Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

¿La vacuna contra el COVID-19 es segura?

Sí. Como todas las vacunas, las vacunas contra el COVID-19 fueron probadas cuidadosamente antes de ser aprobadas. En los estudios participaron muchas personas de diferentes edades, razas, etnias y con diferentes condiciones médicas. La Agencia Reguladora de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) examinó todos los datos y determinó que la vacuna es segura y efectiva. La comunidad científica seguirá estudiando la vacuna para seguir aprendiendo más sobre ella. Puedes leer más sobre las investigaciones acerca de la seguridad de la vacuna contra el COVID-19 en el sitio web de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés). 

Las vacunas contra el COVID-19 no hacen que te de COVID-19, no hacen que te enfermes ni cambian tu ADN o material genético. Las vacunas contra el COVID-19 no causan infección ni te contagiarás de COVID-19 al ponerte la vacuna. Ninguna de las vacunas contra el COVID-19 disponibles hoy en día en los EE. UU., tiene el virus vivo que causa el COVID-19. Si te contagias del COVID-19 inmediatamente después de recibir tu vacuna, no significa que la vacuna lo causó. Después de que termines de vacunarte, tu cuerpo se tarda 2 semanas en desarrollar inmunidad (protección) contra el COVID-19. Esto quiere decir que de todas maneras puedes enfermarte de COVID-19 justo antes o inmediatamente después de que te pongan la(s) inyección(es) de la vacuna. 

¿La vacuna contra el COVID-19 tiene efectos secundarios?

En algunas personas, las vacunas contra el COVID-19 pueden causar efectos secundarios, especialmente después de la segunda dosis. Los posibles efectos secundarios incluyen:

  •  dolor en el brazo
  • dolores de cabeza

  • sensación de cansancio

  • escalofríos

  • fiebre 

  • náuseas

Estos efectos secundarios pueden ser molestos para algunas personas e incluso hacer que sea difícil hacer las actividades diarias normales, pero no son peligrosos. Además, usualmente los efectos secundarios no duran más de uno o dos días. Puedes tomar antihistamínicos (medicamentos para la alergia) y analgésicos (medicamentos para el dolor) como acetaminofén, ibuprofeno o aspirina para ayudar a aliviar las molestias de los efectos secundarios, si normalmente es seguro para ti tomar estos medicamentos.

Si vas a recibir una vacuna de 2 dosis, es importante que te apliquen tu segunda inyección incluso si tienes efectos secundarios (a menos que tu doctorx te diga que no lo hagas).

A algunas personas le puede salir un sarpullido rojo, con picazón, hinchazón o dolor en el lugar donde les pusieron la inyección (a veces llamado “brazo COVID”). El sarpullido puede aparecer desde unos días después, hasta más de una semana después de que recibas la inyección y puede ser bastante grande. Puedes tomar un antihistamínico (medicamento para la alergia) o un medicamento para el dolor para aliviar las molestias. Si esto te sucede, de todas maneras debes recibir tu segunda inyección el día que la tengas programada. Cuéntale a tu proveedorx que tienes el sarpullido o "brazo COVID". Puede que te apliquen la segunda inyección en el otro brazo. 

Tener efectos secundarios NO significa que tengas COVID-19. La vacuna no hará que te de COVID-19. De hecho, estas reacciones son una señal de que la vacuna está funcionando y que tu sistema inmune está haciendo lo que debe hacer: crear la protección contra el COVID-19.

De todas maneras es posible que te contagies de COVID-19 inmediatamente después de recibir la vacuna, porque tu cuerpo puede tardar unas semanas después de la segunda dosis en desarrollar la suficiente protección contra el virus. Si tienes síntomas de COVID-19 o tienes alguna pregunta sobre los efectos secundarios que puedes estar teniendo, llama a tu enfermerx o doctorx.

Es poco común, pero como con cualquier medicamento que tomes, pueden haber reacciones peligrosas a la vacuna. Si estás teniendo una reacción grave, como no poder respirar, llama al 911 o ve a la sala de emergencias de inmediato. 

¿Puedo recibir la vacuna contra el COVID-19 si tengo historia de reacciones alérgicas?

La vacuna es segura para la mayoría de personas. Las personas  que han tenido reacciones alérgicas graves no relacionadas con las vacunas, como alergias a los alimentos, las mascotas o el látex, pueden recibir cualquiera de las vacunas. Si solo tuviste una reacción local (en una zona de tu cuerpo) a la primera dosis de la vacuna, como dolor, hinchazón o picazón en tu brazo, de todas maneras puedes recibir la segunda dosis. Sin embargo, hay algunas razones por las que ciertas personas no deberían recibir la vacuna contra el COVID-19.

