Go to Content Go to Navigation Go to Navigation Go to Site Search Homepage

AUSTIN — Hoy, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DOJ por sus siglas en inglés) introdujo una solicitud de orden de restricción temporal (TRO por sus siglas en inglés) y una solicitud para una medida cautelar ante la Corte del Distrito Oeste de Texas, como parte de la demanda que presentó la semana pasada para impugnar la prohibición al aborto de la ley S.B. 8 y el mecanismo de aplicación de la ley de “demanda a tu vecino”.

Bajo los términos de la orden de restricción temporal solicitada, ninguna persona puede entablar demandas contra los proveedores, fondos y defensores del aborto para hacer cumplir la prohibición del aborto de seis semanas mientras continúa el litigio del caso.

S.B. 8 entró en vigor el 1 de septiembre, eliminando casi por completo el acceso al aborto en Texas. Los proveedores de servicios de aborto a lo largo del estado se han visto forzados a suspender servicios por temor a demandas frívolas introducidas gracias a esta ley. En respuesta a este ataque a los derechos reproductivos, la administración Biden-Harris dio instrucciones al Departamento de Justicia y a otras agencias a que tomaran acción rápidamente.

Declaración de Helene Krasnoff, vicepresidenta de leyes y litigios de políticas públicas, Planned Parenthood Federation of America:

“Este es otro paso positivo en la lucha por el acceso al aborto en Texas. Estamos agradecidos de que el Departamento de Justicia ponga todo su peso para restaurar la capacidad de las personas en Texas de ejercer su derecho constitucional al aborto. Desde hace dos semanas, las personas en Texas se han visto obligadas a cruzar las fronteras estatales para recibir atención o continuar embarazos en contra de su voluntad. Necesitan alivio ahora."

La solicitud del DOJ está respaldada por evidencia que expone las dificultades devastadoras que S.B. 8 le impone a los pacientes que buscan un aborto tanto en Texas como en los estados vecinos e incluye testimonios de los líderes y proveedores de los afiliados de Planned Parenthood:

Extracto del testimonio de Melaney Linton, presidenta y directora ejecutiva de Planned Parenthood Gulf Coast en apoyo de la solicitud del Departamento de Justicia:

“Esta experiencia también ha sido traumática para nuestros médicos y personal, ya que deben decirle a un paciente tras otro que no pueden atenderlos, a pesar de que— médicamente— deberían poder y a pesar de que recibieron educación y capacitación médica significativa para poder brindar los mismos cuidados de salud que sus pacientes piden y a los que tienen derecho a recibir. Básicamente, se ven obligados a infligir traumas a sus pacientes. Cada día que S.B. 8 está en efecto, nuestros pacientes están en riesgo."

Extracto del testimonio de Vicky Cowart, presidenta y directora ejecutiva de Planned Parenthood of the Rocky Mountains, en apoyo de la solicitud del Departamento de Justicia:

“Antes de la entrada en vigor de S.B. 8, PPRM atendía, en promedio, para cuidados de aborto a 8.8 pacientes a la semana provenientes de Texas. Sin embargo, en un período de una semana (del 3 al 9 de septiembre), PPRM brindó servicios de aborto a 20 pacientes de Texas, 53% de nuestro volumen mensual promedio de pacientes pero con menos de un tercio del mes transcurrido. Además, hay al menos 64 personas provenientes de Texas que han programado citas en nuestros centros de salud para las próximas semanas, incluso en nuestros centros de salud en Las Vegas, NV, con un aumento diario mientras que S.B. 8 está en efecto (...) Los pacientes de Texas viajan distancias increíblemente largas para llegar a nuestros centros de salud en Nuevo México y Colorado; y un paciente incluso viajó hasta uno de nuestros centros de salud del sur de Nevada. Por ejemplo, hemos tenido pacientes de Texas que viajaron desde Fort Worth a Boulder, CO (aproximadamente 790 millas solo de ida); de San Antonio a Park Hill, CO (aproximadamente 930 millas solo de ida); y Houston a Fort Collins, CO y Aurora, CO (aproximadamente 1000 millas de ida). Incluso aquellos pacientes de Texas que han venido de ciudades que están más cerca de la frontera de Nuevo México (como El Paso y Amarillo) tienen que hacer viajes de 4 horas solo de ida para llegar a nuestro centro de salud de Albuquerque, NM (...) En promedio, los pacientes de Texas que hemos visto desde SB 8 que entraron en vigencia han viajado aproximadamente 650 millas solo de ida para acceder al aborto fuera del estado." 

Extracto del testimonio del Dr. Joshua Yap, médico de Planned Parenthood of Arkansas and Eastern Oklahoma, en apoyo de la solicitud del Departamento de Justicia:

“Le realicé un aborto a una mujer de Texas que había sido violada y no pudo abortar en Texas debido a S.B. 8. Estaba angustiada y furiosa porque no podía abortar cerca de casa y en su propio estado. Tuvo que resolver para tomarse un tiempo fuera del trabajo para hacer el viaje a Oklahoma, así como encontrar quien cuidase a sus hijos durante su ausencia. Sé de al menos otra paciente de Texas que tiene cita para la próxima semana que indicó que su embarazo fue producto de una agresión sexual. Varios pacientes de Texas han comentado que no pueden creer que su estado prohibiese el aborto y que están muy decepcionados con su estado natal de Texas." 

La solicitud del DOJ llega un día después de que Planned Parenthood Federation of America obtuviese una medida cautelar en una corte estatal para los proveedores de sus tres afiliadas de Texas. Esta medida prohíbe a Texas Right to Life, su director legislativo y personas asociadas a dicha organización entablar demandas bajo S.B. 8 contra los proveedores médicos y el personal de Texas Planned Parenthood bajo mientras el litigio siga en curso. 

###

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de una atención médica asequible de alta calidad para mujeres, hombres y jóvenes, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado y compasión, con respeto y sin juzgarlos. A través de centros de salud, programas en escuelas y comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de información de salud que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables.