Make Your Gift
Make Your Gift

Planned Parenthood

Comprender el placer sexual

Planned Parenthood Sex and Sexuality: Understanding Sexual Pleasure

Comprender el placer sexual en pocas palabras

  • El placer sexual es lo que experimentamos al estar excitados sexualmente.
  • El ciclo de respuesta sexual es el patrón de alteraciones en el cuerpo y en lo que sentimos cuando obtenemos placer sexual.
  • El placer sexual mejora la salud y el bienestar.

Muchas personas creen que el placer sexual es una de las experiencias más gratificantes de la vida. Sin embargo, existen muchos mensajes tergiversados acerca del placer sexual en nuestra cultura. Por lo tanto, es probable que no comprendamos bien qué nos ocurre a nosotros y a nuestras parejas. Es probable que tengamos muchas preguntas: ¿qué le ocurre a mi cuerpo cuando me siento sexual?, ¿todas las personas experimentan placer sexual de la misma manera?, ¿cómo es la experiencia de placer sexual en la mujer respecto de la del hombre? y ¿qué es exactamente el placer sexual? Esperamos que la siguiente información responda algunas de estas preguntas.

Ver Todo

¿Qué es el placer sexual?

El placer sexual es lo que experimentamos al estar excitados sexualmente. La excitación sexual es la respuesta del cuerpo a la estimulación sexual. Podemos excitarnos por cosas que oímos, vemos, olemos, saboreamos o tocamos. Pueden estar presentes en el mundo real, en nuestra imaginación o en nuestros sueños. Podemos sentirnos muy excitados cuando acariciamos nuestras zonas erógenas, cuando una pareja lo hace o cuando acariciamos dichas zonas de una pareja.

¿Qué son las zonas erógenas?

Las zonas erógenas son las áreas de la piel que probablemente nos causa excitación cuando las tocan. Por ejemplo, los órganos sexuales son muy sensibles al tacto, en particular el glande del clítoris o el pene. Tocar otros lugares de la piel también puede provocar excitación. Otras zonas erógenas son, por ejemplo, los brazos, la espalda, los glúteos, las orejas, los pies, los dedos de las manos, las piernas, el cuello, los pezones y la vagina.

Cualquier lugar del cuerpo puede ser una zona erógena, pero no son las mismas para todos. Todos tenemos gustos distintos en lo que respecta a los lugares donde nos gusta que nos toquen. Por lo tanto, las zonas erógenas son únicas de cada uno.

¿Qué es el ciclo de respuesta sexual?

El ciclo de respuesta sexual es el patrón de la manera en que reaccionamos a la estimulación sexual, incluso mientras dormimos. El ciclo consta de los cinco pasos siguientes: 

  • Deseo
  • Excitación
  • Meseta
  • Orgasmo
  • Resolución

Algunos de estos pasos, o todos, se experimentan cada vez que tenemos relaciones sexuales, con nosotros mismos o con otra persona. Pero podemos detenernos en cualquiera de ellos. No es necesario que completemos el ciclo para sentirnos sexualmente satisfechos.

Es probable que no nos demos cuenta de cada alteración que ocurre en nuestro cuerpo durante la respuesta sexual. Experimentamos cada una de estas alteraciones en diferentes medidas, según la naturaleza única de nuestro cuerpo. Además, el grado en que responda nuestro cuerpo variará con la salud y la edad y de una experiencia sexual a otra. Por ejemplo, las mujeres pueden tener menos lubricación con el paso de los años o en el caso de tomar ciertos medicamentos. Esto es lo que suele suceder durante cada fase de la respuesta sexual:

Fantasear es una parte importante del placer sexual. La mayoría de las fantasías sexuales son breves. Por ejemplo, podemos imaginarnos por unos segundos a una estrella de cine desnuda o que alguien nos acaricia de determinada manera. Otras fantasías sexuales son más largas. Por ejemplo, podemos imaginarnos un encuentro sexual que tuvimos mientras nos masturbamos o practicamos juegos sexuales con otros. 

¿Qué sucede durante la fase de deseo?

Tenemos pensamientos eróticos, sexualmente excitantes. Muchas cosas distintas pueden hacer que dos personas se sientan mutuamente atraídas, como el contacto visual, la voz o el perfume de la otra persona o la mirada fija en el otro. Todo esto puede llevar a que las personas quieran o “deseen” intimidad sexual con el otro. Los pensamientos eróticos también pueden comenzar cuando estamos solos; podemos estar solos y empezar a pensar en lo placentero que sería masturbarse.

Pasar del deseo a la fase siguiente, la excitación, puede ocurrir en una fracción de segundos, o puede tardar mucho más. Dos personas pueden sentir deseo mutuo durante semanas o incluso meses, por ejemplo, antes de tener contacto íntimo.

¿Qué sucede durante la fase de excitación?

