Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal
En Esta Sección

Un enfermero o un doctor pueden decirte si tienes vaginitis y ayudarte a averiguar qué la causó. El tratamiento de la vaginitis depende de cuál sea su causa.

¿Sospechas que puedes tener una infección por levadura o vaginitis? Localiza un Centro De Salud →

Si tengo vaginitis, ¿tengo que ir al doctor?

Si tienes síntomas de vaginitis, es una buena idea ir a ver tu médico o enfermero, o consultar con el Centro de salud de Planned Parenthood local. La vaginitis no suele ser un problema de salud importante, pero, si no se trata, puede convertirse en algo grave.

Hay muchas causas diferentes para la vaginitis, y enfermedades de transmisión sexual (ETS) como la gonorrea y la clamidia pueden tener síntomas bastante parecidos a ella. Consultar con un médico es la mejor forma de averiguar qué sucede realmente y así iniciar el tratamiento apropiado.

Para detectar cuál es la causa de la vaginitis, es posible que el médico haga una prueba que consiste en observar una muestra de flujo vaginal bajo un microscopio o que realice otras pruebas, como un análisis de orina.

Si el doctor ya te diagnosticó una infección vaginal por levaduras anteriormente y tienes los mismos síntomas, puedes intentar tomar medicamentos de venta sin receta para ese tipo de infecciones. Si no tienes certeza, consulta a un médico o ve a uno de los Centros de salud de Planned Parenthood. Si tomaste medicamentos de venta sin receta y los síntomas no desaparecen, ve al médico.

¿Cuál es el tratamiento para la vaginitis?

La vaginitis suele ser fácil de curar. El tipo de tratamiento más adecuado para ti depende de los siguientes factores:

  • Cuál es la causa de la vaginitis en tu caso.
  • Cuán intensos son los síntomas.
  • Si hay un embarazo en curso.

Si la vaginitis es causada por una infección por levaduras, vaginosis bacteriana o tricomoniasis, el médico puede recetarte cremas, supositorios, óvulos vaginales o comprimidos. Algunas cremas medicinales o supositorios para la infección por levaduras (como Monistat) pueden comprarse en la farmacia sin receta médica. La tricomoniasis es el único tipo de vaginitis que se transmite por vía sexual. Por eso, si tienes tricomoniasis es muy importante que tu pareja sexual también reciba tratamiento.

Si la vaginitis es causada por una alergia o una irritación, los síntomas suelen desaparecer una vez que se deja de usar la sustancia o el objeto que causaba el problema. A veces, puede ser necesario usar una crema para contribuir a la curación. En algunos casos graves y poco frecuentes de reacciones alérgicas, es posible que necesites atención médica de urgencia.

Si la vaginitis es causada por niveles bajos de estrógeno, el médico puede recetarte cremas, comprimidos o anillos vaginales que liberan estrógeno en el organismo.

Sin importar qué tipo de vaginitis tengas, asegúrate de lo siguiente:

  • No uses los medicamentos de otra persona. Incluso si sus síntomas sean similares, es posible que la infección sea diferente y que requieran tratamientos distintos.
  • No uses medicamentos que tengas hace mucho tiempo. Tal vez ya no sean eficaces o, incluso, puedan empeorar la infección.
  • Sigue cuidadosamente todas las instrucciones del médico o todas las indicaciones que vienen con el tratamiento.
  • Completa TODO el tratamiento. La infección puede reaparecer si no completas el tratamiento, incluso si los síntomas han desaparecido o si tienes tu periodo menstrual.
  • Ve a la cita de seguimiento con el médico para asegurarte de que el tratamiento haya hecho efecto.

Durante el tratamiento de la vaginitis, debes seguir las siguientes instrucciones:

  • No te introduzcas nada en la vagina, excepto medicamentos o tampones. No tengas sexo oral ni vaginal hasta que te sientas mejor.
  • No hay problema si usas tampones o una copa menstrual cuando tienes el periodo, a menos que uses medicamentos que haya que introducir en la vagina. En ese caso, usa toallas sanitarias.
  • Si estás usando gel o cremas dentro de la vagina, puedes usar toallas sanitarias o protectores diarios sin aroma para evitar que la medicina gotee en tu ropa.

¿Cómo puedo aliviar los síntomas irritantes de la vaginitis?

Aunque la vaginitis puede causar mucha picazón e irritación, trata de no rascarte
porque eso puede causar más irritación o cortes en la piel, lo que puede propagar los gérmenes y empeorar la infección. Hay cremas vaginales de venta sin receta que puedes aplicar en la vulva para contribuir a calmar la irritación. Tu médico también puede darte algunas recomendaciones para aliviar la picazón y el ardor. 

Evita tener relaciones sexuales hasta que la infección o la irritación desaparezca (sobre todo si tienes tricomoniasis, porque esta es una enfermedad de transmisión sexual que tú y tu pareja pueden transmitirse alternadamente). La fricción del sexo y los líquidos corporales de tu pareja pueden causar más irritación o dificultar la curación. Algunos medicamentos que se usan en la vagina tienen aceite, lo que puede causar que los condones se rompan.

¿Dónde pueden hacerme pruebas y darme tratamiento para la vaginitis?

Pueden hacerte pruebas y darte tratamiento para la vaginitis en el Centro de salud de Planned Parenthood local, en clínicas comunitarias o de salud reproductiva, o por medio de tu obstetra, ginecólogo o médico de cabecera.