Go to Content Go to Navigation Go to Navigation Go to Site Search Homepage

AUSTIN, Texas — Hoy, la Corte del Quinto Circuito de Apelaciones permitió que los políticos de Texas bloquearan la posibilidad de que los pacientes con Medicaid puedan acceder a la atención en los centros de salud de Planned Parenthood. Esto es un ataque político descarado que pondrá en juego el acceso a cuidados de salud críticos para los tejanos con bajos ingresos en medio de una pandemia. Esta decisión no ha entrado en vigor aún, y por ahora los centros de salud de Planned Parenthood en Texas continuarán atendiendo pacientes con Medicaid en todo el estado.

La decisión de hoy continúa la larga historia de Texas de tratar de ganar puntos políticos atacando sin descanso a Planned Parenthood y al acceso a cuidados de salud. Justo este año. el gobernador Abbott bloqueó el acceso a cuidados de aborto imperiosos y críticos durante la pandemia de COVID-19, obligando a pacientes a viajar cientos de millas a estados vecinos para recibir los cuidados que necesitaban. Adicionalmente, durante la sesión legislativa de 2019, los políticos de Texas aprobaron el proyecto de Ley 22 del Senado, que le prohíbe a gobiernos locales formar alianzas con proveedores de salud de confianza, como Planned Parenthood, para el acceso a cuidados de salud y servicios educativos.

Cuando los políticos atacan a los pacientes de Medicaid, las personas latinas, negras, indígenas y otros grupos que ya navegan un sistema intrínsecamente discriminatorio con menos opciones que otros, pierden aún más libertades para escoger proveedores de salud que se adapten a sus necesidades. Esto es simplemente un ataque más a las mismas comunidades que tienen que navegar sistemas injustos solo para ejercer sus derechos humanos básicos, incluyendo el acceso a cuidados de salud asequibles, educación y vivienda.

Testimonio de Kem Lambrecht, presidente y CEO de Planned Parenthood of Greater Texas

“En nombre de nuestros pacientes, Planned Parenthood de Greater Texas introdujo una demanda para proteger el derecho a que los tejanos, no los políticos, escojan dónde obtener cuidados de salud. Miles de tejanos cuentan con Planned Parenthood para cuidados esenciales y críticos, incluyendo despistajes de cáncer de cuello uterino y de mama, exámenes anuales, exámenes y tratamiento de detección de infecciones de transmisión sexual, y un rango amplio de anticonceptivos. Demasiados tejanos ya enfrentan barreras inaceptables para acceder a cuidados de salud, especialmente personas de color negras y latinas, familias y personas con bajos recursos. En el contexto de una pandemia, esta decisión solo deja sin acceso de cuidado de salud a los tejanos con bajos ingresos. Sin embargo, los centros de salud de Planned Parenthood están abiertos y ofreciendo servicios de salud esenciales. Seguiremos alzando la voz por nuestros pacientes y su derecho a acceder a su proveedor de salud de preferencia”

Testimonio de  Melaney A. Linton, presidenta y CEO de Planned Parenthood de la Costa del Golfo:
 

“La decisión de hoy del Quinto Circuito suma otro golpe devastador a la larga historia de Texas por prevenir el que las personas accedan a cuidados de salud críticos y esenciales en Planned Parenthood. Los políticos de Texas han demostrado una y otra vez que sus agendas extremistas valen más que el acceso de los tejanos a los cuidados de salud asequibles y de calidad”.

“Ahora más que nunca, debemos hacer todo lo posible para expandir el acceso de las personas a cuidados de salud esenciales, no restringirlo. Esta decisión no es el fin de nuestra lucha, y continuaremos haciendo todo lo que esté en nuestro poder para asegurarnos que nuestros pacientes tendrán siempre a dónde acudir — sin importar lo que pase."

Testimonio de Jeffrey Hons, presidente y CEO de Planned Parenthood del Sur de Texas:

“Hoy, la Corte del Quinto Circuito cometió un error al permitirle al gobernador Abbott excluir a Planned Parenthood de Medicaid. El gobernador quiere controlar dónde puedes obtener cuidados de planificación familiar y de salud sexual. Una vez más, se está permitiendo que la ideología política dirija las políticas de acceso a cuidados de salud y reduzca el acceso a las mismas. Todos los tejanos, sin importar su nivel de ingresos, merecen poder elegir a sus proveedores  de salud y contar con servicios de calidad y al alcance de sus bolsillos. Esta decisión agravará las ya indignantes disparidades de acceso a la salud que son visibles entre las líneas raciales, étnicas y económicas, y que incrementarán los obstáculos para los tejanos con más dificultades.”

“Nuestras puertas permanecerán abiertas y seguimos estando con nuestros pacientes. No les daremos la espalda ni dejaremos de luchar por su salud y bienestar.”

Testimonio de Alexis McGill Johnson, presidenta de Planned Parenthood Federation of America:

“No nos equivoquemos: sacar a Planned Parenthood del programa Medicaid de Texas tendrá un impacto devastador en los tejanos y el gobernador Abbott sabe exactamente quienes pagarán las consecuencias: personas de color, como mujeres negras y latinas, así como personas con bajos ingresos. Seamos claros: los pacientes deben poder acudir al proveedor que conocen y en el que confían, independientemente de su código postal y nivel de ingresos. Ya se acerca el momento de rendir cuentas y lucharemos contra cualquier político que no priorice la expansión de la atención médica de calidad accesible y pagable."

Tres estados más: Tennessee, Carolina del Sur e Idaho, tienen exenciones de Medicaid pendientes frente a los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid que restringirían el acceso a los centros de salud de Planned Parenthood por parte de las personas que reciben Medicaid. Y muchos otros estados han intentado despedir a los proveedores de Planned Parenthood de Medicaid por razones infundadas, pero los tribunales han impedido que la mayoría lo haga.

Esta decisión es el resultado de los esfuerzos que Texas ha hecho durante años para excluir a los pacientes de Medicaid de Planned Parenthood, basándose en una serie de afirmaciones elaboradas, falsas y desacreditadas, difundidas por el Center for Medical Progress. En 2011, Texas reemplazó su programa de planificación familiar Medicaid respaldado por el gobierno federal con su propio programa financiado por el estado cuando la administración de Obama se rehusó a permitir que el estado excluyera a Planned Parenthood y otros proveedores de aborto de su programa de Medicaid. Al comienzo de este año la administración Trump permitió que los fondos federales regresaran al fallido programa de Texas.”

### 

Planned Parenthood es el proveedor y defensor líder del país de una atención médica asequible de alta calidad para mujeres, hombres y jóvenes, como también el mayor proveedor del país de educación sexual. Con más de 600 centros de salud en todo el país, las organizaciones de Planned Parenthood atienden a todos los pacientes con cuidado y compasión, con respeto y sin juzgarlos. A través de centros de salud, programas en escuelas y comunidades y recursos en línea, Planned Parenthood es una fuente confiable de información de salud que les permite a las personas tomar decisiones de salud informadas. Hacemos todo esto porque nos preocupamos de manera apasionada de ayudar a las personas a llevar vidas más saludables.

Planned Parenthood Advocates of Texas es el brazo de organización y educación 501(c)(3) de los tres afiliados de Planned Parenthood en Texas.