El cuerpo responde al deseo y se excita; reacciona automáticamente al deseo. Dos personas que se atraen probablemente sientan que su cuerpo se excita. Quizá comiencen a comunicar la excitación sexual que sienten por el otro. Esta comunicación puede comenzar con gestos, caricias o sonidos. Durante la excitación sexual, el cuerpo libera feromonas invisibles (olores que aumentan la atracción por el otro).

Esta etapa prepara nuestro cuerpo para el juego sexual.

 

ALTERACIONES EN EL CUERPO DURANTE LA FASE DE EXCITACIÓN

El cuerpo de la mujer

  • Aumenta el ritmo cardíaco.
  • Aumenta la presión sanguínea.
  • Los músculos del cuerpo se tensionan, voluntaria e involuntariamente.
  • Los pezones se ponen erectos y los senos se agrandan.
  • Algunas mujeres de piel clara pueden tener enrojecimiento sexual (enrojecimiento u oscurecimiento de la piel, en particular alrededor del pecho y el cuello).
  • El clítoris se hincha y se agranda levemente.
  • Los labios exteriores se separan.
  • Los labios interiores se hinchan.
  • La vagina se lubrica y se oscurece.
  • El útero se posiciona un poco más arriba respecto de su ubicación habitual.

El cuerpo del hombre 

  • Aumenta el ritmo cardíaco.
  • Aumenta la presión sanguínea.
  • Los músculos del cuerpo se tensionan, voluntaria e involuntariamente.
  • Algunos hombres de piel clara pueden tener enrojecimiento sexual (enrojecimiento u oscurecimiento de la piel, en particular alrededor del pecho y el cuello).
  • Los pezones se ponen erectos.
  • El pene se endurece (se pone erecto).
  • El escroto se engrosa y los testículos suben y se acercan al cuerpo.

 

La fase de excitación puede abandonarse en cualquier momento. El deseo, la excitación y las ganas de tener juegos sexuales son normales. Sin embargo, nunca debemos hacer más de lo que deseamos por el simple hecho de sentirnos sexualmente excitados.
 
La fase de excitación puede ser breve o duradera antes de que comience la fase de meseta.

¿Qué sucede durante la fase de meseta?

El cuerpo experimenta una excitación sexual intensa y prolongada. Suele mantenerse mediante muchos tipos de estimulación física. Puede incluir caricias y fricción en las zonas erógenas; relaciones sexuales vaginales o anales; sexo oral; o puede incluir todo lo anterior. Dura tanto como deseen las parejas.

 

ALTERACIONES EN EL CUERPO DURANTE LA FASE DE MESETA

El cuerpo de la mujer

  • Se acelera la respiración.
  • El ritmo cardíaco continúa aumentando.
  • La presión sanguínea continúa aumentando.
  • Puede continuar el enrojecimiento sexual.
  • Continúa la tensión muscular; pueden ocurrir pequeños espasmos.
  • Las glándulas de Bartolino secretan un fluido lubricante.
  • El clítoris se esconde bajo capuchón.
  • La areola alrededor de los pezones se agranda.
  • Los labios exteriores siguen hinchándose con sangre.
  • El color de los labios interiores es más oscuro.

El cuerpo del hombre

  • Se acelera la respiración. 
  • El ritmo cardíaco continúa aumentando.
  • La presión sanguínea continúa aumentando.
  • Puede continuar el enrojecimiento sexual.
  • Continúa la tensión muscular; pueden ocurrir pequeños espasmos.   
  • Las glándulas de Cowper producen secreción antes de eyacular.     
  • El glande del pene se agranda.
  • Los testículos se agrandan y siguen subiendo y acercándose al cuerpo. 

 
Muchas personas intentan lograr que la fase de meseta dure lo más posible. Algunos desean acumular tanta tensión sexual y muscular como sea posible, a fin de tener orgasmos más satisfactorios. Para otros, el placer intenso de la fase de meseta es tan satisfactorio que pueden obviar por completo la fase siguiente, la fase orgásmica.

¿Qué sucede durante la fase orgásmica?

El orgasmo es el pico más intenso del placer sexual. Ocurre al final de la fase de meseta y tiene lugar cuando la tensión sexual y muscular que se acumula durante la fase de meseta se libera en una serie rápida de espasmos musculares agradables e intensos. Durante el orgasmo, el cuerpo también libera endorfinas que producen sensaciones agradables.

Las mujeres experimentan el orgasmo de diferentes maneras. Asimismo, los orgasmos pueden sentirse diferentes en momentos distintos. Algunas mujeres pueden sentir un orgasmo de cuerpo entero, lo cual abarca más que los órganos sexuales. Otras pueden tener orgasmos múltiples.  Otras pueden tener un orgasmo sólo si fantasean para estimularse.

Es importante que las mujeres comprendan lo que las hace sentir bien. Pueden preferir la estimulación del clítoris, la vagina, el punto G, o quizá les guste la estimulación de todas estas partes del cuerpo. Lo ideal sería que pudieran hablar con sus parejas para recibir el tipo de estimulación que más las satisfaga. Esto puede ser más gratificante que intentar tener un orgasmo de la manera en que piensan que lo tienen otras mujeres.

