Go to Content Go to Navigation Go to Navigation Go to Site Search Homepage

WASHINGTON — Hoy, el Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes sometió a revisión y presentó otros dos proyectos de ley sin las perjudiciales restricciones de acceso o cobertura a los servicios de aborto. Por primera vez en décadas, estos proyectos de ley de gastos pretenden eliminar las enmiendas Hyde y Weldon así como la restricción de cobertura para las personas encarceladas en el sistema penitenciario federal. Los proyectos de ley fueron presentados por el Subcomité de Trabajo, Salud y Servicios Humanos, Educación y Agencias Relacionadas (LHHS por sus siglas en inglés), dirigido por la presidenta Rosa DeLauro (D-CT-3); y por el Subcomité de Comercio, Justicia y Ciencia (CJS) y Agencias Relacionadas, dirigido por el presidente Matt Cartwright (D-PA-8).

Los proyectos de ley de hoy son los últimos de una serie de proyectos de ley de asignaciones de la Cámara de Representantes que, en conjunto, pondrían fin a todas las asignaciones para las restricciones a la cobertura de los servicios de aborto, incluyendo la restricción de cobertura de Medicaid para los servicios de aborto en D.C.la enmienda Helms y la restricción de cobertura para los servicios de aborto dentro del organismo Peace Corps. Este avance histórico se produce tras décadas de propugnación por organizaciones como All* Above All y de otras defensoras de la justicia reproductiva instando a los legisladores a poner fin a estas restricciones al aborto racistas y discriminatorias.

Los paquetes aprobados hoy también representan inversiones cruciales para el acceso a la atención de la salud sexual y reproductiva, y aumentan la equidad en materia de salud. El proyecto de ley de LHHS aporta USD 400 millones para el programa de planificación familiar Título X, el único programa federal del país dedicado a proporcionar métodos anticonceptivos y otra atención de la salud reproductiva a precios económicos a personas con bajos ingresos. También aumenta los fondos para el Programa de Prevención de Embarazo en Adolescentes al tiempo que retira el apoyo financiero a programas ineficaces y discriminatorios de abstinencia dirigidos a las personas jóvenes. 

Declaración de Alexis McGill Johnson, presidenta y directora ejecutiva de Planned Parenthood Federation of America:

“Tu código postal, tu ingreso o el tipo de seguro médico que tengas no deben nunca determinar el tipo de servicios de salud esenciales a los que puedes acceder. Ya es hora de que el Congreso elimine de nuestras leyes federales estas barreras racistas y discriminatorias a los servicios de aborto. Aplaudimos a Rosa DeLauro, presidenta del Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes, a la representante Barbara Lee (D-CA-13), acérrima defensora de la salud reproductiva y a Matt Cartwright, presidente del subcomité de CJS, por el liderazgo y la determinación que han mostrado para acabar con estas restricciones tan perjudiciales. Nos hemos preparado para trabajar con todo el equipo de congresistas que defienden la salud reproductiva a fin de garantizar que el cuidado de la salud —incluyendo la cobertura de los servicios de aborto— sea accesible para todas las personas”.

Este año, el gobierno Biden-Harris se ha convertido en el primer gobierno en décadas en excluir la enmienda Hyde de su presupuesto presidencial. La enmienda Hyde bloquea el acceso de las personas que utilizan Medicaid y otros programas federales al aborto legal y seguro. Esto perjudica especialmente a las personas con bajos ingresos, a las personas negras y latinas, a las personas LGBTQ+ y a las personas jóvenes, que dependen desproporcionadamente de Medicaid para su cobertura médica. Esta política es sumamente impopular: 6 de cada 10 personas coinciden en que Medicaid debe cubrir los servicios de aborto al igual que cubre todos los demás servicios de salud reproductiva.

La prohibición de abortar dentro del sistema penitenciario federal también afecta de forma desproporcionada a las mujeres negras y latinas. Según Sentencing Project, en 2019, la tasa de encarcelamiento de mujeres negras fue 1.7 veces superior a la de mujeres blancas. Las latinas fueron encarceladas 1.3 veces más que las mujeres blancas.

La enmienda Weldon, por otro lado, amenaza con la pérdida de fondos federales para la salud a los gobiernos estatales y locales que tratan de proteger o ampliar la cobertura o los servicios de aborto y, además, incentiva a las entidades del cuidado de la salud a utilizar sus creencias personales o religiosas para negar el acceso al aborto. 

Planned Parenthood Federation of America seguirá trabajando con el grupo de congresistas que defienden la salud a fin de enviar al presidente Biden proyectos de ley de asignación de recursos sin ninguna restricción contra el aborto.

### 

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de cuidado de la salud asequible de alta calidad para todas las personas, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado, compasión, respeto y sin juzgarlos, esforzándose por crear un acceso equitativo a los cuidados de la salud. A través de centros de salud, programas en escuelas y comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de educación e información que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables. Planned Parenthood Federation of America (PPFA) es una organización benéfica 501(c)(3) que apoya a las filiales de Planned Parenthood constituidas de forma independiente, que gestionan centros de salud en todo Estados Unidos.