Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

Una infección en el tracto urinario (UTI) es una infección en el aparato urinario, que incluye la vejiga y la uretra. Cualquiera puede tener una infección de este tipo, pero tener una vulva hace que sea más probable padecerlas.

¿Piensas que puedes tener una infección en el tracto urinario? Localiza un Centro De Salud

¿Qué es una infección en el tracto urinario?

Una infección en el tracto urinario es una infección en el aparato urinario, que incluye lo siguiente:

  • La vejiga: el órgano que recoge y almacena la orina
  • La uretra: el conducto que transporta la orina desde la vejiga hacia el exterior del cuerpo

Hay dos tipos de infecciones en el tracto urinario: la cistitis y la uretritis. La cistitis es una infección en la vejiga. La uretritis es una infección en la uretra. Si no se tratan, pueden propagarse y causar una infección renal. Por esta razón, las infecciones en el tracto urinario deben tomarse en serio por más comunes que sean.

¿Cuál es la causa de las infecciones en el tracto urinario?

Contraer estas infecciones es bastante fácil. Las bacterias que viven en la vagina, los genitales y las zonas cercanas al ano pueden entrar por la uretra, viajar hasta a la vejiga y causar una infección. Esto puede suceder durante la actividad sexual cuando las bacterias que residen en los genitales, el ano o los dedos de tu pareja o en un juguete sexual ingresan a la uretra. Estas infecciones también pueden ser causadas por la clamidia, la gonorrea u otros microrganismos.

Aunque las infecciones en el tracto urinario no se transmiten de una persona a otra como las enfermedades de transmisión sexual (ETS), tener relaciones sexuales puede llevar a adquirir estas infecciones o empeorarlas. Pero no hace falta tener relaciones sexuales para padecer estas infecciones. Todo lo que hace que las bacterias entren en contacto con la uretra puede causar una infección en el tracto urinario.

La propensión a adquirir estas infecciones es mayor en los siguientes casos:

  • Ya tuviste una infección en el tracto urinario.
  • Tienes diabetes.
  • Sufres de obesidad.
  • Usas espermicida o un diagragma.
  • Tienes cálculos renales u otras obstrucciones en el tracto urinario.

La mayoría de las personas no son capaces de identificar la causa exacta de la infección porque hay muchas cosas que pueden llevar a adquirirla.

¿Cuáles son los síntomas de una infección en el tracto urinario?

Uno de los síntomas más comunes es una necesidad frecuente y urgente de orinar. Puedes tener la sensación de querer orinar todo el tiempo, incluso aunque recién hayas ido al baño. Entre otros síntomas, se incluyen los siguientes:

  • Dolor o ardor al orinar
  • Orina turbia o con mal olor
  • Sangre o pus en la orina
  • Dolor, presión o cólicos en el abdomen, la espalda o los costados

Si la infección en el tracto urinario se va a los riñones, los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Dolor en la parte media de la espalda (a la derecha o izquierda de la columna vertebral)
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Sensación de cansancio

Si tienes alguno de estos síntomas, díselo al médico lo más pronto posible. Las infecciones renales son graves y deben recibir tratamiento de inmediato.

Estos síntomas no siempre son causados por una infección en el tracto urinario. Otras infecciones, como las enfermedades de transmisión sexual o la vaginitis pueden causar orina frecuente y dolorosa. Solo un médico o un enfermero pueden decirte con seguridad si tienes una infección en el tracto urinario.