Si tuviste una reacción alérgica grave a la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19, no te apliques la segunda dosis. Una reacción alérgica grave es cuando tienes anafilaxia (no puedes respirar), necesitas tratamiento con epinefrina (también llamada EpiPen en inglés), o tienes que ir al hospital.

Si tuviste una reacción alérgica inmediata a la primera dosis de una vacuna contra el COVID-19, no te apliques la segunda dosis de esa vacuna (incluso si tu reacción alérgica no fue tan grave como para ir al hospital). Una reacción alérgica inmediata es cuando tienes síntomas como urticaria (ronchas), hinchazón y silbido al respirar dentro de las 4 horas siguientes de haber recibido la vacuna.

Si alguna vez tuviste una reacción alérgica grave o una reacción alérgica inmediata (incluso si no fue grave) a cualquier ingrediente presente en alguna vacuna contra el COVID-19, no debes aplicarte esa vacuna. Si tienes alergia al polietilenglicol (PEG) o al polisorbato, no te apliques vacunas de ARNm, pues tienen estos ingredientes.

Puedes leer una lista completa de ingredientes para cada vacuna aquí:

Las 3 vacunas contra el COVID-19 disponibles en este momento en los EE.UU., no tienen huevo, conservantes ni látex.

 Si alguna vez has tenido algún tipo de reacción alérgica a otra vacuna o medicamento inyectado habla con tu enfermerx o doctorx para que te ayude a decidir si es seguro que recibas la vacuna contra el COVID-19. Después de que te pongan la vacuna, quizá debas permanecer de 15 a 30 minutos en observación por seguridad en caso de que tengas alguna reacción. 

Puedes obtener más información sobre las vacunas contra el COVID-19, las recomendaciones para personas con alergias y qué hacer si tienes una reacción alérgica en el sitio web de los CDC.

¿Lxs niñxs pueden recibir la vacuna contra el COVID-19?

La vacuna de Pfizer-BioNTech está aprobada para personas mayores de 12 años. Las vacunas de Moderna y de Johnson & Johnson/Jansen están aprobadas para personas mayores de 18 años. En este momento los CDC recomiendan que todas las personas mayores de 12 años se vacunen si les es posible. 

La comunidad científica está investigando acerca de la vacuna para lxs niñxs menores de 12 años, pero los estudios todavía no terminan.  Si tienes preguntas acerca de si tu hijx puede recibir la vacuna contra el COVID-19, comunícate con tu enfermerx o doctorx. 

Si eres menor de 18 años, necesitas el permiso de tus padres para recibir la vacuna contra el COVID-19 y sólo puedes recibir la vacuna Pfizer-BioNTech. Por lo que asegúrate de hacer una cita en algún lugar donde tengan la vacuna Pfizer-BioNTech o donde vacunen a personas de 12 años en adelante.

También puedes comunicarte con el departamento de salud de tu área, para obtener más información sobre cómo recibir la vacuna si eres menor de 18 años.

¿Cómo puedo confiar en una vacuna que fue desarrollada tan rápido?

Aunque el COVID-19 es una infección nueva, hay varias décadas de investigación científica que soportan los tipos de vacunas que se utilizan para prevenir el COVID-19.

Todas las vacunas contra el COVID-19 fueron investigadas con estándares de seguridad extremadamente altos para asegurarse de que fueran efectivas Y seguras. Miles de personas voluntarias recibieron estas vacunas en ensayos clínicos durante el 2020 y fueron monitoreadas de cerca durante 2 meses después de recibir su dosis final, antes de que la Agencia de Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) aprobara la vacuna. La FDA y muchas otras organizaciones médicas, de investigación y atención médica expertas, revisaron los datos y todas encontraron que las vacunas son seguras y efectivas. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su siglas en inglés) y otros socios federales continúan monitoreando las vacunas para detectar efectos secundarios graves (llamados eventos adversos), utilizando sistemas de monitoreo de seguridad de las vacunas sólidos.

Las vacunas pudieron desarrollarse rápido y de manera segura porque las compañías farmacéuticas, las organizaciones de salud pública y los gobiernos de todo el mundo priorizaron e invirtieron colectivamente, para encontrar una manera de prevenir el COVID-19 y poner fin a esta devastadora pandemia lo antes posible. Este tipo de acción colectiva (llevada a cabo conjuntamente) no ocurre a menudo, pero muestra lo que se puede hacer cuando personas de todo el mundo trabajan juntas para encontrar soluciones innovadoras a los problemas de salud pública.

