Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

En un blog sobre el virus del papiloma humano (VPH) publicado recientemente, explicamos qué significan los resultados de un examen de Papanicolaou (conocido como PAP) y cuáles son algunos de los tratamientos recomendados. En este blog examinaremos la vacuna contra el VPH, una de las estrategias de prevención más efectivas. 

Pero, antes que nada, ¿qué es una vacuna? Las vacunas son sustancias fabricadas en laboratorios, creadas para protegerte contra ciertas infecciones causadas por microorganismos. Los científicos le llaman microorganismos a los virus y bacterias porque son tan pequeños que no los puedes ver a simple vista. No todos los microorganismos son dañinos, pero algunos como el papiloma humano pueden afectar tu salud. Las sustancias en las vacunas le enseñan a tus defensas (es decir, tu sistema inmunológico), a reconocer y eliminar aquellos microorganismos que te pueden hacer daño o enfermarte. La mayoría de las vacunas vienen en jeringuillas y, por lo general, son inyectadas en el brazo. Antes de que una vacuna esté disponible en las farmacias o centros de salud, organizaciones como la FDA en los EE.UU., deben certificar que son seguras y que realmente nos ayudan a protegernos (o, en otras palabras, que son efectivas). 

El papiloma humanoes la infección de transmisión sexual (ITS) más común en todo el mundo. Muchas de las personas que tienen este virus se sienten y ven completamente normal. A pesar de esto, el peligro está en que pueden tener uno de los tipos del virus del papiloma humano (VPH) que causan cáncer (en el ano, boca, cuello uterino) o verrugas en los genitales. Una de las cosas que puedes hacer para evitar este peligro, o sea para prevenir el virus, es ponerte la vacuna contra el VPH llamada Gardasil-9. 

Esta vacuna te protege contra los 9 tipos más frecuentes del VPH que causan cáncer o verrugas. La recomendación es que todas las personas entre los 9 y los 45 años se la pongan, e incluso sugieren ponérsela años antes de tener la primera relación sexual para que sea más efectiva. Para las personas entre los 15 y 45 años de edad, la vacuna se pone en 3 dosis, una inicial, la siguiente después de dos meses, y la última a los 6 meses. Las personas entre los 9 y 14 años solo necesitan 2 dosis, 6 meses aparte.  Si estás considerando la vacuna para tus hijxs, no te preocupes porque vayan a iniciar su vida sexual más temprano si se ponen la vacuna, eso es solo un mito (link disponible en inglés).

Gardasil 9 es una vacuna muy segura, incluso para personas embarazadas y los únicos efectos adversos que se han reportado son comunes a todas las inyecciones: un poco de dolor con el pinchazo, rubor y un pequeño moretón.  Otra cosa que debes considerar aún cuando te hayas puesto la vacuna, es que, si tienes cuello uterino, debes hacerte un examen de Papanicolaou y/o un examen de VPH  periódicamente. Si te gustaría aprender más sobre este tema y otros consejos sobre salud sexual y reproductiva, visita nuestras páginas de educación y el blog en español. 

 

Etiquetas: Como-Prevenir-el-Papiloma-Humano, Salud-sexual, Sexo-Sin-Verguenza, Vacuna-Contra-el-Papiloma-Humano