Go to Content Go to Navigation Go to Navigation Go to Site Search Homepage

Becerra, el Fiscal General de California, es un defensor de los derechos reproductivos y continuará luchando por nuestros derechos como secretario del HHS 

WASHINGTON D.C. — Hoy, el presidente electo Biden anunció su intención de nominar a Xavier Becerra, fiscal general de California, como su secretario de salud; a Vivek Murthy para retomar el puesto de cirujano general, a Marcella Nunez-Smith como la zar de la lucha contra el COVID-19 y a Jeff Zients como coordinador de la respuesta ante la pandemia por parte de la Casa Blanca. 

Estos anuncios suceden al mismo tiempo que la pandemia COVID-19 alcanza cifras récord que son devastadoras a nivel de muertes y nuevos contagios. Casi 15 millones de personas se han infectado desde que empezó el año, pero son las comunidades de color, especialmente las negras, latinas, e indígenas quienes se han visto desproporcionadamente afectadas. 

Los derechos reproductivos son parte de la salud integral de una persona. Y esta pandemia no ha hecho más que evidenciar las inequidades raciales y socioeconómicas de nuestra sociedad y de nuestro sistema de salud. 

Con estas nominaciones, Biden empieza a cumplir sus promesas de deshacer el daño que el presidente Trump infringió en nuestros sistemas de salud; construyendo un futuro más equitativo y saludable, sacando adelante los derechos sexuales y reproductivos en los Estados Unidos y en el mundo, y ofreciendo un plan de respuesta robusto y basado en la ciencia para la pandemia de COVID-19. Además, cumple con su promesa de formar un equipo de gobierno con profesionales latinos, negros y de otros grupos de color que representan la multiculturalidad de la población de los Estados Unidos. 

Testimonio de Alexis McGill Johnson, presidenta y CEO de Planned Parenthood Federation of America: 

“El electorado quiere que Joe Biden y Kamala Harris le hagan frente a la pandemia y promuevan y expandan nuestros derechos sexuales y reproductivos. Estas nominaciones son un buen comienzo. Xavier Becerra es un gran defensor de la salud reproductiva que entiende la necesidad urgente de acabar con las desigualdades de nuestro sistema de salud. Como fiscal general de California, luchó contra la ley mordaza doméstica y lideró la defensa de la Ley de cuidado de salud a bajo precio (ACA, por sus siglas en inglés); un caso que ahora está ante la Corte Suprema”.

“Vivek Murthy, Rochelle Walensky, Marcella Nunez-Smith, Anthony Fauci, Jeff Zients, y Natalie Quillian son un grupo de líderes talentosos y con amplia trayectoria que el presidente electo ha seleccionado para liderar la respuesta nacional a la pandemia de COVID-19. Ellos serán quienes, finalmente, ayudarán al país a superar esta pandemia que está causando sus peores estragos económicos y de salud en comunidades de color como las latinas, negras, e indígenas. Como un proveedor esencial de salud, Planned Parenthood está preparado para trabajar con la administración Biden-Harris desde el primer día”.

Becerra, Murthy, Walensky, Nunez-Smith, and Zients tienen un vasto historial en cuanto a la expansión del acceso a cuidados de salud y en el desmantelamiento de las desigualdades estructurales. Sus liderazgos serán críticos para que la administración Biden-Harris maneje la crisis de salud de COVID-19, expanda el acceso a los cuidados de salud sexual y reproductiva, e invierta en los cuidados a la salud y en los proveedores de programas de protección social.

A través del HHS, el presidente electo Biden y el secretario del HSS deben: 

  • Ponerle fin a la ley mordaza doméstica que silencia a los proveedores del Título X, el único programa enfocado en la salud reproductiva a bajo costo del país. 

  • Derogar otras políticas dañinas del gobierno de Trump, incluyendo la norma que permite que los empleadores impongan sus creencias religiosas sobre sus empleados en relación a los anticonceptivos, norma que permite negar cuidados, y otras.

  • Ir más allá de detener el daño y llevar hacia adelante la salud y los derechos sexuales y reproductivos. 

  • Proteger a la gente en contra de las consecuencias físicas, emocionales y económicas de la pandemia de COVID-19 con un plan de alivio integral que invierta en los cuidados de salud y en los proveedores de programas de protección social.

  • Lidiar con el racismo sistémico, las injusticias, y la violencia promovida por el estado en este país, incluyendo el enfrentar la crisis de mortalidad materna que existe entre las mujeres negras. 

Planned Parenthood está listo para trabajar con estos líderes y con el equipo completo de la administración Biden-Harris, desde el momento de la transición y el primer día hasta los días, meses y años siguientes, para promover la salud y los derechos de todas las comunidades. 

Una coalición de más de 90 organizaciones progresistas desarrollaron un plan de acción que enlista las acciones ejecutivas y para diversas agencias en temas tanto globales como domésticos en el que Planned Parenthood espera que el gobierno Biden comience a trabajar inmediatamente (enlace en inglés aquí).

### 

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de una atención médica asequible de alta calidad para mujeres, hombres y jóvenes, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado y compasión, con respeto y sin juzgarlos. A través de centros de salud, programas en escuelas y comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de información de salud que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables.