Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

¿Qué son las vacunas?

Las vacunas son medicinas que evitan que te enfermes. Hay muchas clases distintas de vacunas y cada una previene una infección diferente. Cada vacuna previene una infección distinta. Si recibes la vacuna contra un tipo de infección tendrás protección contra esa infección en particular. Vacunarte también puede ayudar a proteger a las personas a tu alrededor de contraer esa infección. Las vacunas ayudan a que tú, la gente que quieres y tu comunidad se mantengan saludables.

¿Quién necesita vacunas?

Todo el mundo necesita vacunas, desde los bebés hasta los adultos mayores. Las vacunas que debes recibir dependen de tu edad, las vacunas que ya hayas recibido, tu estilo de vida y otros factores. Tu enfermera o doctor pueden hablar contigo para determinar cuáles son las vacunas que más necesitas.

¿Las vacunas son seguras?

¡Sí! Las vacunas son muy seguras. Esto ha sido probado por muchos estudios de investigación a lo largo de varios años. Las vacunas no te contagian de la enfermedad contra la cual te están protegiendo y tampoco causan autismo. Algunas personas tienen efectos secundarios a las vacunas, pero estos generalmente son moderados y desaparecen por sí mismos (como enrojecimiento o hinchazón en el área en que fue puesta la inyección) Los problemas serios, como las reacciones alérgicas, son muy inusuales. Si notas cualquier problema que te preocupa después de recibir la vacuna, pregúntale a tu doctora o enfermero al respecto. 

¿Las vacunas causan autismo?

No, las vacunas no causan autismo. Un estudio realizado en 1998 afirmó que existía una conexión entre las vacunas y el autismo, pero luego de demostró que no era cierto. Desde entonces, muchos más estudios han demostrado que no existe conexión entre las vacunas y el autismo. 

¿Aún necesito vacunarme si todas las personas a mi alrededor se han vacunado?

No hay forma de saber si todas las personas que te rodean han sido vacunadas. La única forma de saber que tendrás protección contra una enfermedad es si recibes la vacuna. Es verdad que si la mayoría de las personas han recibido una vacuna, aquellos a su alrededor tienen menos riesgo de contraer la enfermedad que la vacuna previene (esto se conoce como “inmunidad de grupo”). Pero si muchas personas no se vacunan  porque piensan que las otras lo han hecho, puedes enfermarte fácilmente. 

¿Las vacunas pueden causar la infección contra la cual están protegiendo?

Las vacunas no causan infecciones. Por ejemplo, no es posible contraer la gripe de la vacuna contra la gripe. Esto se debe a que la vacuna contra la gripe, como otras vacunas, no contiene el virus de la gripe.

¿Qué vacunas debería recibir los adultos?

Tu enfermera o doctor pueden hablar contigo sobre las vacunas idóneas para ti. Estas son algunas vacunas comunes para adultos:

  • Vacuna de la influenza (vacuna de la gripe)- vacuna anual que protege contra la gripe.
  • Vacuna contra la culebrilla- para adultos saludables de 50 años en adelante. Necesitas dos dosis, con intervalos de 2 a 6 meses entre cada inyección.
  • Vacuna neumocócica- para todos los adultos mayores de 65 años. Puede que algunos adultos menores de 65 que tienen ciertos problemas de salud también necesiten esta vacuna.

Habla con tu enfermero o doctora para asegurarte de que estás al día con las vacunas que la mayoría de las personas reciben cuando son más jóvenes, así como los refuerzos (una dosis extra de la vacuna que se aplica después de la dosis original). Estas vacunas incluyen:

La vacuna Tdap (para el tétano, la difteria, y la tos ferina, también conocida como tos convulsa)

Hepatitis A y B, VPH

Satampión, paperas y la rubeola (MMR).

¿Qué vacunas necesitan las personas embarazadas?

Es importante recibir ciertas vacunas antes de que quedes en embarazo, mientras hay otras que necesitarás durante el embarazo. Es importante recibir la vacuna MMR (paperas, sarampión y rubeola) por lo menos un mes antes de quedar en embarazo. También puede que necesites la vacuna contra la hepatitis B.

Vacunas como aquella contra la gripe y la Tdap (para la tos ferina) pueden ayudar a protegerte a ti y a tu feto si las recibes mientras estás en embarazo.

Si estás en embarazo o planeando estarlo, habla con tu enfermera o doctor sobre las vacunas que necesitas recibir.

¿Qué vacunas necesitan lo/as niño/as?

La mayoría de las vacunas que existen son recomendadas para niño/as para que puedan estar protegidos durante la infancia antes de que su sistema inmune (que protege contra las enfermedades) sea fuerte. La mayoría de las vacunas que recibirán los protegerán toda su vida de algunas enfermedades muy peligrosas. Lo/as niño/as deben recibir las siguientes vacunas:

  • Vacunas contra la hepatitis B
  • RV: vacuna contra el rotavirus
  • DTaP: vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (tos ferina)
  • Hib: Protege contra la meningitis.
  • PCV13: vacuna contra el neumococo
  • IPV: vacuna contra la polio
  • MMR: vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola
  • Vacuna contra la varicela
  • Vacuna contra la hepatitis A
  • Vacuna contra el virus del papiloma humano VPH
  • Vacuna contra el meningococo
  • Vacuna contra la gripe cada año

Su médico o enfermera le informarán cuándo es hora de que tu hijo/a reciba cada vacuna. Asegurarte de que tu hijo/a reciba estas vacunas a tiempo lo ayudará a mantenerse saludable.

¿Necesito ponerme la vacuna contra la gripe?

La vacuna contra la gripe se recomienda para todas las personas mayores de 6 meses de edad. Algunas personas, como los niños menores, adultos mayores y personas con diabetes, asma o enfermedades del corazón, son más propensas a tener problemas serios asociados a la gripa (como neumonía u otras infecciones serias), por lo que es aún más importante que reciban la vacuna contra la gripe cada año. También es importante recibir la vacuna contra la gripe si alguien con quien pasas tiempo tiene algún problema médico grave o un recién nacido en casa.

Las personas que están en embarazo o planeando quedar embarazadas durante la temporada de gripe (octubre a febrero) también necesitan la vacuna contra la gripe. Las personas en embarazo tienen un riesgo más alto de sufrir problemas serios derivados de la gripe, en comparación con las personas que no lo están y la gripe puede ser muy dañina para el feto.

¿La vacuna contra la gripe es segura?

La vacuna contra la gripe es muy segura. Algunas personas tienen efectos secundarios moderados de la vacuna, que incluyen dolor en el área donde recibieron la inyección, enrojecimiento o fiebre leve. Estas reacciones generalmente duran 1-2 días y no son lo mismo que la gripe.

Existen algunos riesgos muy raros asociados con la vacuna contra la gripe. Uno se llama síndrome de Guillain-Barré, que es una condición en la cual tu sistema inmune ataca los nervios de tu cuerpo. También hay un pequeño riesgo de tener una reacción alérgica a la vacuna. Si tienes alergias, pregúntale a tu enfermero o doctora si hay algo en la vacuna a lo que puedas tener alergia. 

¿Dónde puedo conseguir la vacuna contra la gripe? 

Puedes recibir la vacuna contra la gripe en el consultorio de tu médico, una clínica de salud comunitaria o en tu departamento de salud local. También puedes recibir la vacuna contra la gripe en tu centro de salud de Planned Parenthood local.