Make Your Gift
Make Your Gift

Planned Parenthood

Imagen corporal

La imagen corporal en pocas palabras

  • La imagen corporal es la manera como te ves y te imaginas a ti misma.
  • Tener una imagen corporal positiva significa, en la mayoría de los casos, que te veas a ti misma de manera precisa, que te sientas cómoda en tu cuerpo y que te sientas bien con tu apariencia. 
  • Es común luchar con la imagen corporal, sin importar quién seas. 
  • Una imagen corporal muy negativa puede provocar trastornos alimenticios y del ejercicio.

Todos tenemos una imagen corporal. Todos tenemos sentimientos con respecto a nuestra apariencia. Además, tenemos pensamientos y sentimientos sobre lo que las otras personas piensan sobre nuestra apariencia. Nuestra imagen corporal general puede variar de muy positiva a muy negativa. Quizá te sientes bien con respecto a algunas partes de tu cuerpo o tu apariencia, pero no con respecto a otras; eso es totalmente normal. La imagen corporal también es la manera en la que te sientes en tu cuerpo: si te sientes fuerte, capaz, atractivo y en control.

Muchos de nosotros luchamos con nuestra imagen corporal. A veces, es difícil entender todos los sentimientos que tenemos con respecto a nuestro cuerpo y a nosotros mismos. Quizá tengas preguntas sobre tu imagen corporal y si lo que piensas o sientes es normal. Éstas son las respuestas a algunas de las preguntas más comunes sobre la imagen corporal.

Ver Todo

¿Qué es la imagen corporal?

La imagen corporal es lo que sientes y piensas cuando te miras a ti mismo. Es también cómo te imaginas que te ven otras personas.

La manera en que te sientes con respecto a todo tu cuerpo (p. ej., su físico, y piernas, nariz, abdomen, el color de la piel y el color o la textura del cabello) cumple una función muy importante en la imagen corporal. Esto también incluye los órganos sexuales: la vagina y la vulva, los senos o el pene.

¿Cómo se forma nuestra imagen corporal?

Nosotros no creamos nuestra imagen corporal solos. Las personas que nos rodean y nuestra cultura tienen una fuerte influencia en nuestra imagen corporal. Todo el tiempo recibimos mensajes positivos y negativos sobre nuestro cuerpo de la familia y los amigos, y esto comienza muy temprano en nuestras vidas. Por ejemplo, nos puede gustar el ejercicio físico y nos sentimos fuertes y capaces si nuestros padres comparten con nosotros su pasión por la actividad física. Por otro lado, podemos tener una imagen corporal negativa si nuestros padres critican nuestra apariencia.

También recibimos mensajes sobre nuestra imagen corporal de la televisión, las revistas, las películas y de otros medios de comunicación. Muchas de las creencias que tenemos sobre el aspecto que “deberían” tener las mujeres y los hombres, vienen de las modelos y celebridades que vemos en los medios de comunicación. Sin embargo, las modelos y las celebridades no se parecen a la mayoría de las personas. Por ejemplo, en promedio, las modelos tienen cuerpos muy diferentes. Pesan 23% menos que las mujeres que no son modelos.

Todo lo que debemos hacer es mirar a nuestro alrededor: los cuerpos de las personas que viven en el mundo real son distintos a los que vemos en los medios.

La imagen corporal también se ve afectada por el proceso natural del envejecimiento y por nuestra experiencia de vida. A medida que nuestros cuerpos cambian, también cambian nuestros sentimientos. Algunas etapas de la vida, como la pubertad o la menopausia y la andropausia, son momentos clave en los que la imagen corporal de una persona puede cambiar. Si las personas se han lastimado, se enferman o tienen alguna discapacidad, su imagen corporal también puede verse afectada.

Nuestro estado emocional también influye en nuestra imagen corporal. Cuando el trabajo o las relaciones se vuelven estresantes, muchas personas notan que su imagen corporal puede verse afectada.

¿Qué es una imagen corporal positiva?

Las personas que aceptan su apariencia y se sienten bien con su cuerpo tienen una imagen corporal positiva en la mayoría de los casos. Quizá su apariencia no coincide con los ideales de la familia o de los medios de comunicación. Sin embargo, han aprendido a sentirse orgullosas de su apariencia. 

