Go to Content Go to Navigation Go to Navigation Go to Site Search Homepage

AUSTIN — Hoy, la Corte Suprema de Texas le negó una solicitud de emergencia a Planned Parenthood que hubiese permitido continuar su caso en contra de la ley S.B. 8 que prohibe el aborto después de las seis semanas en ese estado. Todos los procesos jurídicos en contra de la S.B. 8, incluida una demanda por parte de Planned Parenthood en contra de Texas Right to Life (TRTL por sus siglas en inglés), han sido frenados indefinidamente por el Texas Multidistrict Litigation Panel. Ahora, la objeción por parte de Planned Parenthood a esta ley inconstitucional, la cual estaba programada para presentarse en audiencia el 13 de octubre, probablemente no proceda.

La prohibición al aborto después de las semanas bajo la S.B. 8 ha estado en vigor 34 días, negándole el derecho constitucional a un aborto a millones de personas en Texas. Desde entonces, casi todos los pacientes de aborto han tendio que dejar el estado en busca de cuidados de salud o se han visto forzados a continuar un embarazo en contra de su voluntad. Este es el resultado directo de la Corte Suprema de los Estados Unidos haberse negado a reconocer 50 años de precedente legal y permitir que entrara en vigor la primera prohibición al aborto, tras las seis semanas, en el país.

Declaración de Helene Krasnoff, vicepresidenta de política pública y litigios, Planned Parenthood Federation of America: 

“El fallo de la Corte Suprema de Texas, que permite el freno indefinido de este caso, es extremadamente decepcionante y probablemente le prive a Planned Parenthood de su oportunidad de presentar su caso en tribunales una vez más. Texas Right to Life y quienes han apoyado esta ley cruel e inconstitucional, ahora tendrán más de 30 días para utilizar todos los trucos de procedimiento para privar a millones de personas en Texas de su derecho constitucional al aborto. Esto debe terminar. Las cortes deben proteger el derecho de las personas en Texas al acceso a un aborto seguro y legal, y Planned Parenthood continuará luchando por nuestros pacientes a través de todos los medios posibles”.

Un día antes de llevarse a cabo una audiencia para tratar una orden temporal en contra de Texas Right to Life dicha organización solicitó al Texas Multidistrict Litigation Panel que transfiera el caso, junto con otros en contra de la S.B. 8, a un tribunal estatal. Texas Right to Life también solicitó al panel que detuviera inmediatamente todos los procesos legales, incluida la cancelación de la audiencia sobre la orden temporal. El panel concedió la petición el 23 de septiembre. El 29 de septiembre, Planned Parenthood solicitó a la Corte Suprema de Texas que interviniera para permitir que las acciones legales resumieran en el tribunal de primera instancia. La corte rechazó esa solicitud el día de hoy.

Planned Parenthood y sus socios litigantes también le han solicitado a la Corte Suprema de los Estados Unidos que reconsidere intervenir en el caso federal que no será escuchado por la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito hasta diciembre. El primero de octubre, una corte federal escuchó testimonio en contra de la S.B. 8 presentado por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, el cual busca bloquear la ley lo más pronto posible.

Desde que la S.B. 8 entrara en vigor el primero de septiembre, las filiales de Planned Parenthood a lo largo del país, desde vecinos estados de Texas como Colorado, New Mexico y Oklahoma, hasta California y Nueva York, han reportado aumentos significativos en el número de pacientes de Texas que visitan sus centros de salud. En Oklahoma, más de 100 pacientes de Texas buscaron una cita de aborto en tan solo una semana de septiembre —el doble de las solicitudes recibidoas la semana anterior y 50 veces más de las visitas registradas en septiembre del 2020. Estas citas provenientes de fuera del estado también implican que pacientes del estado tengan que buscar cuidado de salud en otra parte, situación particularmente devastadora para personas de las comunidades negras y latinas, personas con bajos ingresos y personas en zonas rurales quienes ya enfrentan barreras al acceso al aborto.

Las filiales de Planned Parenthood litigando en contra de TRTL están siendo representadas por abogados de Planned Parenthood Federation of America y Kaplan Law Firm, una firma de derechos civiles en Austin, Texas.

###

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de una atención médica asequible de alta calidad para mujeres, hombres y jóvenes, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado y compasión, con respeto y sin juzgarlos. A través de centros de salud, programas en escuelas y comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de información de salud que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables.

