicos. En septiembre de 2000, a Administración de Drogas y Alimentos (“FDA”) de los EE.UU. aprobó la mifepristona para ulilizarse en abortos químicos en los Estados Unidos. Desde entonces, medio millón de mujeres ha usado en forma segura esta opción para interrumpir un embarazo durante sus primeras semanas.

La combinación de mifepristona y misoprostol tiene una eficacia de entre el 95 y el 97% aproximadamente, si se toma dentro de los 56 días (ocho semanas) posteriores al último período menstrual. El aborto químico ofrece ciertos beneficios, y el nivel de satisfacción es alto entre las mujeres que han escogido este procedimiento. Permite que las mujeres que desean interrumpir sus embarazos puedan hacerlo en sus primeras etapas. En PPNYC le darán instrucciones para usar el segundo medicamento (misoprostol) en casa. Probablemente tendrá sangrado abundante y calambres. El aborto químico puede demorar de días a semanas en completarse.

Los efectos secundarios más comunes de los abortos con mifepristona más misoprostol en las primeras etapas del embarazo son similares a los de un aborto espontáneo, según las experiencias informadas por mujeres que usaron este método de aborto. Estos incluyen: dolor abdominal, sangrado, cambios en la temperatura corporal, mareos, fatiga y malestar gastrointestinal, inclusive náuseas y vómitos. Como con cualquier procedimiento médico, pueden presentarse complicaciones. En 1 a 5% de los procedimientos se presenta un sangrado abundante o un aborto no completo; en este caso es probable que sea necesario tomar otros medicamentos o someterse a un procedimiento de aspiración por vacío. Una pequeña cantidad de mujeres presentó infecciones graves, y a veces mortales, luego de un aborto químico, pero esta complicación es sumamente rara.

Aunque el aborto químico es una opción preferible a un aborto quirúrgico para algunas mujeres, puede que no sea la opción deseada para otras. Tendrá la oportunidad de hablar con su profesional médico sobre sus inquietudes antes de tomar la decisión.

Primeros pasos durante su cita

Una vez que se presente en un centro de salud de Planned Parenthood, le pedirán que complete una historia clínica y otros documentos. Le harán una serie de pruebas, incluida una prueba de sangre para determinar si su tipo de sangre es Rh positivo o negativo, y para asegurarse de que no esté anémica. También le harán una ecografía. Durante ese examen, le introducirán una sonda en la vagina, para poder sacar con exactitud una foto del embarazo, a fin de determinar con precisión el tiempo de gestación y el tamaño del embarazo. No será posible realizarle un aborto químico con mifepristona si tiene más de 56 días (ocho semanas) de embarazo, o si el embarazo estuviera alojado fuera de la cavidad uterina (embarazo ectópico).

¿Es el aborto químico la mejor opción para usted?

Un consejero o un profesional médico hablará con usted para explicarle el procedimiento, repasar su historia clínica, obtener su consentimiento por escrito y responder a cualquier pregunta que pueda tener. La decisión final respecto a si se llevará a cabo un aborto químico dependerá de su historia clínica, su examen físico y los resultados de sus pruebas de laboratorio y su ecografía. No debe tomar mifepristona si:

  • Han pasado más de 56 días (ocho semanas) desde el comienzo de su último ciclo menstrual.
  • Tiene un dispositivo intrauterino (“IUD” en inglés). Se debe retirar antes de que tome la mifepristona.
  • Su profesional médico le ha dicho que su embarazo está alojado fuera del útero (un embarazo ectópico). 
  • Tiene problemas en las glándulas suprarrenales (insuficiencia suprarrenal crónica) o problemas cardíacos, hepáticos o renales graves. 
  • Toma un medicamento anticoagulante. 
  • Tiene problemas de hemorragias. 
  • Toma ciertos medicamentos esteroides. 
  • No puede volver para las consultas de seguimiento. 
  • No puede obtener ayuda médica de emergencia con facilidad en caso de que ocurriera un problema. 
  • Es alérgica a la mifepristona, al misoprostol o a los medicamentos que contienen misoprostol (Cytotec o Arthrotec).
  • No está segura si desea interrumpir el embarazo, y no estaría dispuesta a someterse a un aborto quirúrgico en caso de que fallara el aborto químico.

