close

La Fuerza de Nuestras Voces

Nuestra columnista, Haydeé Morales, es la Vicepresidenta de Educación y Entrenamiento y el Centro de Margaret Sanger Internacional de Planned Parenthood of New York City

El 8 de abril, nuestro gobierno va a tomar una decisión importante. No se trata de como reducir el déficit, crear empleos o mejorar la economía.

No, nuestro gobierno va a decidir si va a dejar a millones de mujeres, incluyendo a muchas mujeres Latinas, sin servicios de salud básicos, sin lugar para obtener servicios de detección de cáncer, métodos anticonceptivos y chequeos básicos.

El 8 de abril, el Congreso decidirá si eliminar el financiamiento para la salud de la mujer. Y nuestro trabajo es decirles que no lo hagan.

Si los conservadores obtienen lo que quieren, el 8 de abril el Congreso eliminará el Programa de Planificación Familiar, un fondo que proporciona servicios de salud básica a madres que no tendrían el dinero para obtenerlo. El Congreso también prohibiría que Planned Parenthood, el proveedor más grande de servicios de salud reproductiva de los Estados Unidos, recibiera fondos federales.

Esto sería terrible. Planned Parenthood proporcionan atención básica y preventiva a tres millones de personas anualmente. Sin los más de 800 centros de salud de Planned Parenthood en todo el país, millones de mujeres no tendrían donde ir para recibir atención de salud básica y preventiva.

Esto afecta a los Latinos también. En el 2009, 23 por ciento de los pacientes de Planned Parenthood fueron Latinos, un aumento de 39% desde el 2000. El número de hombres Latinos que son pacientes en Planned Parenthood ha aumentado 191 por ciento. Cada año, Planned Parenthood provee cerca de un millón de pruebas para el cáncer del cuello uterino, un cáncer del cual las mujeres Latinas tienen la mayor probabilidad de morir .

En la ciudad de Nueva York, Planned Parenthood presta servicios a miles de neoyorquinos y a miles más les ofrece educación sexual y servicios de apoyo de calidad. Educamos a los padres y adolescentes sobre como mantenerse seguros y sanos.

Si los conservadores se salen con la suya todos estos servicios desaparecerían. El departamento de salud de Nueva York estima la legislación robaría a 800.000 mujeres de servicios de salud básicos.

Hasta ahora, los conservadores no se han salido con la suya. Varios grupos de salud pública y oficiales electos claves han abogado en contra de esta legislación perjudicial. Cerca de un millón se han apuntado apoyando a Planned Parenthood, pidiendo que el Congreso proteja la salud de las mujeres (y hombres).

Pero no es suficiente—necesitamos su voz también. Nuestros funcionarios electos deben saber lo importante que espara usted proteger la salud de la mujer. Cualquiera de nosotros puede hacer una diferencia y si muchos de nosotros alzamos la voz, será imposible de ignorar. Es fácil—usted puede llamar a su representante, firmar una petición o incluso ir con nosotros a Washington DC (para más información de estas acciones vaya a http://www.ppnyc.org/).

Si los conservadores ganan, millones de mujeres perderán atención medica básica. Es hora de alzar la voz, antes de que sea demasiado tarde. No debe dejar de hacerlo, pues la salud de nuestras madres, hermanas, hijas, esposas y amigas es demasiado importante.

(3/30/11)


Find A Health Center

or

Or Call
1-800-230-PLAN