Go to Content Go to Navigation Go to Navigation Go to Site Search Homepage

AUSTIN — Hoy, los afiliados de Planned Parenthood en Texas presentaron una solicitud de emergencia que le pide a la Corte Suprema del estado que intervenga en el caso contra la organización Texas Right to Life (TRTL, por sus siglas en inglés), retando la prohibición al aborto después de las seis semanas de la ley S.B. 8. 

Más temprano este mes, Planned Parenthood obtuvo una medida cautelar contra el grupo y sus asociados, bloqueando a TRTL de demandar bajo la S.B. 8 a los proveedores de abortos y personal de los centros de salud de Planned Parenthood en Texas. 

Sin embargo, en un intento más de negarle a Planned Parenthood su día en la corte, a petición de TRTL, el Panel de litigación multidistrital de Texas detuvo indefinidamente todos los retos legales a la S.B 8 en cortes estatales. Esto ocurrió a pesar de que una audiencia para el caso de Planned Parenthood, donde se le pide a la corte que declare la S.B. 8 inconstitucional, ya estuviese agendada para el 13 de octubre. 

La intervención de la Corte Suprema de Texas es urgente y se necesita de manera inmediata. La ley S.B. 8 continúa causando daños sin precedentes, bloqueando a las personas en Texas de acceder a su derecho constitucional aborto. 

Declaración de Helene Krasnoff, vicepresidenta de leyes y litigación de políticas públicas de Planned Parenthood Federation of America: 

“Texas Right to Life promovió esta ley tan descaradamente inconstitucional, pero ahora está haciendo todo lo que está a su alcance para evitar que aquellos que están retando a la S.B. 8 tengan su día en la corte porque TRTL sabe que perderá. Ya fue suficiente. Por casi un mes, las personas en Texas se han visto obligados a continuar embarazos no deseados o viajar cientos de millas para acceder a los cuidados de salud que deberían poder haber recibido en su estado. Esto es inadmisible. Le urgimos a la Corte Suprema de Texas a que interceda para que este caso tan crítico proceda y podamos restaurar el acceso al aborto en el estado. Planned Parenthood continuará haciendo todo lo que podamos para bloquear esta prohibición y luchar por los derechos de nuestros pacientes”.

La Corte Suprema de los Estados Unidos permitió que la S.B. 8 entrase en vigor hace casi un mes, ignorando casi 50 años de precedente al negar una solicitud de emergencia que bloquease la prohibición inconstitucional al aborto. La S.B. 8 ha decimado el acceso al aborto en Texas, ya que los proveedores se han visto forzados a rechazar pacientes bajo la prohibición al aborto después de las seis semanas. Históricamente, la gran mayoría —entre 85% y 90%— de las personas que buscan abortos en Texas tienen al menos seis semanas de embarazo. 

Bajo la S.B. 8, la primera prohibición al aborto después de las seis semanas en entrar en vigor desde la decisión de Roe vs. Wade, muy pocas personas pueden recibir cuidados de salud en el estado, forzando a los pacientes a asumir el costo financiero y emocional de tener que viajar fuera del estado para recibir cuidados esenciales, además durante una pandemia. Para muchas personas en Texas, particularmente para las personas negras, latinas, personas que viven en áreas rurales y personas con bajos ingresos, el aborto está completamente fuera de alcance. 

Desde que la S.B. 8 entró en vigor, el aborto ha estado prácticamente inaccesible para los 7 millones de mujeres en edad reproductiva que viven en Texas. Parte de la devastación causada por la ley en Texas está detallada en testimonios recientes de Melaney Linton, presidenta de Planned Parenthood Gulf Coast; de Vicki Cowart, presidenta de Planned Parenthood of the Rocky Mountains; y del Dr. Joshua Yap, médico de Planned Parenthood of Arkansas and Eastern Oklahoma; en apoyo a la solicitud de una medida cautelar por parte del Departamento de Justicia de los Estados Unidos que detenga la aplicación de la S.B. 8.  

Las filiales de Planned Parenthood litigando contra TRTL están representadas por abogados de Planned Parenthood Federation of America y Kaplan Law Firm, un despacho de abogados de derecho laboral y derechos civiles de Austin, Texas. 

###

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de una atención médica asequible de alta calidad para mujeres, hombres y jóvenes, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado y compasión, con respeto y sin juzgarlos. A través de centros de salud, programas en escuelas y comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de información de salud que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables.