Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

Las bebidas alcohólicas, como la cerveza, el vino y el licor, pueden ser dañinas para tu salud, especialmente si tomas en exceso.

En los Estados Unidos una “bebida” alcohólica (trago) significa:

  • 12 onzas de cerveza
  • 8 onzas de licor de malta
  • 5 onzas de vino
  • 1.5 onzas de licor (como vodka, whiskey, brandy, ron o ginebra)

Beber moderadamente significa tomar hasta una bebida diaria en el caso de las mujeres y dos bebidas diarias en el caso de los hombres. Tomar en exceso significa tomar 8 o más bebidas por semana en el caso de las mujeres y 15 o más bebidas por semana en el caso de los hombres. Por último, bebes exageradamente significa tomar múltiples bebidas en una sola sentada: 4 o más en el caso de las mujeres y 5 o más en el de los hombres. Si tienes más de 21 años y vas a beber, hacerlo de forma moderada es lo mejor.

  • Evita consumir alcohol por completo si:
  • Eres menor de 21 años (en los Estados Unidos es contra la ley tomar alcohol si eres menor de 21)
  • Estás en embarazo o piensas que puedes estarlo
  • Vas a manejar, operar maquinaria o estar en cualquier situación que requiera que estés alerta y tengas la capacidad de mantenerte a ti y a otros a salvo
  • Estás tomando medicamentos que interactúan con el alcohol
  • Tienes ciertos problemas médicos
  • Estás en recuperación de alcoholismo o no eres capaz de controlar cuánto bebes

¿Cuáles son los efectos del alcohol en el cuerpo?

El cuerpo de cada persona reacciona distinto al alcohol. Tu edad, sexo, raza/etnia, peso, salud física e historia familiar con el alcohol pueden impactar la manera en que este te afecta. Tu experiencia también puede variar dependiendo de cuánto tomes. Qué tan rápido lo hagas y cuánta comida consumas mientras bebés.

Tomar demasiado alcohol puede ser peligroso. Las consecuencias de consumir demasiado alcohol incluye un aumento en el riesgo de envenenamiento por alcohol (cuando hay demasiado alcohol en el cuerpo y las funciones básicas se apagan), lesiones (como accidentes automovilísticos, caídas, ahogamiento o lesiones con armas de fuego) y violencia (como asesinato, suicidio y violencia de pareja). Puede que también exista mayor posibilidad de que tomes decisiones respecto a tu sexualidad que te pongan en riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual (ETS) o un embarazo no planeado, como tener sexo sin protección.

Los efectos del alcohol a largo plazo incluyen un aumento en los riesgos a la salud y problemas como enfermedades del corazón, hipertensión, accidente cerebrovascular, enfermedad hepática, pancreatitis y problemas estomacales. También puede provocar cáncer de seno, boca, garganta, esófago, hígado y colon. El alto consumo de alcohol también están vinculados a problemas mentales como la depresión, la ansiedad y los problemas de memoria y aprendizaje.

El consumo de alcohol en menores es especialmente peligroso. Las investigaciones muestran que es más probable que ocurran lesiones y muertes cuando los adolescentes y adultos jóvenes consumen alcohol. También, cuando las personas comienzan a beber antes de los 15 años de edad tienen mayor probabilidad de desarrollar un trastorno por consumo de alcohol que aquellos que empiezan a beber después de los 21.

¿Qué pasa si consumo alcohol durante mi embarazo?

Tomar alcohol cuando estás en embarazo puede exponer a tu feto al alcohol y esto se ha vinculado al aborto espontáneo, la muerte fetal, y el bajo peso al nacer. También puede provocar trastornos del espectro alcohólico fetal (FASD por sus siglas en inglés) que puede incluir una variedad de problemas físicos (como problemas de visión o audición, cabeza de tamaño pequeño, bajo peso o estatura, y problemas de corazón, riñones y huesos) y problemas de comportamiento (como problemas de aprendizaje, demoras en el habla o hiperactividad).

Si estás en embarazo, nunca es demasiado tarde para dejar de beber, pero entre más rápido lo hagas, mejor. Si tienes dificultades para parar, habla con una enfermera o doctor para recibir ayuda.

¿Es seguro tomar si estoy amamantando?

Lo más seguro no es no consumir nada de alcohol si aún estás amamantando. No se ha establecido que consumir una bebida alcohólica (trago) al día y esperar por lo menos dos horas antes de amamantar sea dañino para tu bebé. Pero no se recomienda tomar más de una bebida al día. Si tu bebé es expuesto a niveles más altos de alcohol, puede ser dañino para su crecimiento y sueño.

¿Cómo sé si tengo un problema con la bebida?

Si el alcohol está afectando tus relaciones o responsabilidades, o no puedes dejar de beber, puede que sea un problema. Habla con tu enfermera, doctor o profesional de salud mental sobre maneras en que pueden ayudarte a controlar o parar tu consumo de alcohol. Dependiendo de cuánto alcohol consumas, dejar de hacerlo de una sola vez puede causar abstinencia de alcohol, lo cual puede ser peligroso.

Algunos centros de salud de Planned Parenthood pueden ayudarte a definir si tienes un problema con el alcohol y conectarte con recursos en tu área. También puedes llamar al 1-800-662-HELP o visitar SAMHSA para encontrar ayuda cerca a ti.