Planned Parenthood

Verrugas genitales

Genital Warts

Las verrugas genitales en pocas palabras

  • Es una infección común de transmisión sexual.
  • Se propaga fácilmente a través del contacto de piel a piel.
  • Existe tratamiento para los síntomas de verrugas genitales.
  • Existen maneras de reducir los riesgos de contraer verrugas genitales.

Todos deseamos protegernos a nosotros mismos y mutuamente contra enfermedades de transmisión sexual, como las verrugas genitales. Aprender más sobre estas verrugas es un primer paso importante.

A continuación, se incluyen algunas de las preguntas más comunes que la gente hace sobre las verrugas genitales. Esperamos que encuentres las respuestas útiles, ya sea que te parezca que puedes tener verrugas genitales, te las hayan diagnosticado o simplemente sientas curiosidad.

Ver Todo

¿Qué son las verrugas genitales?

Las verrugas genitales son tumores en la piel del área genital y alrededor del ano. Son causadas por ciertos tipos de virus del papiloma humano.

Existen más de 100 tipos de Virus del Papiloma Humano. Algunos tipos de este virus producen verrugas en diferentes partes del cuerpo, como en las plantas del pie y en las manos, que son frecuentes. Algunos pueden derivar en ciertos tipos de cáncer , denominados tipos de virus del papiloma humano de alto riesgo. Otros provocan verrugas genitales.

La mayoría de las verrugas genitales son causadas por dos tipos de Virus del Papiloma Humano, los tipos 6 y 11. Las verrugas genitales pueden aparecer en la boca o en el área genital: vulva, vagina, cuello del úterorectoano, pene o escroto. Se transmiten de una persona a otra por el contacto de piel a piel, generalmente durante el juego sexual.

Las verrugas genitales son muy comunes. Entre 500,000 y 1 millón de personas se contagian de verrugas genitales anualmente.

¿Cuáles son los síntomas de las verrugas genitales?

Los síntomas frecuentes de las verrugas genitales son bultos suaves al tacto y del color de la piel que pueden tener el aspecto de la superficie de un coliflor. A menudo aparecen en más de un lugar y pueden agruparse en grandes masas tumorales. Las verrugas genitales normalmente son indoloras, pero pueden provocar picazón.

Puedes observar y palpar las verrugas genitales en la vagina o vulva, cuello del útero, pene, ano o uretra. Además, también es posible, pero no muy probable, que aparezcan en la boca, los labios, la lengua y el paladar, o en la garganta.

Las verrugas genitales por lo general se desarrollan de seis semanas a seis meses después de la infección. Sin embargo, puede demorar más tiempo.

A menudo crecen más rápidamente durante el embarazo o cuando el sistema inmunitario de una persona está debilitado a causa de lo siguiente:

  • Quimioterapia
  • Diabetes
  • VIH/SIDA
  • Enfermedad de Hodgkin
  • Tomar medicamentos contra el rechazo después de un transplante de órganos

¿Las verrugas genitales son peligrosas?

Es probable que las verrugas genitales te resulten desagradables o te generen un malestar leve, pero no son peligrosas. No obstante, pueden causar ampollas y sangrado, que aumenta el riesgo de contagio de una infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Las verrugas genitales y el cáncer

A muchas personas les preocupa que las verrugas genitales las expongan a contraer un cáncer. Sin embargo, los tipos de virus del papiloma humano que causan las verrugas genitales no provocan cáncer.

Es normal tener más de una infección por el virus del papiloma humano al mismo tiempo. Además, las verrugas pueden ser un signo de infección de un tipo más grave de este virus. Las mujeres pueden detectar la presencia de los tipos más graves por medio de las pruebas de Papanicolau periódicas.

Las verrugas genitales y el embarazo

Las mujeres que tienen verrugas genitales pueden tener embarazos saludables. No obstante, una mujer embarazada debe informar a su proveedor de atención de la salud si alguna vez tuvo verrugas genitales. De esa manera, podrá obtener cualquier tratamiento que necesite. Algunas veces estas verrugas se desarrollan con más rapidez durante el embarazo. El profesional de la salud puede eliminarlas antes del nacimiento para evitar que sangren durante el parto.

En muy pocos casos, la madre puede contagiar las verrugas genitales al recién nacido durante el parto vaginal. Esto puede provocar enfermedades graves para el recién nacido, que incluyen problemas respiratorios y problemas de desarrollo muy serios, los cuales, algunas veces, pueden ser mortales. Puede que sea necesario realizar una cesárea para evitar transmitir la infección durante el parto o si es probable que las verrugas sangren durante el nacimiento.

¿Cómo puedo saber si tengo verrugas genitales?

Únicamente tu proveedor de atención de la salud puede diagnosticar correctamente las verrugas genitales. En las mujeres, las verrugas genitales a menudo se observan durante un examen pélvico. Lamentablemente, por lo general no se examina a los hombres para detectar la presencia de enfermedades de transmisión sexual, a menos que manifiesten síntomas.

