close

Información Errónea

Nuestra columnista, Haydeé Morales, es la Vicepresidenta de Educación y Entrenamiento y el Centro de Margaret Sanger Internacional de Planned Parenthood of New York City.  Ella escribió este articulo con Balin Anderson, la Directora de Servicios Sociales en el Centro de Salud–Bronx de Planned Parenthood of New York City.

A principios de agosto, una paciente nuestra buscaba el centro de salud de Planned Parenthood en la calle 149 en el Bronx. Mientras trataba de identificar adonde estaba, una mujer se le acercó.

La mujer la dirigió a un Centro de Crisis de Embarazo al otro lado de la calle, donde el personal le mostró videos gráficos y le dijeron que los abortos son procedimientos peligrosos realizados por médicos sin experiencia. Toda la información era incorrecta, irrelevante e inquietante.

Este verano, otra mujer joven con la cual me reuní visitó un Centro de Crisis de Embarazo para obtener una prueba de embarazo. Cuando ella explicó que tenía la intención de tener un aborto y quería irse de la clínica, la persona con la cual estaba hablando primero le pidió y luego exigió que se quedara. De allí, le mostró videos perturbadores, le dio un largo discurso sobre la moralidad del aborto y la asustó con información errónea acerca de los riesgos asociados con el aborto.

Desafortunadamente, escuchamos este tipo de historias con demasiada frecuencia. Los Centros de Crisis de Embarazo hacen todo lo que pueden para aparentar como proveedores médicos legítimos que proporcionan información y servicios médicos imparciales y correctos. Sin embargo, una vez que las mujeres entran, son objeto de acoso, de juicios y mucha información falsa con el propósito de desalentar la búsqueda de métodos anticonceptivos aprobados por la FDA y el aborto legal.

¿Y sabe lo peor? A partir de este momento no hay ninguna ley que reglamenta los Centros de Crisis de Embarazo y no hay manera que las mujeres pueden distinguir entre estos centros y los proveedores legítimos de servicios médicos.

Sin embargo, el Concejo Municipal de Nueva York ha propuesto una ley que regula estos centros – que exige que sean honestos sobre lo que ofrecen y no ofrecen y que mantengan privada la información de las mujeres.

Las mujeres necesitan acceso a atención médica de buena calidad y de fuentes confiables, especialmente en las primeras etapas de un embarazo. Los Centros de Crisis de Embarazo previenen que las mujeres reciban esta atención médica, poniendo su salud e incluso sus vidas a riesgo.

Nueva York tiene muchos lugares donde las mujeres pueden obtener atención médica segura y confiable, independiente de su empleo, seguro médico o estatus migratorio. Muchos de estos proveedores también ofrecen consejeria imparcial para una mujer que enfrenta un embarazo no planeado, lo que le permite considerar todas sus opciones sin presión para hacer una decisión sobre otra. Los Centros de Crisis de Embarazo no les ofrecen a las mujeres ninguna de esas cosas.

Es hora de reglamentar estos centros que engañan a las mujeres y garantizar que ellas tengan acceso a la atención segura y confiable que necesitan.

Es hora que el Concejo Municipal de Nueva York pase esta ley.

(1/24/11)

 


Find A Health Center

or

Or Call
1-800-230-PLAN