Ir a Contenido Ir a Navegación Ir a Navegación Ir a Búsqueda del sitio Página de inicio

Alguien nos preguntó: ¿Hay ETS que no tienen cura?

La respuesta corta y al grano es: sí.

Hay algunas enfermedades de transmisión sexual (ETS) que no tienen cura.

Aunque esto puede sonar a mala noticia, la buena es que las ETS se pueden prevenir y la mayoría se pueden curar. Para las que no hay cura, hay tratamientos para aliviarlas y mantenerlas bajo control. 

PERO, con las ETS todo es cuestión de tiempo: detectar y recibir el tratamiento adecuado lo antes posible es esencial para que las cosas no empeoren y se salgan de las manos. 

La regla de oro con las ETS es ante todo prevenir teniendo sexo más seguro, esto es usando condon y otros métodos de barrera siempre -entre otras cosas-, y claro, asegurándote de recibir el tratamiento adecuado cuanto antes si lo necesitas. 

A pesar de que todas las infecciones de transmisión sexual (ITS) se transmiten a través del sexo, no todas were created equal: hay algunas más fáciles de curar que otras, unas con efectos en la salud más graves que otras y algunas que no tienen cura (al menos hasta hoy).

Por ejemplo, las ladillas (piojos púbicos), la sarna humana y el molluscum contagiosum son ETS fáciles de tratar y no causan daños graves en tu salud, y además son fáciles de prevenir. 

Hay otras ETS como la clamidia, la tricomoniasis, la gonorrea y la sífilis, que aunque son fáciles de curar con antibióticos, si no se tratan pueden causar daños graves en tu salud, a veces permanentes y aumentar tus chances de contagiarte de otras enfermedades de transmisión sexual como el VIH. La clave es detectarlas a tiempo, empezar el tratamiento right away y protegerte (y a tus parejas) para prevenirlas. 

Finalemente, hay ETS que no tienen cura: el VIH, el papiloma humano, la hepatitis B y el herpes vaginal y oral. Vamos una por una:

El VIH: una vez te contagias de VIH, el virus permanece en tu cuerpo de por vida. No hay cura, pero los tratamientos han avanzado bastante y las personas pueden tener una vida sana y vivir muchos años. Sin tratamiento, el VIH puede convertirse en SIDA, una enfermedad que puede causar la muerte.

Papiloma humano: el virus del papiloma humano (VPH) es la ETS más común. Usualmente es inofensivo y desaparece por sí solo, pero algunos tipos del virus pueden causar verrugas genitales o cáncer. Aunque no hay cura, hay tratamientos para los problemas que puede causar y además hay vacunas para prevenir los tipos del virus del papiloma humano de alto riesgo que pueden causar cáncer. Además de protegerte teniendo sexo más seguro, es muy importante hacerte exámenes de Papanicolaou y/o pruebas del papiloma humano regularmente para prevenir los tipos del virus de alto riesgo. 

Hepatitis B es una infección del hígado causada por un virus. Puede ser grave y no tiene cura, pero la buena noticia es que es fácil de prevenir. Puedes protegerte poniéndote la vacuna contra la hepatitis B y teniendo sexo más seguro.

Herpes genital y herpes oral: es un virus común que provoca llagas en tus genitales y/o boca. Puede ser molesto y doloroso pero, normalmente no causa problemas graves de salud. Aunque no tiene cura, hay muchas maneras de tratar los síntomas y manejar la infección. Los medicamentos (cremas, pomadas, o pastillas) para el herpes genital y el herpes oral ayudan a que los brotes sanen más rápido y/o a que no sean tan frecuentes.

A pesar de los tabús y estigma, tener ETS en algún momento de la vida es súper común. Con estas infecciones el mejor antídoto siempre será informarte, conocer tu cuerpo y prestar atención a cualquier señal de que algo no está bien, hacerte pruebas, tratar la infección si lo necesitas y siempre no matter what, ¡prevenir!

Etiquetas: cuales-ets-no-tienen-cura, enfermedades-de-transmision-sexual, enfermedades-venereas, ets, ets-sin-cura, infecciones-de-transmision-sexual, its, mes-de-concientizacion-sobre-las-its, Sexo-Sin-Verguenza