Ir a Contenidos Ir a Navegar Ir a Navegar Ir a Búsqueda de Sitio Página Principal
En Esta Sección
  • ¿Cómo hablo con mi pareja sobre sexo?
Hablar con tu pareja sobre lo que te gusta y lo que no, y sobre cuáles son tus límites te ayuda a construir una relación sana y a tener una vida sexual satisfactoria.

¿Cómo le digo a mi pareja lo que me gusta sexualmente?

A veces esperas que una nueva pareja sepa qué hacer sexualmente, pero luego terminas decepcionado cuando no se siente tan bien. Por suerte existe una forma muy simple de convertir las relaciones sexuales simplemente buenas en una experiencia estupenda: la comunicación.

Todas las personas somos diferentes, por lo que, por más experiencia que tenga tu pareja, puede no tener idea de lo que te excita. Tienes que hacerle saber a tu pareja qué es lo que te hace sentir bien y lo que te gusta. También es bueno mantener las líneas de comunicación abiertas incluso si tú y tu pareja llevan juntos un tiempo, porque lo que los hace sentir bien o lo que les interesa hacer puede cambiar con el tiempo.

Algunas personas descubren qué les gusta mientras tienen relaciones sexuales con otras personas, en cambio, otros conocen su cuerpo mientras se masturban. Aprender a tener orgasmos por ti mismo puede facilitar que los tengas con otra persona.

¿Dónde quieres que te toquen? ¿Con cuánta presión? ¿Qué tan rápido o qué tan despacio? Puedes mostrarle a tu pareja qué te gusta masturbándote delante de ella o guiándole la mano, la boca u otra parte del cuerpo. O puedes decirle qué te gusta (o qué no).

Es posible que hablar de sexo te dé un poco de miedo o te haga sentir incómodo, pero también puede ser una muy buena forma de excitarse. Y puede ser que tu pareja te agradezca que saques el tema. Si estás nervioso, siempre puedes empezar preguntándole qué le gusta o qué tipo de actividades sexuales le interesan. Luego puedes contarle qué te gusta a ti. También es una buena oportunidad para hacerles saber cuáles son tus límites y qué tipo de relaciones sexuales NO te interesan.

¿Cómo hablo con mi pareja sobre sexo seguro?

Protegerse mutuamente contra embarazos no planificados o enfermedades de transmisión sexual (ETS) demuestra que se preocupan por el otro e incluso puede mejorar la relación. Es normal que al principio te dé un poco de vergüenza, pero te sentirás mejor una vez que hayas empezado a hablar. Tu pareja probablemente se alegrará de que hayas sacado el tema. El mejor momento para hablar sobre sexo seguro es ANTES de tener sexo.

Una buena forma de comenzar es decirle a tu pareja que te importa y que quieres hacer todo lo posible para protegerla y proteger la relación. También puedes comenzar contándole tu propia historia sobre el sexo seguro; es posible que esto le permita abrirse. También es una buena idea sugerirle que se hagan pruebas juntos para darse apoyo. 

Aquí se incluyen algunas preguntas que puedes hacerle a tu pareja antes de tener sexo:

  • ¿Cuál es el mejor método anticonceptivo para nosotros?

  • ¿Cuándo fue la última vez que te hiciste pruebas de ETS?

  • ¿Para cuál ETS te hiciste la prueba?

  • ¿Usas condones o barreras de látex bucales con regularidad?

  • ¿Alguna vez compartiste agujas con alguien para hacerte tatuajes, piercings o para drogarte? (Algunas ETS, como el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) se transmiten de esta forma, y puedes transmitírselas a tu pareja en una relación sexual).

  • ¿Tuviste alguna ETS? ¿Cuáles? ¿Recibiste tratamiento?

Si tu pareja se niega a hacerse pruebas o a usar protección, esto puede ser un signo de una relación enfermiza. Si alguien se niega a tener sexo seguro cuando tu sí lo deseas, esto significa que no le importa tu salud; por lo tanto, quizá no sea la persona indicada para tener una relación afectiva o sexual. Mereces estar seguro, sano y feliz.

¿Cómo hago para negarme a tener sexo?

Tienes derecho a negarte a participar en cualquier tipo de actividad sexual. No confíes en el lenguaje corporal ni esperes que comprendan la sugerencia de que no te interesa. Si no deseas hacer algo, di "no". No importa si ya tuviste sexo con esa persona ni cuál es la razón por la que no deseas hacerlo. No significa no.

También tienes derecho a cambiar de opinión durante la relación sexual. Tal vez empezaste a tener sexo y luego decidiste que no te sentías cómodo o que no te hacía sentir bien. Puedes detenerte cuando lo desees, y tu pareja no debe hacerte sentir mal o culpable por eso. Si lo hace, es probable que estés en una relación enfermiza.

Consentimiento sexual significa decir “sí” y decirlo con sinceridad. Sin ese “sí”, no hay consentimiento. Si tu pareja te obliga a tener sexo, es una violación. Si te obligan a hacer cualquier otra cosa de índole sexual, es una agresión sexual. Que te violen o te agredan sexualmente nunca es tu culpa.