Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

Las verrugas genitales pueden desaparecer por sí mismas, pero a veces son persistentes, se agrandan o se multiplican. Habla con una enfermera o una médico sobre las opciones de tratamiento para eliminarlas.

¿Quieres hacerte una prueba de verrugas genitales? Encuentra un centro de salud

¿Debería tratarme las verrugas genitales?

Es algo que debes decidir con tu enfermera o doctor. El sistema inmunitario de tu cuerpo puede combatir el virus que causa las verrugas genitales, y estas pueden desaparecer sin ningún otro tratamiento. Pero puede que no y las verrugas genitales pueden causar molestias, y se pueden transmitir a otras personas. Si estás embarazada, tu médico o enfermero pueden preferir quitar las verrugas para que no causen problemas en caso un parto vaginal. El tratamiento, además, reduce las posibilidades de transmitir las verrugas a quienes tengan relaciones sexuales contigo.

¿Cuál es el tratamiento para las verrugas genitales?

Existen distintas maneras de tratar las verrugas genitales, dependiendo del lugar en que se encuentren y la cantidad de la piel que cubran. Al igual que todos los medicamentos y procedimientos, estos tratamientos pueden tener efectos secundarios, beneficios y costos diferentes. Habla con tu doctor o enfermera para decidir qué tratamiento para las verrugas genitales es el más apropiado para ti.

Tu médico o enfermero pueden:

  • Aplicar productos químicos para hacerlas desaparecer o para detener su crecimiento. Este tratamiento suele administrarse una vez por semana durante algunas semanas en una clínica.
  • Recetarte una crema para que la apliques sobre las verrugas durante varias semanas.
  • Eliminar las verrugas con frío (crioterapia).
  • Quemar las verrugas con corriente eléctrica.
  • Extirpar las verrugas con un bisturí o un cable y electricidad (extirpación electroquirúrgica con asa o LEEP).

Quizá algunos de estos tratamientos te asusten un poco, pero todos son eficaces en eliminar las verrugas, consecuentemente sus síntomas y reducir las posibilidades de transmitir la infección por el virus del papiloma humano (VPH) que las provocó, a otra persona. Tu doctora o enfermero pueden aplicarte un anestésico para que no tengas molestias.

Cabe aclarar que los medicamentos de venta sin receta para tratar las verrugas de las manos o los pies NO deben usarse para tratar las verrugas genitales.

Si bien no hay cura para los tipos de VPH que causan las verrugas genitales, existe una vacuna que previene la mayoría de las clases de verrugas genitales y ciertos tipos de cáncer.

¿Qué puedo hacer después del tratamiento para asegurarme de no volver a tener verrugas vaginales?

Nada. Las verrugas genitales pueden tratarse, pero no curarse. Eliminarás las verrugas, pero no el virus que las causa. El virus puede desaparecer en algún momento por sí solo, pero es imposible saberlo con certeza. Algunas personas vuelven a tener verrugas y otras, no.

Después de eliminar las verrugas:

  • Mantén la zona limpia y no te rasques
  • Lávate las manos después de tocar la zona donde estaban las verrugas.
  • No tengas sexo si te resulta incómodo.
  • Puedes aplicar una compresa fría para sentirte mejor si tienes dolor o inflamación en la zona. Puedes tomar analgésicos de venta libre.