No es necesario ser delgado o alto o tener alguna otra característica física específica para tener una imagen corporal positiva. No importa cómo es tu aspecto físico. Tener una imagen corporal positiva significa cómo te sientes acerca de tu apariencia.

Tener una imagen corporal positiva también consiste en pensar cómo te sientes físicamente y en tu capacidad física, no es sólo pensar en tu apariencia. Por ejemplo, las personas que pueden subir una escalera fácilmente quizá tengan una mejor imagen corporal que las personas que tienen dificultades para hacerlo.

Tener una imagen corporal positiva también significa que te ves como realmente es. Muchas personas con una imagen corporal positiva saben que no tienen el cuerpo que quiseran tener. Sin embargo, lo aceptan, y aprecian como son.

Las personas con una imagen corporal positiva también entienden que su apariencia no determina su autoestima.

¿Qué es una imagen corporal negativa?

Se crea una imagen corporal negativa cuando alguien siente que su cuerpo no está a la altura de los ideales de la familia, de la sociedad o de los medios de comunicación. Muchas personas sienten que no cumplen con las expectativas, sobre todo cuando se comparan con los estereotipos de belleza que se ven comúnmente en los medios de comunicación.

A diferencia de las personas con una imagen corporal positiva que se sienten satisfechas con su imagen, las personas con una imagen corporal negativa suelen sentirse insatisfechas. Incluso es probable que no se vean como realmente son. Las personas con una imagen corporal negativa se miran en el espejo y se ven a ellas mismas o a ciertas partes del cuerpo más grandes o más pequeñas o de algún modo diferente de cómo son en la realidad.

Si tienes una imagen corporal negativa, tal vez te sientas inseguro o incómodo y te avergüences de tu propio cuerpo. Todos podemos alguna vez sentirnos de esta manera con respecto a nuestro cuerpo y a nosotros mismos; es totalmente normal. Sin embargo, si tienes pensamientos negativos sobre tu aspecto, o cómo crees que te ven los demás, quizá tengas un problema. Además, podría ser grave. Tener una imagen corporal negativa puede afectar tu salud y tu bienestar; tal vez sería conveniente consultar con un consejero profesional.

 

¿Tengo una imagen corporal positiva o negativa?

A continuación, tenemos algunas preguntas para que pienses sobre tu imagen corporal:
  • ¿Cómo te sientes cuando te miras en el espejo?
  • ¿Cómo te sientes cuando ves fotos de personas atractivas en revistas, en la televisión o en Internet?
  • ¿Qué te parece que las demás personas piensan sobre tu apariencia?
  • ¿Alguna vez evitas ciertas actividades, como hacer ejercicio o tener relaciones sexuales, porque te sientes incómodo mostrando tu cuerpo?
  • ¿Te sientes crítico de tu apariencia con frecuencia?
  • ¿Cómo respondes habitualmente cuando las personas elogian tu apariencia?
  • ¿Puedes enumerar tres partes favoritas de tu cuerpo?
  • ¿Sueles sentir celos de otras personas por la apariencia que tienen?

¿Cómo puede una imagen corporal negativa afectar mi salud y mi bienestar?

Tener una imagen corporal negativa por mucho tiempo puede afectar tu salud mental y tu salud física. Las personas que tienen una imagen corporal negativa por mucho tiempo están más predispuestas a lo siguiente:

  • Tener ansiedad, depresión, autoestima baja, vergüenza y dificultades para concentrarse
  • Correr riesgos con su salud sexual
  • Aislarse socialmente
  • No participar en actividades saludables que requieren mostrar su cuerpo, tales como hacer ejercicio, tener relaciones sexuales, ir al médico o nadar
  • Tener problemas graves de salud mental, como anorexia, bulimia, hacer ejercicio en exceso o comer en exceso. Estos trastornos pueden ser muy graves.

Es muy difícil tratar un trastorno alimenticio o del ejercicio sin ayuda. Si tú o alguien que conoces sufre alguno de estos trastornos, es una buena idea pedir ayuda. El personal del centro de salud local de Planned Parenthood puede referirte a los recursos que se encuentran en tu área.

Puedes comunicarte también con National Eating Disorders Association (Asociación Nacional de Trastornos Alimenticios).