Toma de medicamentos 

Si usted y su profesional médico deciden que el aborto químico es la mejor opción para usted, le darán dos medicamentos. Tomará el primero, la mifepristona, en forma oral, antes de salir del centro (Día 1). La mifepristona funciona bloqueando la progesterona, una hormona producida por el cuerpo y necesaria para conservar el embarazo. Sin progesterona, el revestimiento del útero (endometrio) se descompone, y el embarazo no puede continuar. El segundo medicamento, el misoprostol, se lo darán para que lo tome en casa. De 24 a 48 horas después de tomar la mifepristona (el Día 2 y el Día 3), tomará las tabletas de misoprostol según las instrucciones de su médico. El misoprostol hace que el útero se contraiga y expulse su contenido.

Cuando se someta a un aborto químico tomando mifepristona y misoprostol, le darán un número de teléfono para que pueda comunicarse con su profesional médico en cualquier momento en que ocurra un problema. También es muy importante que usted nos dé un teléfono donde podamos ubicarla o dejar un mensaje si fuera necesario.

Lo que experimentará

Probablemente tendrá calambres y sangrado durante un aborto químico. Por lo general, esto indica que el tratamiento está funcionando. Alrededor del 5% de las mujeres (5 de cada 100) empezará a tener calambres y a sangrar antes de tomar las tabletas de misoprostol. Pero la mayoría de las mujeres empezarán a sentir los calambres en el útero de una a siete horas después de haber tomado las tabletas. Los calambres pueden ir de leves a muy intensos, y pueden durar varias horas, mientras se están expulsando los tejidos del embarazo. La hemorragia habitualmente comienza en algún momento antes de los calambres y puede ir de leve, con pocos coágulos pequeños, a muy abundante, con varios coágulos grandes. Probablemente tendrá hemorragias o sangrado en manchas por un tiempo promedio de 9 a 16 días, pero puede durar hasta 30 días. En muy pocos casos, la hemorragia será tan abundante que será necesario un procedimiento quirúrgico para detenerla. Puede que padezca otros efectos secundarios como diarrea, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, mareos, dolor de espalda y cansancio. Estos efectos secundarios disminuirán para el Día 3, y por lo general ya habrán desaparecido para el Día 14.

Cómo se asegura de que su embarazo se haya interrumpido 

Debe volver a Planned Parenthood para una consulta de seguimiento, a fin de asegurarse de que el embarazo se haya interrumpido (aunque haya sufrido calambres y hemorragia, estos síntomas no siempre significan que el embarazo se haya interrumpido). La consulta de seguimiento será fijada para aproximadamente dos semanas después de que haya tomado la mifepristona, y no le cobraremos nada más por esta consulta. Le harán otra ecografía para confirmar que el embarazo haya sido totalmente interrumpido y que todo el tejido haya sido expulsado. Si los medicamentos fallan y el embarazo no se interrumpió, existe la posibilidad de que el bebé tenga defectos de nacimiento. Si aún está embarazada, su profesional medico hablará con usted sobre sus opciones, incluido un aborto quirúrgico que pueda llevarse a cabo en el centro. No debe empezar un aborto químico a menos que esté segura que desea interrumpir su embarazo; debe estar preparada para someterse a un aborto quirúrgico si el aborto químico fallara. Si la ecografía muestra que el embarazo se ha interrumpido pero que aún no se ha expulsado todo el tejido, tal vez tenga que tomar por segunda vez las tabletas de misoprostol, o completarse el aborto mediante un procedimiento quirúrgico. Alrededor del 5% de las mujeres (5 de cada 100) necesitará un procedimiento quirúrgico para interrumpir el embarazo, completar el aborto o detener una hemorragia abundante.

Podrá quedar embarazada otra vez después de interrumpir un embarazo,. La consulta de seguimiento le dará la posibilidad de hablar sobre sus planes de anticoncepción y sobre cuándo regresar a futuras consultas médicas

  • tumblr icon
  • google plus icon
  • twitter icon
Aborto Químico