Go to Content Go to Navigation Go to Navigation Go to Site Search Homepage

Muy pronto Planned Parenthood y otros centros de salud de todo el país podrán reanudar sus servicios en el programa de planificación familiar Título X 

WASHINGTON — Hoy, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de la administración Biden-Harris anunció el fin de la ley mordaza del Título X, que había sido implementada durante la administración Trump y redujo la capacidad del programa de atender pacientes a la mitad. Título X es el único programa federal del país dedicado a proporcionar métodos de planificación familiar y otros servicios de cuidado de la salud reproductiva a precios económicos a personas con bajos ingresos. Dicho programa financia cuidados de la salud como métodos de planificación familiar, asesoramiento sobre anticonceptivos, tratamiento de infecciones de transmisión sexual (ITS), exámenes de detección de cáncer de seno y de cuello uterino, cuidado antes del embarazo y más. 

Ahora los centros de salud de todo el país, incluidos los centros de salud de Planned Parenthood, que fueron forzados a salir del programa por la ley mordaza tendrán la oportunidad de reingresar al  programa.

Desafortunadamente, las nuevas regulaciones dejan la puerta abierta para que proveedores bajo Título X rechacen discutir abortos o referir a pacientes que buscan abortos. Esta política dañina e innecesaria podría negarle a los pacientes opciones de cuidados de salud completos y correctos gracias a las creencias personales de los proveedores. 

Declaración de Alexis McGill Johnson, presidenta y directora ejecutiva de Planned Parenthood Federation of America: 

“El fin de la ley mordaza del Título X es una enorme victoria tanto para quienes reciben los servicios como para el acceso al cuidado de la salud sexual y reproductiva, y la igualdad en materia de salud. El programa Título X es una pieza fundamental de nuestra red de seguridad social que puede, y debe, garantizar que las personas con bajos ingresos puedan acceder a cuidados de la salud esenciales sin obligar a los proveedores a ocultar información sobre todas las opciones que tienen a su disposición. Dados los ataques al aborto en Texas y a lo largo del país, es más importante que nunca que los pecientes tengan la capacidad de acceder a sus métodos deseados de anticonceptivos y otros cuidados de salud provistos a través del Título X, y que estos cuidados estén fácilmente disponibles. Por esto mismo es que es decepcionante que las regulaciones finales permitan que los proveedores se rehusen a discutir abortos o a referir pacientes para abortos por sus creencias personales. Debido a siglos de desigualdades sistémicas que han bloqueado el acceso al cuidado de la salud y al progreso económico, el Título X beneficia de manera desproporcionada a personas negras, latinas, y a personas que viven en comunidades rurales —y estas comunidades merecen acceso a cuidados de salud e información médica que sea completa y correcta. Agradecemos a la administración Biden-Harris por poner fin con prontitud a esta política perjudicial y dar prioridad al acceso a la atención de la salud sexual y reproductiva”. 

En 2019, la administración Trump aprobó la ley mordaza doméstica para prohibir a los proveedores del Título X referir pacientes a servicios de aborto. La ley mordaza redujo a la mitad la capacidad de pacientes de la red del Título X, creando aún más barreras para un cuidado que esté al alcance de todas las personas. Como resultado de esta ley perjudicial, seis estados ya no cuentan con proveedores del Título X, y los centros de salud de Planned Parenthood se vieron forzados a salir del programa. Antes de 2019, cada año, los centros de salud de Planned Parenthood atendían a cerca del 40 % de los 4 millones de pacientes que dependían del Título X.

El anuncio de hoy de la regulación definitiva se produce después de que defensores del cuidado de la salud sexual y reproductiva enviaran más de 140,000 comentarios, subrayando no solo el papel fundamental del Título X sino el daño que ha causado la ley mordaza. Planned Parenthood Federation of America utilizó el período de comentarios para hacer énfasis en cómo la ley mordaza ha perjudicado a los pacientes y para presionar por una rápida derogación. Ahora, los centros de salud de Planned Parenthood y otros proveedores de cuidado de la salud que habían sido obligados a salir del Título X por la ley mordaza, esperan con ansias poder reanudar sus servicios en dicho programa. 

Las regulaciones, ya definitivas, incluyen también modificaciones para reforzar el Título X y ampliar el acceso a servicios de salud equitativos, asequibles y de alta calidad, centrados en el paciente. De cara al futuro, el Título X debe contar con una sólida financiación en el paquete final de apropiaciones para el año fiscal 2022.

###

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de una atención médica asequible de alta calidad para mujeres, hombres y jóvenes, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado y compasión, con respeto y sin juzgarlos. A través de centros de salud, programas en escuelas y comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de información de salud que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables.