 

Imagen corporal y salud sexual

La imagen corporal es un aspecto importante de la salud sexual. Las personas que se sienten cómodas con su cuerpo están más predispuestas que otras a tomar decisiones saludables en su vida sexual, como proteger su salud usando condones. Las personas que se sienten cómodas con sus órganos sexuales están más predispuestas a hablar abiertamente con su pareja sobre las relaciones sexuales. Las personas que se avergüenzan de su cuerpo, incluso de sus órganos sexuales, tal vez no se sientan lo suficientemente seguras y fuertes como para tomar decisiones saludables en su vida sexual.

 

Especialmente para adolescentes

La adolescencia y la preadolescencia son etapas de la vida en la que los cuerpos y la imagen corporal de los jóvenes cambian rápidamente. También es una etapa en la que muchas personas, en particular las adolescentes, tienen problemas con la imagen corporal negativa. Conoce más sobre adolescencia e imagen corporal en Charla de adolescentes.

¿Qué puedo hacer para mejorar mi imagen corporal?

Hay muchas cosas que puedes hacer para mejorar tu imagen corporal, incluso sin cambiar su cuerpo. Recuerda que la imagen corporal no se trata de cómo te ves, sino de cómo te sientes con respecto a tu aspecto.

Algunas personas quieren cambiar la manera de cómo se sienten con respecto a sus cuerpos. Muchas veces, puede ser bueno hablar con una persona de confianza, como un amigo o un familiar, sobre cómo te sientes. También puede ser útil la ayuda profesional de un terapeuta. Hablar sobre los sentimientos negativos que tienes y encontrar nuevas formas de pensar sobre tu cuerpo y tu autoestima es una buena manera de cambiar una imagen corporal negativa.

Piensa en tu cuerpo de modo diferente. Presta atención a los momentos en los que te sientes mal con respecto a tu cuerpo. ¿Te has pesado hace poco? ¿Has leído alguna revista recientemente? ¿Has hablado con un amigo o familiar que tiene una opinión negativa con respecto a su cuerpo?

 

Sugerencias para lograr una imagen corporal positiva

En un mundo que constantemente muestra definiciones limitadas de la belleza, ¿cómo puedes mantener una imagen corporal saludable? Éstas son algunas sugerencias:

  • Recuerda que la salud y la apariencia son dos cosas diferentes.
  • Acepta y valora tus genes. Probablemente heredaste una gran cantidad de rasgos de tus familiares, por eso valóralos tanto como valoras a tu familia.
  • Lleva una lista de todas tus cualidades que no están relacionadas con tu apariencia.
  • Es mejor rodearse de personas comprensivas que te hagan sentir bien contigo mismo.
  • Trata bien a tu cuerpo.

 

Se puede decidir cambiar de apariencia, de muchas maneras y por muchas razones. Si quieres cambiar tu apariencia, asegúrate de tener expectativas realistas. Si tienes una imagen corporal negativa, es importante que trates los aspectos emocionales y mentales de esa imagen para que los cambios físicos sean realmente positivos.

Algunas personas deciden hacer cambios en su estilo de vida; por ejemplo, seguir una dieta específica y cumplir con un programa de ejercicios para perder peso, aumentar la masa muscular o cambiar su cuerpo en otros aspectos. Esto, a menudo, puede ser una opción saludable. Si estás planificando hacer un cambio importante en tu estilo de vida, puede ser una buena idea hablar con un proveedor de atención de la salud para que te aconseje sobre la manera más saludable de hacerlo.

Las personas también cambian su apariencia de otros modos; por ejemplo, se tiñen o se hacen tratamientos para el cabello, o usan productos para cambiar la apariencia de la piel. Algunos cambios pueden elevar la autoestima y mejorar la imagen corporal, y otros cambios pueden no ser tan efectivos. La clave es tener expectativas realistas en cuanto a los cambios en su apariencia, si es que realmente eso va a cambiar la manera como te sientes con respecto a ti mismo.

 

Cirugía plástica

Hay personas que se hacen cirugía plástica para cambiar las partes del cuerpo con las que no están conformes. Ésta es una manera de tratar la imagen corporal negativa. No obstante, cambiar una parte del cuerpo no modifica necesariamente la manera como se siente una persona.

 

Si estás planificando hacer un cambio drástico en tu apariencia, deberías pensar en las posibles consecuencias que eso podría tener para tu salud. Puede ser una buena idea hablar sobre tus planes con un amigo de confianza, un familiar o un proveedor de atención de la salud.

  • tumblr icon
  • google plus icon
  • twitter icon
Imagen corporal