Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

La pediculosis genital es fácil de tratar, en general ni siquiera necesitas un medicamento recetado. Puedes conseguir medicamentos sin receta para los piojos púbicos en la farmacia, o bien tu médico puede proporcionártelos.

¿Deseas realizarte la prueba de piojos púbicos? Localiza un Centro De Salud

¿Cuál es el tratamiento para la pediculosis genital?

Los medicamentos para tratar la pediculosis genital son fáciles de usar y vienen en gel, champú, lociones y espuma. La mayoría se vende sin receta en farmacias, así que puedes comprarlos sin necesidad de pedirle la receta a un médico. Algunas de las marcas más conocidas son A-200, RID y Nix. Sigue cuidadosamente las instrucciones que figuran en el envase. Es posible que necesites hacer el tratamiento más de una vez.

Puedes conseguir medicamentos más fuertes para la pediculosis genital con una receta médica. Si tienes ladillas en las cejas o en las pestañas, necesitas un tipo especial de tratamiento que solo puede indicarte tu médico. Si estás embarazada o en periodo de lactancia, consulta a tu médico antes de hacer cualquier tratamiento.

Las personas con las que hayas tenido contacto íntimo también deben recibir tratamiento para no volver a contagiarse. Usa siempre ropa, toallas y ropa de cama recién lavadas después de finalizar el tratamiento.

Lo único que sirve para eliminar definitivamente las ladillas son los medicamentos especialmente elaborados para este fin. Los remedios caseros, como baños calientes o rasurarse, no sirven. Los medicamentos para calmar la picazón (como la crema con hidrocortisona) pueden aliviarte, pero no curan la pediculosis.

¿Qué debo hacer para erradicar los piojos púbicos?

Aún después de finalizado el tratamiento, la mayoría de las liendres (huevos de ladillas) quedan adheridas al vello. Puedes quitarlas con las uñas o con un peine fino.

Toma el medicamento y lava o limpia a seco toda la ropa de cama y las toallas. También lava o limpia a seco la ropa que usaste mientras tenías ladillas. Lava las telas con agua lo más caliente posible y sécalas a alta temperatura durante al menos 20 minutos.

Además, puedes dejar las telas no lavables en una bolsa bien cerrada durante dos semanas para que las ladillas y las liendres se mueran. También puedes pasar la aspiradora en alfombras y muebles. No es necesario llamar a un exterminador ni fumigar la casa.

Cuéntales lo sucedido a tus parejas sexuales y a todas las personas con las que hayas tenido contacto íntimo en el último mes, ya que pueden tener ladillas. Todos deben recibir tratamiento al mismo tiempo así no vuelven a infectarse. Se recomienda no tener sexo ni otro tipo de contacto íntimo hasta que todos hayan finalizado el tratamiento y estén seguros de que las ladillas han sido erradicadas. También es aconsejable realizar pruebas para otras enfermedades de transmisión sexual.

Si todavía tienes liendres vivas después de 9 a 10 días, repite el tratamiento. Asegúrate también de que hayas lavado todo lo que hacía falta y que tus parejas sexuales hayan finalizado su tratamiento. Si aun así las ladillas no desaparecen, consulta a tu médico.