Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal

La hepatitis B se contagia fácilmente al tener sexo, de modo que aplicarte la vacuna es el mejor modo de protegerte. Esta es segura y realmente eficaz para la prevención de la hepatitis B.

¿Quieres hacerte la prueba de hepatitis B? Encuentra un centro de salud

¿Cómo funciona la vacuna contra la hepatitis B?

La vacuna te protege contra el virus de la hepatitis B (VHB) porque activa tu sistema inmunitario que responde generando anticuerpos. Estos anticuerpos te protegen porque combaten el virus en caso de que ingrese en tu organismo.

Por lo general, la vacuna se divide en tres dosis, conocidas como “esquema de  vacunación contra la hepatitis B”. Un mes después de la primera dosis, te dan la segunda. Seis meses después de la primera dosis, te dan la tercera. Si se te pasa la fecha de la segunda o tercera dosis, aplícatelas en cuanto te acuerdes.

La vacuna contra la hepatitis es muy eficaz. La vacunación ha reducido con éxito la cantidad de personas que contraen hepatitis B por año.

¿Quién debe aplicarse la vacuna contra la hepatitis B?

En la actualidad, la mayoría de los bebés reciben la vacuna contra el VHB como parte de su chequeo de salud habitual. (La vacunación de rutina en los bebés se recomienda desde 1991).

La hepatitis B es muy contagiosa. Es posible contraer la enfermedad al tener sexo sin protección o entrar en contacto con sangre u orina infectadas. De modo que si nunca te has vacunado, es buena idea que consultes con tu médico para que te la aplique.

¿Cuán segura es la vacuna de la hepatitis B?

La vacuna contra la hepatitis B es completamente segura para la mayoría de las personas. La mayoría de los bebés, niños y adultos no tienen ningún problema al vacunarse. De hecho, más de cien millones de personas en los EE. UU. han recibido la vacuna contra la hepatitis B.

Al igual que con todos los medicamentos, la vacuna contra la hepatitis B puede tener algunos efectos secundarios leves: molestias, enrojecimiento, picazón o hinchazón alrededor del sitio de la inyección, o fiebre baja. Sin embargo, estos síntomas no son graves y suelen desaparecer enseguida. El riesgo de sufrir una reacción alérgica a la vacuna es muy bajo.

Si te mareas, sientes que el corazón te late a gran velocidad, tienes fiebre alta, te sientes débil, tienes urticaria o dificultad para respirar, busca ayuda médica de inmediato. Sin embargo, cabe mencionar una vez más que el riesgo de sufrir una alergia es muy bajo.

NO ES POSIBLE contagiarse la hepatitis por aplicarse la vacuna contra la hepatitis B.

Si ya tengo hepatitis B, ¿la vacuna sirve para tratarla?

No. La vacuna contra la hepatitis previene la hepatitis, pero no la cura si ya tienes la enfermedad. Si tienes hepatitis B, existen otras opciones de tratamiento.

Sin embargo, si has estado expuesto recientemente al virus de la hepatitis B y todavía no te has vacunado, consulta a tu médico de inmediato. La vacuna, posiblemente junto con otro tratamiento, puede reducir tus posibilidades de contraer la hepatitis B si la recibes dentro de las dos semanas posteriores al contacto con el virus. Cuanto antes busques atención médica después de haber estado expuesto a la hepatitis B, mejor. Trata de conseguirla de inmediato.

¿Dónde puedo recibir la vacuna contra la hepatitis B?

Puedes recibir la vacuna contra la hepatitis B en el consultorio de tu médico, en una clínica de salud comunitaria, en el departamento de salud o en los centros de salud de Planned Parenthood locales.