AUSTIN — Hoy, la Corte Suprema de Texas le negó una solicitud de emergencia a Planned Parenthood que hubiese permitido continuar su caso en contra de la ley S.B. 8 que prohibe el aborto después de las seis semanas en ese estado. Todos los procesos jurídicos en contra de la S.B. 8, incluida una demanda por parte de Planned Parenthood en contra de Texas Right to Life (TRTL por sus siglas en inglés), han sido frenados indefinidamente por el Texas Multidistrict Litigation Panel. Ahora, la objeción por parte de Planned Parenthood a esta ley inconstitucional, la cual estaba programada para presentarse en audiencia el 13 de octubre, probablemente no proceda.

La prohibición al aborto después de las semanas bajo la S.B. 8 ha estado en vigor 34 días, negándole el derecho constitucional a un aborto a millones de personas en Texas. Desde entonces, casi todos los pacientes de aborto han tendio que dejar el estado en busca de cuidados de salud o se han visto forzados a continuar un embarazo en contra de su voluntad. Este es el resultado directo de la Corte Suprema de los Estados Unidos haberse negado a reconocer 50 años de precedente legal y permitir que entrara en vigor la primera prohibición al aborto, tras las seis semanas, en el país.

Declaración de Helene Krasnoff, vicepresidenta de política pública y litigios, Planned Parenthood Federation of America: 

“El fallo de la Corte Suprema de Texas, que permite el freno indefinido de este caso, es extremadamente decepcionante y probablemente le prive a Planned Parenthood de su oportunidad de presentar su caso en tribunales una vez más. Texas Right to Life y quienes han apoyado esta ley cruel e inconstitucional, ahora tendrán más de 30 días para utilizar todos los trucos de procedimiento para privar a millones de personas en Texas de su derecho constitucional al aborto. Esto debe terminar. Las cortes deben proteger el derecho de las personas en Texas al acceso a un aborto seguro y legal, y Planned Parenthood continuará luchando por nuestros pacientes a través de todos los medios posibles”.

Un día antes de llevarse a cabo una audiencia para tratar una orden temporal en contra de Texas Right to Life dicha organización solicitó al Texas Multidistrict Litigation Panel que transfiera el caso, junto con otros en contra de la S.B. 8, a un tribunal estatal. Texas Right to Life también solicitó al panel que detuviera inmediatamente todos los procesos legales, incluida la cancelación de la audiencia sobre la orden temporal. El panel concedió la petición el 23 de septiembre. El 29 de septiembre, Planned Parenthood solicitó a la Corte Suprema de Texas que interviniera para permitir que las acciones legales resumieran en el tribunal de primera instancia. La corte rechazó esa solicitud el día de hoy.

Planned Parenthood y sus socios litigantes también le han solicitado a la Corte Suprema de los Estados Unidos que reconsidere intervenir en el caso federal que no será escuchado por la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito hasta diciembre. El primero de octubre, una corte federal escuchó testimonio en contra de la S.B. 8 presentado por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, el cual busca bloquear la ley lo más pronto posible.

Desde que la S.B. 8 entrara en vigor el primero de septiembre, las filiales de Planned Parenthood a lo largo del país, desde vecinos estados de Texas como Colorado, New Mexico y Oklahoma, hasta California y Nueva York, han reportado aumentos significativos en el número de pacientes de Texas que visitan sus centros de salud. En Oklahoma, más de 100 pacientes de Texas buscaron una cita de aborto en tan solo una semana de septiembre —el doble de las solicitudes recibidoas la semana anterior y 50 veces más de las visitas registradas en septiembre del 2020. Estas citas provenientes de fuera del estado también implican que pacientes del estado tengan que buscar cuidado de salud en otra parte, situación particularmente devastadora para personas de las comunidades negras y latinas, personas con bajos ingresos y personas en zonas rurales quienes ya enfrentan barreras al acceso al aborto.

Las filiales de Planned Parenthood litigando en contra de TRTL están siendo representadas por abogados de Planned Parenthood Federation of America y Kaplan Law Firm, una firma de derechos civiles en Austin, Texas.

###

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de una atención médica asequible de alta calidad para mujeres, hombres y jóvenes, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado y compasión, con respeto y sin juzgarlos. A través de centros de salud, programas en escuelas y comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de información de salud que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables.