Go to Content Go to Navigation Go to Navigation Go to Site Search Homepage

Nueva York, NY — Un nuevo informe del Instituto Guttmacher revela que las tasas de aborto en Estados Unidos se encuentran —históricamente— en el nivel más bajo desde 1973, cuando Roe vs. Wade legalizó el aborto en todo el país. Dicho nivel bajo se debe a una caída generalizada de los embarazos, sumada a un mayor acceso a los métodos anticonceptivos desde la promulgación de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, ACA) en 2011.

Declaraciones de la Dra. Gillian Dean, Directora Senior de Estándares Médicos en Planned Parenthood Federation of America:

“Este informe confirma lo que sabíamos hace tiempo: aumentar el acceso a métodos anticonceptivos que sean asequibles y efectivos para las personas reduce la cantidad de abortos. El informe también revela que las leyes restrictivas estatales no son responsables de la reducción de las tasas de aborto. Esto no debería ser materia de debate.

Si bien los métodos anticonceptivos forman parte de la atención médica básica y de prevención, el reciente ataque de la administración de Trump contra el Título X pone en jaque al acceso a los métodos anticonceptivos asequibles y a la atención de la salud reproductiva para millones de personas, en especial las de color, las de bajos ingresos y las que viven en zonas rurales o remotas.

Planned Parenthood atiende al 40% de los pacientes del Título X y brinda información sobre métodos anticonceptivos y servicios a más de 2 millones de personas por año. Nos comprometemos a proporcionar información y educación sobre la amplia gama de opciones de métodos anticonceptivos para ayudar a nuestros pacientes a tomar decisiones fundamentadas sobre qué método anticonceptivo es el mejor para ellos. Así mismo, nos enorgullecemos de ofrecer servicios de aborto legal y seguro a quienes los necesiten”.

 

El informe, que estudió las tendencias del aborto entre 2014 y 2017, reveló qué:

  • Durante este período, las tasas de aborto y natalidad disminuyeron en casi todos los estados, lo que quiere decir que menos personas quedaron embarazadas.
    En términos generales, las tasas de aborto se redujeron en las cuatro regiones del país y en la mayoría de los estados. Se registró una caída del 7% en la cantidad total de abortos practicados desde el 2014.
  • En 2017, la tasa de aborto en los Estados Unidos descendió a 13.5 abortos por cada 1,000 mujeres en edad reproductiva, lo que representa la tasa de aborto más baja desde 1973.
  • Las disparidades regionales y estatales en cuanto al acceso al aborto aumentaron aún más. Si bien la cantidad de centros de salud que brindan servicios de aborto en el noreste y oeste aumentó, el número en el medio oeste  y sur disminuyó.
  • Se promulgaron aproximadamente 400 leyes estatales que restringen el acceso al aborto entre 2011 y 2017. Sin embargo, Guttmacher descubrió que dichas leyes no fueron el factor principal de la caída generalizada de la tasa de aborto. De hecho, el 57% de la disminución a nivel nacional se produjo en 18 estados, además del Distrito de Columbia, los cuales  no promulgaron ninguna restricción nueva.
  • Los investigadores detectaron factores que podrían haber contribuido a la disminución de las tasas de aborto reportadas, observando una disminución de la cantidad de mujeres que quedan embarazadas y un mayor acceso a métodos anticonceptivos reversibles de larga duración (LARC, por sus siglas en inglés) desde 2011, cuando la Ley de cuidado de salud a bajo precio exigía que las aseguradoras de salud cubrieran los métodos anticonceptivos. El aumento de los abortos no informados y autogestionados también pudieron haber sido  un factor que haya influido en la caída de la tasa oficial.

Los políticos que buscan aprobar las restricciones del aborto tienen un objetivo en mente: impugnar Roe contra Wade directamente en la Corte Suprema y lograr que el aborto sea inaccesible en este país. Esto se produce pese a que una cifra récord de 77 % de los estadounidenses manifiestan que no quieren que se anule Roe y que no hay ningún estado en este país donde la prohibición del aborto sea popular.

###

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de una atención médica asequible de alta calidad para mujeres, hombres y jóvenes, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado y compasión, con respeto y sin juzgarlos. A través de centros de salud, programas en escuelas, comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de información de salud que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables.