Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

¿Qué es la hipertensión?

La hipertensión significa tener la presión arterial alta y es muy común. Uno de cada tres adultos en los Estados Unidos tienen presión arterial alta. La hipertensión puede llevar a problemas graves de salud, como enfermedades cardiacas o accidentes cerebrovasculares, que son causas comunes de muerte en E.E.U.U.

¿Cuáles son los síntomas de hipertensión?

Usualmente las personas con hipertensión no sienten ningún síntoma. La hipertensión es conocida como “el asesino silencioso” ya que puede causar daños profundos en tu cuerpo, incluso cuando no sientes nada. La única manera de saber si tienes hipertensión es medir tu presión arterial.

¿Cómo sé si tengo presión arterial alta?

Diagnosticar la presión arterial alta es tan simple como tomar tu presión arterial. Tu enfermera o doctor colocarán alrededor de tu brazo un brazalete que se infla, mientras escuchan tu pulso. Es rápido e indoloro. En ocasiones también puedes revisar tu presión arterial en una farmacia o droguería o usar un examen casero. Algunos centros de salud de Planned Parenthood pueden ofrecer tratamientos para la hipertensión, mientras que otros podrán referirte a algún lugar donde puedas recibir el tratamiento para la hipertensión.

¿Qué significan los números de la presión arterial?

La lectura de la presión arterial tiene 2 número. El primero se conoce como presión arterial sistólica, que es la presión en tus vasos sanguíneos cuando tu corazón late. El segundo número se llama presión arterial diastólica, que es la presión en tus vasos sanguíneos cuando tu corazón está descansando entre latidos. La combinación de estos dos números es tu presión arterial.

  • Presión arterial normal: 120/80 o menos
  • Hipertensión o con riesgo (cerca de tener hipertensión): entre 120-139/80-89
  • Hipertensión: 140/90 o mayor

Si los números que miden tu presión arterial alta están altos dos veces seguidas, puede que tu doctora o enfermero te diagnostique con presión arterial alta.

¿Cómo puedo prevenir la hipertensión?

Lo más importante que puedes hacer para prevenir la hipertensión es comer una dieta saludable, mantener un peso saludable, ejercitarte de manera regular y evitar fumar.

¿Cómo se trata la hipertensión?

La hipertensión usualmente se trata con una combinación de dieta, ejercicio y medicamentos. Los cambios en la alimentación puede incluir comer vegetales, frutas y granos enteros y reducir el consumo de sal, alcohol y carnes rojas.

Hacer ejercicio regularmente también puede ayudar. Esto significa ejercitarse por lo menos 30 minutos al día, 5 días a la semana. Esto puede incluir cosas como caminar, ir al gimnasio, montar en bicicleta o nadar. Cualquier cosa que te haga sudar y respirar aceleradamente. Sino tienes tiempo para ejercitarte 30 minutos seguidos, puedes hacerlo por 10 minutos, 3 veces al día. También puedes hallar pequeñas maneras de mantenerte activo/a durante el día, como subir por las escaleras en vez de tomar el elevador. Lo importante es que te muevas regularmente a lo largo del día. Un doctor o enfermera pueden ayudarte a determinar lo que “ejercitarse de manera regular” significa en tu caso.

Puede que tu enfermera o médico también recomienden algún medicamento, si los cambios en la dieta y el ejercicio no son suficientes para bajar tu presión arterial. Tu enfermero o doctora  te ayudarán a determinar qué medicamento para la presión es adecuado para ti.

¿Qué necesito saber sobre la hipertensión durante el embarazo?

Existen 3 clases de hipertensión durante el embarazo:

  1. Hipertensión crónica- Esto significa que tenías presión arterial alta antes de tu embarazo, o que tu presión arterial estaba por encima de 140/90 antes de la semana 20 de tu embarazo.
  2. Hipertensión gestacional- Esto es cuando desarrollaste presión arterial alta más adelante en tu embarazo, después de la semana 20. Esta tipo generalmente desaparece después del parto.
  3. Preclamsia- Una combinación de presión arterial alta y problemas de órganos o proteína en tu orina después de las 20 semanas de embarazo o después del parto.

Si estás en embarazo, tienes hipertensión y no recibes tratamiento, esto puede causar serios problemas para ti y tu feto, incluyendo:

  • Eclampsia- cuando tienes preclamsia y tienes convulsiones
  • Apoplejía: cuando no llega suficiente sangre a su cerebro, causando daño
  • Desprendimiento de la placenta: cuando la placenta se separa de la pared del útero antes de que des a luz
  • Parto prematuro (antes de las 37 semanas de embarazo)
  • Bajo peso al nacer

Recibir atención prenatal regularmente pueden ayudar a que te mantengas saludable durante tu embarazo.