¿La vacuna contra el COVID-19 causa infertilidad, esterilidad o aborto espontáneo?

No. Las investigaciones muestran que las vacunas contra el COVID-19 son seguras, no te vuelven estéril, no afectan tu fertilidad ni causan abortos espontáneos o problemas durante el embarazo.

Algunas personas han hecho afirmaciones falsas, diciendo que la vacuna contra el COVID-19 hace que tu cuerpo ataque los órganos reproductivos y cause infertilidad. Esto NO es cierto y no se basa ninguna investigación ni en la ciencia. No hay evidencias de que las personas tengan problemas para quedar embarazadas después de recibir la vacuna COVID-19. De hecho, durante los ensayos de la vacuna, aproximadamente la misma cantidad de personas quedaron embarazadas tanto en el grupo placebo (quienes no recibieron la vacuna) como en el grupo de personas que la recibió.

El cuerpo es inteligente y la vacuna entrena a tu sistema inmune (las defensas de tu cuerpo) para concentrarse en atacar el coronavirus y no a tus órganos internos. Las vacunas contra el COVID-19 no hacen que te de COVID-19, no hacen que te enfermes ni cambian tu material genético o ADN.

¿Es seguro recibir la vacuna COVID-19 si estoy en embarazo o amamantando?

Sí. Los CDC recomiendan la vacuna contra el COVID-19 para las personas que están embarazadas, que intentan quedar embarazadas, que podrían quedar embarazadas en el futuro o que están amamantando.

Las investigaciones muestran que la vacuna contra el COVID-19 es segura para las personas embarazadas. Tampoco se han reportado problemas en las personas que recibieron la vacuna durante el embarazo, que han sido muchas.

La vacuna contra el COVID-19 no se probó específicamente en personas en periodo de lactancia en ensayos clínicos. Sin embargo, no hay evidencia de que la vacuna no sea segura si estás amamantando. De hecho, hay algunas investigaciones que muestran que las personas vacunadas tienen anticuerpos del COVID-19 en su leche. Entonces, puede que al recibir la vacuna se transmita algo de protección contra el COVID-19 a tu bebé (la comunidad científica todavía está estudiando esto). Puedes leer más acerca de la seguridad de la vacuna contra el COVID-19 para personas embarazadas y en periodo de lactancia en el sitio web de los CDC.

Las personas embarazadas o que han estado embarazadas recientemente, tienen más chances de morir o enfermarse gravemente del COVID-19, que las personas que no están embarazadas. También, las personas embarazadas que tienen COVID-19, pueden tener un mayor riesgo de tener complicaciones en el embarazo, como el parto prematuro. Por lo que si estás en embarazo, es importante que hagas todo lo posible para evitar contagiarte del COVID-19, incluyendo obtener la vacuna contra el COVID-19.

Si tienes preguntas acerca de la vacuna contra el COVID-19, habla con tu doctorx o enfermerx.

Lea más sobre cómo protegerte y proteger a tu bebé del COVID-19 si estás en embarazo o amamantando.

¿La vacuna contra el COVID-19 puede afectar las mamografías?

Después de recibir la vacuna contra el COVID-19, algunas personas han tenido una inflamación inofensiva (que no hace daño) en los ganglios linfáticos cerca de sus pechos, pero esto es muy poco común. En una mamografía, esta hinchazón puede verse similar al cáncer de mama, lo que puede causar un resultado falso. La vacuna contra el COVID-19 NO causa cáncer de mama.

Si debes hacerte una mamografía, intenta programarla antes de tu primera dosis de la vacuna contra el COVID-19, o de 4 a 6 semanas después de tu última dosis. De todas maneras, no dejes de hacerte tu mamografía por la vacuna.

¿La vacuna causará autismo o problemas de desarrollo en lxs bebés que pueda tener en el futuro?

No. Las vacunas no causan autismo. Las vacunas contra el COVID-19 no cambian tu ADN ni tu material genético. Tu cuerpo se deshace del material de la vacuna una vez termine de usarlo para aprender a desarrollar la inmunidad (defensas) contra el COVID-19. Las vacunas no tienen nada que pueda transmitirse genéticamente a lxs bebés.

¿La vacuna contra el COVID-19 puede afectar mi periodo?

Durante los ensayos clínicos, los científicos no estudiaron el impacto de la vacuna en el periodo. Sin embargo, no hay razón para pensar que las vacunas puedan tener un gran efecto en tu periodo. Además, los CDC y otros investigadores continúan monitoreando las vacunas para detectar efectos secundarios graves (llamados eventos adversos), utilizando sistemas de monitoreo de seguridad de las vacunas sólidos.