Muy pronto Planned Parenthood y otros centros de salud de todo el país podrán reanudar sus servicios en el programa de planificación familiar Título X 

WASHINGTON — Hoy, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de la administración Biden-Harris anunció el fin de la ley mordaza del Título X, que había sido implementada durante la administración Trump y redujo la capacidad del programa de atender pacientes a la mitad. Título X es el único programa federal del país dedicado a proporcionar métodos de planificación familiar y otros servicios de cuidado de la salud reproductiva a precios económicos a personas con bajos ingresos. Dicho programa financia cuidados de la salud como métodos de planificación familiar, asesoramiento sobre anticonceptivos, tratamiento de infecciones de transmisión sexual (ITS), exámenes de detección de cáncer de seno y de cuello uterino, cuidado antes del embarazo y más. 

Ahora los centros de salud de todo el país, incluidos los centros de salud de Planned Parenthood, que fueron forzados a salir del programa por la ley mordaza tendrán la oportunidad de reingresar al  programa.

Desafortunadamente, las nuevas regulaciones dejan la puerta abierta para que proveedores bajo Título X rechacen discutir abortos o referir a pacientes que buscan abortos. Esta política dañina e innecesaria podría negarle a los pacientes opciones de cuidados de salud completos y correctos gracias a las creencias personales de los proveedores. 

Declaración de Alexis McGill Johnson, presidenta y directora ejecutiva de Planned Parenthood Federation of America: 

“El fin de la ley mordaza del Título X es una enorme victoria tanto para quienes reciben los servicios como para el acceso al cuidado de la salud sexual y reproductiva, y la igualdad en materia de salud. El programa Título X es una pieza fundamental de nuestra red de seguridad social que puede, y debe, garantizar que las personas con bajos ingresos puedan acceder a cuidados de la salud esenciales sin obligar a los proveedores a ocultar información sobre todas las opciones que tienen a su disposición. Dados los ataques al aborto en Texas y a lo largo del país, es más importante que nunca que los pecientes tengan la capacidad de acceder a sus métodos deseados de anticonceptivos y otros cuidados de salud provistos a través del Título X, y que estos cuidados estén fácilmente disponibles. Por esto mismo es que es decepcionante que las regulaciones finales permitan que los proveedores se rehusen a discutir abortos o a referir pacientes para abortos por sus creencias personales. Debido a siglos de desigualdades sistémicas que han bloqueado el acceso al cuidado de la salud y al progreso económico, el Título X beneficia de manera desproporcionada a personas negras, latinas, y a personas que viven en comunidades rurales —y estas comunidades merecen acceso a cuidados de salud e información médica que sea completa y correcta. Agradecemos a la administración Biden-Harris por poner fin con prontitud a esta política perjudicial y dar prioridad al acceso a la atención de la salud sexual y reproductiva”.

En 2019, la administración Trump aprobó la ley mordaza doméstica para prohibir a los proveedores del Título X referir pacientes a servicios de aborto. La ley mordaza redujo a la mitad la capacidad de pacientes de la red del Título X, creando aún más barreras para un cuidado que esté al alcance de todas las personas. Como resultado de esta ley perjudicial, seis estados ya no cuentan con proveedores del Título X, y los centros de salud de Planned Parenthood se vieron forzados a salir del programa. Antes de 2019, cada año, los centros de salud de Planned Parenthood atendían a cerca del 40 % de los 4 millones de pacientes que dependían del Título X.

El anuncio de hoy de la regulación definitiva se produce después de que defensores del cuidado de la salud sexual y reproductiva enviaran más de 140,000 comentarios, subrayando no solo el papel fundamental del Título X sino el daño que ha causado la ley mordaza. Planned Parenthood Federation of America utilizó el período de comentarios para hacer énfasis en cómo la ley mordaza ha perjudicado a los pacientes y para presionar por una rápida derogación. Ahora, los centros de salud de Planned Parenthood y otros proveedores de cuidado de la salud que habían sido obligados a salir del Título X por la ley mordaza, esperan con ansias poder reanudar sus servicios en dicho programa. 

Las regulaciones, ya definitivas, incluyen también modificaciones para reforzar el Título X y ampliar el acceso a servicios de salud equitativos, asequibles y de alta calidad, centrados en el paciente. De cara al futuro, el Título X debe contar con una sólida financiación en el paquete final de apropiaciones para el año fiscal 2022.

###

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de una atención médica asequible de alta calidad para mujeres, hombres y jóvenes, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado y compasión, con respeto y sin juzgarlos. A través de centros de salud, programas en escuelas y comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de información de salud que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables.