Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

ATLANTA — La Corte Superior del condado de Fulton anuló hoy la prohibición del aborto en Georgia después de las seis semanas de embarazo, permitiendo que los proveedores de atención médica en el estado vuelvan a proporcionar atención esencial de aborto y aborto espontáneo a las personas de Georgia, más allá de las primeras semanas de embarazo. La orden judicial se dictó en el marco de una demanda presentada por proveedores y defensores del aborto a principios de este año.

En la orden judicial emitida hoy, el juez Robert McBurney anuló la prohibición del aborto de seis semanas, declarando que la ley era nula desde el principio. La constitución de Georgia prohíbe a la legislatura aprobar leyes que violen los precedentes constitucionales federales, algo que la prohibición claramente hizo cuando se promulgó en 2019. El juez McBurney dictaminó además que un cambio posterior en la ley constitucional federal, como ocurrió con Dobbs, no revive la prohibición. En cambio, si el poder legislativo desea prohibir el aborto, debe aprobar una nueva ley "bajo la mirada fija de la atención pública, que indudable y adecuadamente estará pendiente dea un debate tan importante y consecuente", escribió el juez McBurney en su orden.

"Después de un largo camino, por fin podemos celebrar el fin de una prohibición extrema del aborto en nuestro estado", dijo Monica Simpson, directora ejecutiva de SisterSong Women of Color Reproductive Justice Collective, principal demandante en el caso. "Aunque aplaudimos el fin de una prohibición fundada en la supremacía blanca, esta no debería haber existido en primer lugar. Ahora es el momento de avanzar con una visión de Georgia que establezca la plena autonomía corporal y la liberación de nuestras comunidades. Seguiremos trabajando para conseguir una Georgia en la que todas las personas —incluyendo las mujeres negras y las personas queer, trans y con bajos ingresos— tengan la libertad de decidir si tener hijos o si no tenerlos, y de criar a las familias ya tienen en comunidades prósperas. Tendremos que seguir luchando en Georgia para que nuestros legisladores rindan cuentas, pero esta sentencia demuestra que tenemos el poder de seguir ganando."

"Celebramos esta victoria en Georgia que restablece el derecho al aborto y la libertad reproductiva", dijo Alexis McGill Johnson, presidenta y directora general de Planned Parenthood Federation of America. “Durante meses, las personas en Georgia han sufrido las consecuencias de una cruel prohibición del aborto. La sentencia de hoy significa que ya no se privará a las personas de su autonomía ni se les obligará a continuar con un embarazo por  más tiempo del que desean. Aunque estamos agradecidos por poder volver a prestar atención médica en el estado de Georgia, la lucha por la libertad reproductiva continúa en todo el país. Seguiremos luchando para que todas las personas en Georgia y de otros estados puedan recibir la atención que merecen sin temor a ser perseguidas o perjudicadas."

Durante un juicio celebrado en octubre, proveedores de atención médica y otros expertos testificaron que la prohibición del aborto ha tenido consecuencias devastadoras para la salud y la vida de los habitantes de Georgia. La prohibición obliga a las personas en Georgia que quieren abortar después de las primeras semanas de embarazo a viajar cientos o incluso miles de kilómetros fuera del estado para recibir atención: y eso solo si pueden reunir los recursos para hacerlo. Los habitantes de Georgia, y otras personas que buscan atención médica en estados donde todavía se les puede atender legalmente, enfrentan largos tiempos de espera para obtener citas. Muchas de las personas que no pueden superar las tremendas barreras financieras y logísticas para obtener abortos en otros estados se ven obligadas a llevar su embarazo a término y a dar a luz en contra de su voluntad.

Existe evidencia que demuestra que la negación de un aborto puede tener consecuencias duraderas para la salud y la economía de las personas y sus familias, incluyendo elevados riesgos para la salud durante y después del embarazo, y el descarrilamiento de los planes educativos, profesionales y vitales. Para algunas personas, las consecuencias de la prohibición pueden ser mortales. Las personas negras en Georgia se enfrentan a un sinfín de obstáculos para acceder a los servicios de salud reproductiva, entre ellos el racismo estructural dentro del sistema de salud. Como resultado, las mujeres negras en Georgia experimentan una tasa de mortalidad materna y de complicaciones en el embarazo, más de dos veces mayor a la de las mujeres blancas no hispanas.

Este caso fue presentado por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU); la ACLU de Georgia; el Centro de Derechos Reproductivos; Planned Parenthood Federation of America y los bufetes de abogados Caplan Cobb y Bondurant Mixson & Elmore, con sede en Georgia en nombre de SisterSong Women of Color Reproductive Justice Collective; Feminist Women's Health Center; Planned Parenthood Southeast, Inc.; Atlanta Comprehensive Wellness Clinic; Atlanta Women's Medical Center; FemHealth USA d/b/a carafem; Summit Medical Associates, P.C.; Carrie Cwiak, M.D., M.P.H.; Lisa Haddad, M.D., M.S., M.P.H.; Eva Lathrop, M.D., M.P.H.; y Medical Students for Choice.

Puedes encontrar una copia de la sentencia emitida hoy, aquí: https://www.aclu.org/legal-document/sistersong-v-georgia-order-motion-partial-judgement-and-motion-dismiss

Puedes encontrar un resumen del caso en línea aquí: https://www.aclu.org/cases/sistersong-v-state-georgia 

###

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de una atención médica asequible de alta calidad para mujeres, hombres y jóvenes, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado y compasión, con respeto y sin juzgarlos. A través de centros de salud, programas en escuelas y comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de información de salud que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables.