Planned Parenthood

Herpes

Planned Parenthood: STD: Herpes

El herpes en pocas palabras

  • Es una infección muy común de transmisión sexual.
  • Puede manifestarse en la boca (herpes bucal) o en los genitales (herpes genital).
  • Se propaga fácilmente con o sin síntomas.
  • Existe tratamiento para los síntomas del herpes.
  • Existen maneras de reducir los riesgos de contraer herpes.

Las enfermedades de transmisión sexual son muy frecuentes. Pero podemos protegernos y proteger a nuestras parejas de las enfermedades de transmisión sexual, como el herpes. Aprender más sobre esta enfermedad es un primer paso importante.

A continuación, se incluyen algunas de las preguntas más comunes que la gente hace sobre el herpes. Esperamos que las respuestas te sean útiles, ya sea que te parezca que puedas tener herpes, te lo hayan diagnosticado o simplemente sientas curiosidad.

Ver Todo

¿Qué es el herpes?

El herpes es una infección muy común. Es causada por virus diferentes pero muy relacionados. Los virus son el virus herpes simple tipo 1 y el virus herpes simple tipo 2. Ambos son muy fáciles de contraer. Permanecen de por vida en el cuerpo y pueden causar síntomas que aparecen y desaparecen.

Las dos formas de herpes pueden infectar el área de la boca, el área de los genitales o ambas. Cuando la infección se encuentra en la boca o cerca de ella, se llama herpes bucal. El herpes bucal frecuentemente es causado por el virus herpes simple tipo 1. Cuando la infección de herpes se encuentra en los órganos sexuales o cerca de ellos, se llama herpes genital. El herpes genital generalmente es causado por el virus herpes simple tipo 2. Hasta ocho de cada 10 estadounidenses adultos tienen herpes bucal. Y alrededor de uno de cada cuatro estadounidenses adultos tiene herpes genital. Millones de personas no saben que tienen herpes porque nunca tuvieron, o notaron, los síntomas del herpes.

¿Cuáles son los síntomas del herpes?

Síntomas del herpes bucal

Cuando una persona tiene herpes bucal, aparecen "llagas" o "ampollas" sobre los labios o alrededor de la boca. Estas llagas también pueden aparecer dentro de la boca, pero generalmente esto sucede sólo la primera vez que aparecen los síntomas de herpes bucal. Los síntomas pueden durar algunas semanas y desaparecer. Pueden volver a aparecer a las semanas, meses o años. Son muy molestos pero frecuentemente no provocan daños en niños ni en adultos. Pero las llagas pueden ser muy perjudiciales en recién nacidos.

Síntomas del herpes genital

La mayoría de las personas con herpes genital no tienen síntomas, muestran síntomas muy leves que pasan desapercibidos o algunos síntomas que no reconocen como síntomas de la infección. El síntoma típico del herpes es un grupo de llagas o ampollas, generalmente en la vagina, vulvacuello del útero, pene, glúteos oano. Los síntomas pueden durar varias semanas y desaparecer. Pueden volver a aparecer a las semanas, meses o años.

La primera vez que aparecen los síntomas de herpes genital se llama "primer episodio" o "herpes inicial". Generalmente, los síntomas de herpes inicial son más notorios que aquéllos de los rebrotes posteriores.

Algunos de los síntomas de herpes genital son:

  • Ampollas
  • Sensación de ardor si la orina cae sobre las llagas
  • Imposibilidad de orinar si una marcada hinchazón de las llagas bloquea la uretra
  • Picazón
  • Llagas abiertas
  • Dolor en el área infectada

En el herpes inicial, los síntomas también pueden incluir:

  • Glándulas hinchadas y sensibles en el área de la pelvis, la garganta y en las axilas
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Sensación general de cansancio
  • Sensación de dolor similar a la de una gripe

Si aparecen síntomas de herpes inicial, generalmente lo hacen de 2 a 20 días después de la infección. Pero pueden pasar años hasta que aparezcan los primeros síntomas.

Las llagas del herpes inicial frecuentemente sanan en aproximadamente dos a cuatro semanas. Pero el virus permanece en el cuerpo. Puede reaparecer y causar la reaparición de las llagas. Los síntomas de los rebrotes generalmente se sanan en unos 10 a 14 días. Los síntomas del herpes pueden ser más dolorosos y duraderos en mujeres y hombres que tienen alguna enfermedad que debilita su sistema inmunitario, como en el caso de la leucemia y el VIH.

 

Herpes y VIH

Si tienes herpes o VIH, es muy importante practicar el sexo más seguro. Los estudios demuestran que todas las infecciones de transmisión sexual pueden aumentar el riesgo de contraer el VIH. Las personas con herpes genital tienen al menos el doble de riesgo de contraer el VIH si se exponen a esta enfermedad que aquellas personas sin herpes. Y las personas con VIH y herpes genital son más propensas a transmitir el VIH a sus parejas que aquellas personas que no tienen herpes genital.

¿Cómo puedo saber si tengo herpes?

Sólo un proveedor de atención de la salud puede diagnosticar el herpes a través de un examen físico y análisis. Un análisis de sangre puede determinar si estás infectado con herpes bucal o genital, aun en los casos en los que no se tienen síntomas. Los proveedores de atención de la salud también pueden confirmar la presencia de herpes analizando fluidos que extraen de las llagas.

Si crees que tienes llagas producidas por herpes, es mejor hacerte revisar lo antes posible. Es importante asegurarse de que las llagas son producidas por el herpes. Otras infecciones de transmisión sexual graves, como la sífilis, pueden parecerse al herpes pero requieren un tratamiento diferente.

¿Existe tratamiento para el herpes?

Sí. Si tienes herpes, puedes tomar algunos medicamentos que te ayudarán a controlar la infección. Frecuentemente, el uso de tratamientos para el herpes es muy eficaz para acelerar el proceso de cicatrización de las llagas e impedir la recurrencia de los brotes.

Los baños con agua tibia pueden proporcionar alivio para el dolor. La ropa de algodón ayuda a prevenir la irritación. Mantén secas las llagas; si están húmedas, se puede retrasar su cicatrización. La aplicación de compresas de agua fría o hielo sobre las llagas puede calmar las molestias. Los calmantes como la aspirina, el acetaminofeno, el paracetamol o el ibuprofeno pueden ayudar a aliviar las molestias y la fiebre.

Si bien el tratamiento para el herpes es útil, el virus no se cura. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los rebrotes disminuyen en cantidad e intensidad con el paso de los años.

¿Dónde puedo obtener una prueba o un tratamiento para el herpes?

¿Cómo se propaga el herpes?

El herpes se propaga a través del tacto, los besos y el contacto sexual, que incluye el sexo vaginal, anal y oral. Se puede transmitir de un integrante de la pareja al otro y de una parte del cuerpo a la otra. Un breve contacto de piel a piel es todo lo que se necesita para transmitir el virus. Como el herpes puede no presentar síntomas durante años, algunas veces es muy difícil saber quién inició el contagio.

Si bien no es usual, el herpes genital también se puede transmitir de una mujer embarazada a su bebé durante el parto vaginal.

El herpes es más contagioso cuando las llagas están abiertas, húmedas o cuando supuran, hasta que se curan y se caen las costras. Pero el herpes también se puede contagiar cuando no se tienen síntomas: la mayoría de las personas contraen el herpes genital de personas que no presentan síntomas. Y la mayoría de las personas con herpes bucal se contagiaron de pequeños.

El recubrimiento de la boca, la vagina, el pene, el ano y los ojos se puede infectar fácilmente con herpes. La piel se puede infectar si tiene un corte, si está irritada o quemada, o si tiene un sarpullido u otras llagas.

¿Cómo puedo prevenir el contagio o la propagación del herpes?

Existen tres formas principales para prevenir la propagación del herpes genital.

  • Suspende inmediatamente el contacto sexual apenas sientas síntomas de un brote. Los síntomas de un brote pueden ser una sensación de ardor, picazón o cosquilleo. No tengas relaciones sexuales vaginales, anales u orales, ni siquiera usando uncondón. Espera siete días hasta que se curen las llagas. El virus se puede propagar a través de llagas que la protección del condón no cubre. También se puede propagar por medio de la transpiración o de los fluidos vaginales hacia lugares que la protección del condón no alcanza.
  • Usa condones entre un brote y otro para reducir el riesgo de transmisión.
  • Utiliza los tratamientos para el herpes. El riesgo de transmisión se puede reducir enormemente si la pareja que tiene herpes toma una pequeña dosis diaria de medicación contra el herpes.

El contacto con cualquier tipo de llaga de herpes puede propagar el virus de un integrante de la pareja al otro o de una parte del cuerpo a la otra, especialmente durante el primer brote de herpes. Si tienes llagas de herpes, sigue estos consejos:

  • No toques las llagas. En caso de hacerlo, lávate las manos con agua y jabón; de esta manera se mata el virus. Lávate las manos después de ir al baño, antes de restregarte los ojos y antes de tocar lentes de contacto.
  • No mojes las lentes de contacto con saliva, en especial si tienes herpes bucal.

Si tienes una llaga en la boca, no beses a nadie, especialmente a bebés, niños o mujeres embarazadas.

¿Es el herpes recurrente en todos los casos? ¿Puedo prevenir que vuelva a aparecer?

La reaparición del herpes se llama "recurrencia" o "rebrote". Es posible que el herpes no vuelva a aparecer, pero en caso de que aparezca nuevamente, el tiempo y la gravedad son diferentes en cada persona. Algunas personas raramente tienen recurrencias. Otras suelen tenerlas con frecuencia. Es más probable que la recurrencia del herpes suceda durante el primer año después de la infección. Las recurrencias pueden ser más frecuentes en las personas que tienen sistemas inmunitarios más débiles.

Es posible que se sientan algunos síntomas antes de una recurrencia, por ejemplo, un cosquilleo, ardor o picazón en lugares donde previamente había llagas. Estos síntomas podrían comenzar unas pocas horas antes o un día antes de que aparezcan las llagas. Cuando los síntomas vuelven a aparecer, generalmente no son tan graves como los síntomas del brote de herpes inicial.

Las recurrencias del herpes oral pueden ser causadas por una exposición al sol, una lastimadura en los labios u otras infecciones. No se conocen las verdaderas causas de las recurrencias del herpes genital. Es posible que algunas causas de las recurrencias sean: otras infecciones, el estrés, una cirugía, el periodo menstrual, las relaciones sexuales y las irritaciones en la piel.

  • Se pueden tomar medicamentos contra el herpes para tratar los brotes individuales. No son tan eficaces en las recurrencias como lo son durante el brote de herpes inicial, pero pueden ser útiles para algunas personas.

  • Se pueden tomar medicamentos contra el herpes todos los días para reducir la frecuencia y la duración de las recurrencias. Estos medicamentos son más eficaces en personas con recurrencias frecuentes. El uso diario de estos medicamentos se denomina "terapia de supresión".

  • Una buena dieta, suficiente descanso y horas de sueño, y un programa eficaz para reducir el estrés pueden ayudar a prevenir las recurrencias del herpes.

  • Si tienes herpes oral, evita exponerte al sol.

¿El herpes afectará mi embarazo?

Es normal que las mujeres con herpes genital se preocupen por las posibles consecuencias de la infección en el recién nacido. Si estás embarazada y tienes herpes genital, probablemente no debas preocuparse. Es muy poco frecuente que una mujer con herpes recurrente contagie la infección a su bebé recién nacido.

El herpes representa el mayor peligro para el recién nacido si la mujer se infecta durante el embarazo. Lo más importante que tú puedes hacer es evitar infectarte con herpes genital durante el embarazo.

Quizás debas considerar realizarte un análisis de herpes si nunca tuviste los síntomas de herpes genital y si tu pareja tiene antecedentes de herpes genital. También deberías considerar realizarte un análisis si tienes algún temor de haber estado expuesta. El análisis será útil porque es posible que tengas el virus pero que nunca hayas tenido los síntomas o los hayas notado.

Si no tienes herpes genital pero tu pareja sí lo tiene, evita tener sexo sin protección, ya sea oral, vaginal o anal. Tu pareja podría considerar también la opción de tomar medicamentos para el herpes mientras tú estás embarazada. Los medicamentos para el herpes reducirán el riesgo de contagiarte a ti la infección.

Si bien es muy poco frecuente, el contacto con las llagas del herpes durante el parto puede causar una infección grave que ponga en riesgo la vida del bebé. Comunícale a tu proveedor de atención de la salud si tienes herpes. Si tienes llagas de herpes cuando comienza el parto, es posible que tu proveedor de atención de la salud recomiende una cesárea para evitar que se infecte al recién nacido. En muy raras ocasiones el feto se infecta antes del parto.

Planifica conjuntamente con tu proveedor de atención de la salud las mejores opciones de cuidado para ti y para tu bebé. Comenta con tu proveedor de atención de la salud todas las inquietudes que tengas sobre el herpes y el embarazo. Conocer más sobre el herpes te puede ayudar también a tomar las decisiones más acertadas sobre tu salud y la salud de tu bebé.

El herpes oral en el embarazo

Si tienes un brote de herpes oral mientras estás embarazada, no te preocupes. No hay motivos para que eso perjudique el embarazo. No obstante, si después de dar a luz tienes un herpes labial, no beses a tu bebé hasta que se haya cicatrizado completamente, para evitar infectar al bebé.

¿Dónde puedo obtener más información sobre el herpes?

Muchos centros de salud de Planned Parenthood cuentan con grupos de apoyo para las personas que conviven con el herpes.

La Asociación Americana de Salud Social patrocina un programa que asiste a las personas con herpes, el Centro de Recursos del Herpes. Este centro publica trimestralmente un boletín informativo, tiene una línea telefónica de información gratuita y organiza grupos de ayuda. El Centro Internacional de Recursos del Herpes es   otro lugar excelente para buscar más información y apoyo.

  • tumblr icon
  • google plus icon
  • twitter icon
  • rss icon
Herpes