Muchas cosas pueden hacer que tu periodo sea más ligero, más abundante o que te baje antes o después de lo habitual para ti: por ejemplo el estrés, estar enfermx, tomar ciertos medicamentos y tener cambios hormonales. Puede que tu primer periodo después de recibir la vacuna sea un poco diferente, pero eso no quiere decir que hay algo de qué preocuparse. Si tienes cambios en tu periodo que siguen ocurriendo, puede que algo más lo esté causando. En ese caso, comunícate con tu enfermerx o doctorx, como los que se encuentran en el centro de salud de Planned Parenthood más cercano a ti.

¿La vacuna contra el COVID-19 afecta los anticonceptivos?

No. Los ensayos clínicos de la vacuna no mostraron ninguna interacción con medicamentos, incluyendo los anticonceptivos. De manera que no tienes que preocuparte por que las vacunas contra el COVID-19 hagan que tu método anticonceptivo sea menos efectivo. Tampoco hay evidencia de que tengas más o menos chances de quedar en embarazo después de vacunarte. Puedes confiar en que tu método anticonceptivo seguirá protegiéndote del embarazo después de recibir la vacuna contra el COVID-19.

¿La vacuna contra el COVID-19 afecta los medicamentos para las enfermedades de transmisión sexual?

No. No hay evidencia de que las vacunas contra el COVID-19 afecten los medicamentos para las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Los ensayos de las vacunas no mostraron interacciones con ningún medicamento, incluyendo los medicamentos usados para tratar o prevenir las infecciones de transmisión sexual (ITS), como antibióticos, medicamentos contra el herpes y la PrEP). Por lo que puedes confiar en que tus medicamentos siguen funcionando para mantenerte saludable después de recibir la vacuna contra el COVID-19.

¿La vacuna Johnson & Johnson es segura?

A comienzos de 2021, una cantidad muy pequeña de mujeres menores de 50 años sufrió un tipo de coágulo en la sangre muy poco común y grave con plaquetas bajas (llamado trombosis con síndrome de trombocitopenia o TTS) después de recibir la vacuna Johnson & Johnson/Janssen. Es importante tener en cuenta que esto es extremadamente poco común: de las 7 millones de personas que habían sido vacunadas en los Estados Unidos en ese momento, solo hubo 6 casos con este problema.

Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) y la Agencia de Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) tomaron estos casos muy en serio y decidieron poner en espera la vacuna Johnson & Johnson mientras investigaban su seguridad. Después de revisar cuidadosamente los datos, la FDA y los CDC autorizaron el uso de la vacuna nuevamente. Descubrieron que el riesgo de TTS de la vacuna de Johnson & Johnson/Janssen es extremadamente bajo. Además, los riesgos para la salud de contagiarse o transmitir el COVID-19 son mucho más altos que cualquier riesgo que pueda tener la vacuna.

Según la investigación, parece que las mujeres menores de 50 años tienen un mayor riesgo de tener este tipo de coágulos en la sangre con plaquetas bajas (TTS), que otras personas. De todas maneras, el riesgo es extremadamente bajo. Si tienes preguntas acerca de la seguridad de las vacunas contra el COVID-19, habla con tu enfermerx o doctorx. Si tienes dolor de cabeza muy fuerte, dolor de estómago, dolor en las piernas o dificultad para respirar durante las 3 semanas siguientes a la aplicación de la vacuna Johnson & Johnson/Janssen, busca atención médica de inmediato.

No se han reportado problemas graves con las vacunas de ARNm de Moderna o Pfizer: estas son un tipo de vacuna diferente a la de Johnson & Johnson.

¿La vacuna de Johnson & Johnson causa el síndrome de Guillain Barré (GBS)?

El síndrome de Guillain Barré (GBS por sus siglas en inglés) es un trastorno neurológico que hace que el sistema inmune de tu cuerpo dañe tus células nerviosas. Algunas personas que recibieron la vacuna Johnson & Johnson/Jansen contra el COVID-19 han contraído el síndrome de Guillain Barré, pero esto es extremadamente poco común.

Los reportes muestran que los hombres de 50 a 64 años pueden tener más chances de contraer el síndrome de Guillain Barré después de recibir la vacuna Johnson & Johnson/Jansen que otras personas. En todo caso, los CDC y la FDA concluyeron que los beneficios de recibir la vacuna contra el COVID-19 superan el riesgo extremadamente bajo de contraer este síndrome.

No se han reportado problemas graves con las vacunas de ARNm de Moderna o Pfizer, que son un tipo de vacuna diferente a la vacuna de Johnson & Johnson/Jansen.

 ​​​​​​