Go to Content Go to Navigation Go to Navigation Go to Site Search Homepage

WASHINGTON – Hoy, Alexis McGill Johnson, presidenta y CEO de Planned Parenthood of America, dio a conocer la siguiente declaración en respuesta a los argumentos orales presentados ante la Corte Suprema de Estados Unidos relacionados con dos casos que impugnan la ley S.B. 8 de Texas que prohíbe el aborto.

“Hoy, pacientes y proveedores de Texas finalmente ‘tuvieron su día en corte’ y agradecemos el brillante desempeño de los abogados del Center for Reproductive Rights y del Departamento de Justicia de los Estados Unidos quienes argumentaron en su nombre. Seré clara: nunca debimos haber llegado hasta aquí. 

“A pesar de haber acordado escuchar impugnaciones a esta ley inconstitucional, es devastador que el tribunal haya permitido que la S.B. 8 entrara y permanezca en vigor por más de dos meses. Tal como lo señaló la jueza Kagan, el daño que esta ley ocasiona no es hipotéticol —básicamente ha eliminado el acceso al aborto de las personas en Texas en la etapa más temprana de un embarazo. En tiempo real, miles de personas en Texas se han visto forzadas a viajar cientos de millas fuera de sus comunidades y hacia otros estados para acceder a cuidado de salud básico. O, se han visto forzadas a continuar con un embarazo en contra de su voluntad. Esto es inconcebible. El estado de Texas ha llegado demasiado lejos y la S.B. 8 ha existido por demasiado tiempo —perjudicando a pacientes en Texas cada día que permanece en existencia.

“Si se permite que la S.B. 8 continue en vigor, el acceso al aborto no será el único derecho en riesgo. Como lo dejó claro la procuradora general Elizabeth Prelogar, todo derecho constitucional que tenemos podría ser objeto de amenaza por estrategias similares que otorgan autoridad legal a ciudadanos comunes.

"La Corte Suprema debe actuar con rapidez para bloquear esta ley y restaurar los derechos constitucionales de las personas en Texas”.

###

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de una atención médica asequible de alta calidad para mujeres, hombres y jóvenes, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado y compasión, con respeto y sin juzgarlos. A través de centros de salud, programas en escuelas y comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de información de salud que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables.