close

El Amor a Cualquier Edad

Nuestra columnista, Haydeé Morales, es la Vicepresidenta de Educación y Entrenamiento y el Centro de Margaret Sanger Internacional de Planned Parenthood of New York City

Cuando nuestros familiares de la tercera edad empiezan a depender de nosotros, claro que queremos lo mejor para ellos y ellas. Nos preocupamos de dónde van a vivir, cómo se pagarán sus gastos médicos y cómo asegurarnos que reciban la mejor atención posible.

Pero muchas veces no pensamos en su sexualidad.

Quizás nos parece incómoda, hasta una falta de respeto, la idea de hablar con nuestros padres, madres, tíos o tías sobre el sexo. Quizás pensamos que no es apropiado que una persona mayor se involucre romántica o sexualmente. También quizás suponemos que no hay nada que podemos enseñarles sobre la sexualidad que no saben ya.

Pero la verdad es que el sexo y la sexualidad son una parte saludable de la vida a cualquier edad. Este aspecto de la vida no desaparece simplemente porque nuestros familiares se envejecen. De hecho enfrentan nuevos desafíos andar en pareja por la primera vez en décadas, enfrentar las enfermedades de transmisión sexual o capacidades físicas más limitadas en la intimidad. ¿Entonces qué podemos hacer?

Asegurarnos que cuiden su salud. Las estadísticas existen: Las personas de 50 años o más representan 10% de los nuevos casos de VIH/SIDA y 15% de los que actualmente viven con la enfermedad. La incidencia de las enfermedades de transmisión sexual también está aumentando en los adultos mayores. Nuestros familiares de la tercera edad a veces suponen que ya no se tienen que preocupar respecto al sexo porque ya no tienen el riesgo del embarazo. Desafortunadamente no es así.

Aunque usted puede sentirse incómodo o incómoda en un principio, es importante que hable de las enfermedades de transmisión sexual y el sexo seguro. Asegúrese de que sus familiares mayores sepan lo que es el sexo seguro, además de los métodos de protección y cómo encontrarlos. Empiece la conversación con lo básico preguntar de algún amigo o amiga nuevo o nueva o algo que usted vio en la televisión.

Dígales que hablen con un proveedor médico. Envejecer significa un cuerpo que cambia y algunas enfermedades, medicamentos o cambios fisiológicos pueden afectar la sexualidad de la gente mayor. Dígales que hablen con su proveedor de la salud para averiguar qué tiene sentido para ellos.

Déjeles saber que está bien. La actividad sexual en la gente mayor es una seña de la buena salud física y puede darles alegría y vitalidad. Aunque usted puede sentirse incómodo o incómoda, nuestros familiares de la tercera edad tienen el derecho de ejercer y expresar su sexualidad. La privacidad es importante, además del apoyo y el ánimo.

Está bien si usted tiene miedo o dudas, pero la sexualidad es una parte saludable de la vida en todas sus etapas. Como familiares queremos lo mejor para la salud y bienestar de nuestros parientes mayores y eso incluye su sexualidad.

(11/22/09)

 


Find A Health Center

or

Or Call
1-800-230-PLAN