Los hombres y las mujeres que tienen más de una pareja sexual, o cuyas parejas tienen más de una pareja sexual, deben realizarse exámenes periódicos para detectar la presencia de enfermedades de transmisión sexual, incluidas las verrugas genitales.

 

No todos los bultos son verrugas

Otras infecciones y problemas de salud a menudo se confunden con los síntomas de las verrugas genitales. Ése es el motivo por el que es importante que tu proveedor de atención de la salud examine los bultos. Las hemorroides, la sífilis, los tumores cutáneos benignos, las pápulas perladas del pene y otras afecciones pueden tener síntomas parecidos a los de las verrugas genitales. En muy raras ocasiones, ciertos tipos de cáncer de piel también pueden tener un aspecto similar a las verrugas genitales.

¿Existe tratamiento para las verrugas genitales?

Es muy frecuente que nuestro propio cuerpo combata el virus. Si eso ocurre, las verrugas desaparecen sin tratamiento. Por ese motivo es que muchas personas escogen sólo esperar que las verrugas desaparezcan por sí mismas. No obstante, puedes elegir recibir tratamientos contra las verrugas genitales si son incómodas, son un impedimento para los juegos sexuales o te desagrada el aspecto que tienen.

Las verrugas se pueden eliminar con varios tratamientos. Consulta con tu proveedor de atención de la salud para decidir cuál es el mejor tratamiento para tu caso.

Existen varios medicamentos que se pueden aplicar directamente en las verrugas genitales, según el lugar donde estén ubicadas. Algunos tratamientos recetados se pueden usar en la casa. Otros deben ser administrados por tu proveedor de atención de la salud. Algunos tratamientos para las verrugas genitales pueden provocar malestar. Además, algunos no se pueden usar durante el embarazo.

Las verrugas genitales también se pueden eliminar si se las congela. Esto se denomina crioterapia. También es posible quemarlas, lo que se denomina electrocauterización. O bien, se pueden eliminar con cirugía o láser. En algunos casos, se tratan con inyecciones de interferón, que es otro tipo de medicamento.

Al igual que todos los medicamentos, los tratamientos para las verrugas genitales tienen riesgos y efectos secundarios. Tu proveedor de atención de la salud puede explicarte cómo son y ayudarte a tolerar los efectos secundarios de su tratamiento.

 

Después de realizarse un tratamiento para las verrugas genitales, sigue estos consejos:

  • Mantén limpia la zona.
  • No te rasques en la zona tratada.
  • Lávate las manos después de tocar las verrugas.
  • Evita el contacto sexual si sientes incomodidad.
  • Aplica compresas frías para aliviar el malestar, o puedes tomar paracetamol (Tylenol) o ibuprofeno (Advil o Motrin).

 

Para la mayoría de las personas, la primera serie de tratamientos contra las verrugas genitales tiene resultados positivos en la eliminación de las verrugas. Sin embargo, a pesar de que las verrugas desaparecen con tratamiento, pueden aparecer de nuevo. Esto se debe a que los tratamientos pueden eliminarlas, pero no curan el virus que las causa.

En algunas personas, especialmente si son fumadoras, las verrugas pueden regresar varios meses después del tratamiento. Mientras que en otras, pueden aparecen nuevamente aun después de mucho tiempo.

¿Dónde me pueden examinar para ver si tengo verrugas genitales? ¿Dónde puedo obtener tratamiento?

El personal del centro de salud local de Planned Parenthood, al igual que muchas otras clínicas, departamentos de salud y proveedores privados de atención de la salud pueden diagnosticar las verrugas genitales y ayudarte a obtener cualquier tratamiento que pudieras necesitar.

¿Cómo se propagan las verrugas genitales?

Las verrugas genitales se transmiten a través del contacto de piel a piel, generalmente durante el juego sexual vaginal, anal u oral. Existe una posibilidad de contagio de esta infección aun cuando las verrugas no están visibles. El tratamiento aparentemente disminuye la probabilidad de transmitir la infección a la pareja sexual.

¿Cómo puedo evitar contraer o propagar las verrugas genitales?

  • Aplícate la vacuna contra el virus del papiloma humano. Te puede proteger contra los dos tipos de este virus que causan el 90% de todos los casos de verrugas genitales.

  • Abstente del juego sexual en el que hay contacto de piel con piel. 

  • Si decides tener relaciones sexuales vaginales o anales, utiliza un condón cada vez que lo hagas. Los condones pueden reducir el riesgo de verrugas genitales. No son tan eficaces contra el virus del papiloma humano como lo son contra otras infecciones, como la clamidia y el virus de inmunodeficiencia humano (VIH), pero reducen en gran medida el riesgo de infección. Puedes usar condones, barreras de látex Sheer Glyde, barreras de látex bucal o envoltorios de plástico durante el sexo oral para reducir aún más el riesgo. 

  • Deja de fumar. Los fumadores pueden tener más posibilidades de desarrollar verrugas genitales que los no fumadores. Además, en ellos es más probable que las verrugas vuelvan a aparecer.
  • tumblr icon
  • google plus icon
  • twitter icon
  • rss icon
Verrugas genitales