En los hombres, el orgasmo y la eyaculación suelen ocurrir al mismo tiempo, pero no son lo mismo. En ellos, la eyaculación es la serie de contracciones de la próstata y las vesículas seminales que hacen que el semen salga del pene. Un hombre puede eyacular y no tener un orgasmo. Un hombre también puede tener un orgasmo y no eyacular, como sucede en la eyaculación retrógrada.
 
Los hombres tienen menos probabilidades que las mujeres de experimentar un orgasmo de cuerpo entero u orgasmos múltiples. La mayoría entra en la siguiente fase del ciclo, la fase de resolución, antes de poder tener otro orgasmo o eyaculación.

 

ALTERACIONES EN EL CUERPO DURANTE LA FASE ORGÁSMICA

El cuerpo de la mujer

  • El ritmo cardíaco, la respiración y la presión sanguínea alcanzan el pico más alto.
  • El enrojecimiento sexual se propaga.
  • Tienen lugar espasmos musculares, en particular, en el área pélvica.
  • No hay cambios en el clítoris.
  • La vagina, el útero, el ano y los músculos pélvicos se contraen de 5 a 12 veces con 0.8 segundos de diferencia entre contracción y contracción.
  • Aproximadamente 1 de cada 10 mujeres experimenta la eyaculación femenina.

El cuerpo del hombre

  • El ritmo cardíaco, la respiración y la presión sanguínea alcanzan el pico más alto.
  • El enrojecimiento sexual se propaga.
  • Tienen lugar espasmos musculares, en particular, en el área pélvica.
  • La eyaculación no se puede detener. Esto se denomina inevitabilidad eyaculatoria. Ocurre cuando los conductos deferentes, las vesículas seminales y la próstata comienzan a contraerse.
  • La uretra, el ano y los músculos pélvicos se contraen de 3 a 6 veces con 0.8 segundos de diferencia entre contracción y contracción.
  • El hombre eyacula.

 

La fase orgásmica es la más corta de todas las fases del ciclo de respuesta sexual. Suele durar menos de un minuto y es seguida inmediatamente por la fase de resolución.

¿Qué sucede durante la fase de resolución?

El cuerpo vuelve al estado anterior a la excitación sexual. La resolución ocurre ya sea que la persona tenga un orgasmo o no. Es la última fase del ciclo de respuesta sexual.

Cuando el cuerpo de un hombre entra en la fase de resolución, deja de mantener su erección y experimenta lo que se denomina un periodo refractario. Es el tiempo que le lleva a un hombre poder tener otra erección. La duración del periodo refractario aumenta con la edad. En los hombres jóvenes, este tiempo es bastante breve. A un hombre mayor le lleva mucho más tiempo tener otra erección después de eyacular.
 
Las mujeres no tienen un periodo refractario. Pueden excitarse sexualmente inmediatamente después de tener un orgasmo.

ALTERACIONES EN EL CUERPO DURANTE LA FASE DE RESOLUCIÓN

El cuerpo de la mujer

  • El ritmo cardíaco y la presión sanguínea están por debajo de lo normal y vuelven rápidamente a los niveles normales.
  • Experimenta sudor en todo el cuerpo, incluso en las manos y las plantas de los pies.
  • Disminuye el tamaño de los senos y las areolas. Los pezones dejan de estar erectos.
  • El clítoris sale del capuchón y se achica levemente.
  • Laos labios vuelven al tamaño y a la posición habituales y se aclaran.
  • El color de la vagina se aclara.
  • La abertura del cuello del útero permanece abierta. Esto permite que el semen se desplace hacia el útero. Después de 20 a 30 minutos, la abertura se cierra.

El cuerpo del hombre

  • El ritmo cardíaco y la presión sanguínea están por debajo de lo normal y vuelven rápidamente a los niveles normales.
  • Experimenta sudor en todo el cuerpo, incluso en las manos y las plantas de los pies.
  • Los pezones dejan de estar erectos.
  • El pene pasa a estar blando y más pequeño.
  • El escroto se relaja y los testículos caen y se alejan más del cuerpo. 

¿El placer sexual es bueno para nosotros?

Sí. El placer sexual puede ser importante para la salud física y emocional y el bienestar.

Llevar una vida sexual saludable, con pareja o sin ella, está relacionado con lo siguiente:

  • Mayor salud sexual y reproductiva
  • Mayor salud general
  • Mejor sueño
  • Menor estrés y tensión
  • Mayor autoestima
  • Una apariencia más juvenil
  • Mejor estado físico
  • Una vida más prolongada

Es lamentable que muchos de nosotros hayamos crecido escuchando sólo acerca de los riesgos y los peligros que implica expresarnos sexualmente. Si bien esos riesgos son reales, también es cierto que los juegos sexuales, con pareja o sin ella, pueden ser una fuerza positiva y poderosa en nuestras vidas. Nos ayuda a conectarnos con otras personas y a disfrutar del mundo.

  • tumblr icon
  • google plus icon
  • twitter icon
Comprender el placer sexual